Nosotros domingo 22 de jun 2008, 10:58pm - nota 6 de 7

Instantáneas durangueñas

Por: Enrique Arrieta Silva|El Siglo de Durango/Durango, Dgo.


Los corredores durangueños de la Panamericana

La carrera automovilística Panamericana de los años cincuenta, que partía de Ciudad Juárez y llegaba hasta el Ocotal, Chiapas, tras un recorrido de 3,440 kilómetros, fue de los más popular en nuestro país y consiguientemente en Durango que era su segunda etapa.

Durango entonces, donde se congregaba gran número de público para presenciar la llegada de los intrépidos pilotos a bordo de sus rugientes mercedes, ferraris, alfa romeo y demás marcas europeas, no podía permanecer al margen, y no permaneció en el año de 1950, cuando participaron en el accidentado evento los durangueños Leonel Núñez al volante de un Buick 1948 y Celestino Flores Carrillo como copiloto. La poderosa máquina de los durangueños ostentaba en el cofre y en la parte superior dos bravos y venenosos alacranes.

La carrera de ese año, arribó a Durango el 6 de mayo aproximadamente a las 12 horas, con el público alborozado vitoreando a sus representantes. Sin embargo, el gozo se fue al pozo; kilómetros adelante empezó la mala suerte para los pilotos alacranes, pues al salir de Fresnillo, se les decompuso el radiador y se poncharon cuatro veces en el transcurso de la carrera.

Los pilotos alacranes, llegaron de regreso a Durango el 16 de mayo al filo de las siete de la tarde, aún portando su carro el número 89. Dijeron que de 121 corredores, ellos habían ocupado el vigésimo séptimo lugar. Por el orgullo alacrán, más vale creerlo que averiguarlo; después de todo, llegaron detrás de 26 corredores, pero primero que 94, y a fin de cuentas lo importante no es llegar, sino saber llegar, además gozaron de una exquisita barbacoa tipo norteño como para chuparse los dedos, que les ofreció como bienvenida el Club de Caza y Tiro.

La bolichista durangueña campeona del Caribe

Hubo un tiempo en que Durango contó con muy buenos bolichistas, que tumbaban más pinos que Gilberto y Joel Rosas. Dentro de esa pléyade de bolichistas, brilló Martha López Portillo, que en 1960 conquistó el Campeonato Individual del Caribe e integró además el equipo que con otras tres bolichistas ganó el campeonato por equipos.

Durango fundó Monterrey y Saltillo

Conforme a valiosos documentos, localizados en la ciudad de Parral, Chih., por el profesor e investigador Wigberto Jiménez Moreno, por el año de 1950, se llegó a saber que don Luis de Valdez, Gobernador de la Nueva Vizcaya, expidió una orden sobre la fundación de la Villa de Saltillo en 1577, por el capitán Alberto del Canto, Alcalde Mayor de las Minas de San Gregorio y Valle de Extremadura, pertenecientes a la Nueva Vizcaya. En otro documento, se dice que el mismo capitán Alberto del Canto en el año del 77, por comisión del Gobernador de este reino Martín López Ibarra, pobló el Valle de Extremadura y le llamó Ojos de Santa Lucía, que después se llamó ciudad de Monterrey. Es muy bueno saber esto, porque los de Monterrey siempre han andado muy alzados.

El discurso salvador

Corría el mes de noviembre de 1914, las fuerzas revolucionarias de Severino Ceniceros, iban a fusilar en el pequeño muro del tinaco de las Alamedas, al capitán Blas Flores, para que pagara con su vida, la que le había arrebatado al asistente del coronel Bibiano González, con un balazo en las costillas que lo atravesó de lado a lado, tan solo porque le había negado una copa.

El capitán Flores prácticamente ya no era de este mundo, cuando de repente de entre la multitud que se disponía a presenciar el fusilamiento, apareció el poeta revolucionario Antonio Gaxiola Delgadillo y ocupó el centro para dejar escuchar su palabra misericordiosa pidiendo al pueblo su intersección como última instancia para solicitar a las autoridades revolucionarias el perdón para el condenado. Voces colectivas de perdón se elevaron enmarcando la palabra alada de Gaxiola. El perdón cayó sobre el reo, conmutándole la pena de muerte por la de prisión. La voz del poeta había sido la voz del pueblo, y la voz del pueblo, la voz de Dios.

→ instantaneas

pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry