Regional sábado 6 de sep 2008, 9:28pm - nota 17 de 19

La presa El Palmito, a punto de llenarse

Por: El Siglo de Durango / Indé, Dgo.


El gigante del Nazas está al 91.8% de capacidad; aún no se da la alerta para verter agua.

La presa Lázaro Cárdenas está al 91.8 por ciento del nivel que es perfectamente controlable por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por debajo del nivel total de almacenamiento. Esto significa que el vaso no está completamente lleno, sino que es el nivel manejable y una vez que se alcance el 100 por ciento comenzarán a verter agua a la presa Zarco y posteriormente al cauce del río Nazas.

Tanto la presa Lázaro Cárdenas como la Francisco Zarco se miden en dos sentidos, el Nivel de Aguas Máximas Extraordinarias (NAME) y el Nivel de Aguas Máximas Ordinarias (NAMO). El primero es el nivel mayor, donde la presa se mantiene controlando salidas por obra de toma o por vertedor; es un volumen que no se puede retener. Es a partir del segundo cuando iniciaría el estado de alerta para abrir las compuertas.

Capacidad.

En los reportes oficiales, la Conagua maneja una capacidad de almacenamiento de dos mil 873 y 365 millones de metros cúbicos para las presas Lázaro Cárdenas y Francisco Zarco, respectivamente, éste es el NAMO, valores con los cuales se compara el porcentaje de almacenamiento.

Es decir, la presa Lázaro Cárdenas tiene un NAME de cuatro mil 438 millones de metros cúbicos y un NAMO de dos mil 873. A partir de esta última cifra se determina que el vaso se encuentra al 91.8 por ciento de su capacidad, a dos mil 636 millones 560 mil metros cúbicos, pero es un porcentaje mucho menor si se toma como referencia el NAME. De este modo, la Conagua iniciará la derivación de aguas al llegar al 100 por ciento del NAMO, pero esto no significa que la presa ya estará desbordándose, sino que es el nivel de aguas que es perfectamente almacenable sin verter.

Prevención de contingencias.

En forma temporal, la presa Lázaro Cárdenas puede almacenar hasta cuatro mil 438 millones de metros cúbicos de agua y la Francisco Zarco hasta 436 millones, pero a este nivel (NAME) se tendrían que abrir las compuertas y desfogar el agua; por lo tanto, se trata de un volumen que no se puede retener.

A partir del NAMO, la dependencia comienza su estado de alerta ante la posibilidad de abrir las compuertas en forma gradual para evitar riesgos de inundación.

El manejo de la presa permite recibir agua en forma indiscriminada hasta llegar a ese nivel, pero cuando ya se alcanza el NAMO ello no significa que ya no le cabe más, sino que la Conagua inicia con sus medidas de precaución y a considerar el posible desfogue, a fin de evitar riesgos para las comunidades cercanas a las riberas del río Nazas.


pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry