Regional sábado 12 de sep 2009, 3:46am - nota 14 de 21

Niños bajan rendimiento escolar por la depresión

Por: HILDA CASTRO B. / EL SIGLO DE DURANGO / PUEBLO NUEVO, DGO.


La depresión es una enfermedad mental y emocional que ataca a todo el cuerpo; durante las primeras etapas pasa desapercibida, es silenciosa y muy tranquila, pero afecta el desarrollo integral de las personas, aseveró Luis Omar Flores Vallejo, psicólogo de Centros de Integración Juvenil (CIJ).

En el caso de los niños, tienen dos opciones: se portan mal o con una "depresión típica" que es la falta de apetito, exceso o alteraciones de sueño, o comer mucho, pero llama más la atención que algunos de los niños son etiquetados con déficit de atención, o como "niños problemas".

Además, el menor no hace caso, confronta al maestro, es desafiante y oposicionista; hay niños que tienen trastornos de conducta, pero a veces se trata de una depresión de fondo, de ahí la importancia de ofrecer una adecuada valoración, es decir, necesitan un diagnóstico profesional.

 ATENCIÓN "Existen maestros que dicen 'este niño tiene déficit de atención, y mandelo a escuela especial, o con un neurólogo'; hasta recomiendan medicamentos, cuando realmente pudiera tratarse de una depresión, o algún trastorno de conducta", agregó el especialista.

Los padres de familia pueden identificar depresión estando alertas a los cambios de estado de ánimo, si come mucho o no come, si llora, si duerme o no duerme, si no les interesa su aspecto personal, si tiene dificultad para establecer relaciones interpersonales, o tener amiguitos, si dejan de hacer tareas, si evitan el contacto con otros chicos, si cambian de intereses; éstos son indicadores de que algo está pasando. En cuanto noten estas conductas, no necesitan que de la escuela manden al niño con el psicólogo; de inmediato deben llevarlo al especialista, recomendó.

 CAUSAS

La etiología de la depresión varía y depende de muchos factores; hay que buscarla como razón principal de la enfermedad, o puede aparecer como consecuencia de otro problema, por ejemplo, un trastorno de aprendizaje. Puede desarrollar la depresión, el niño quiere aprender, pero como no da el 100 por ciento que le exigen o se exige, puede generarle una falta de aceptación, desvalorización, un autorechazo, con lo que empiezan a segregarse de los demás, incluso dejar de estudiar, de ahí el bajo rendimiento escolar.

La depresión es tan fuerte que puede desencadenar el consumo de drogas, entre otras consecuencias. Las causas de la depresión son muchas; hay que saber identificar si es de origen primario o si hay algo más que lo está provocando, desde un abuso sexual, hasta un cambio de residencia, sobre todo los menores del medio rural al entorno de la ciudad grande, acentuó Flores Vallejo.

 CONDUCTA El especialista manifestó que se debe tener mucho cuidado porque la depresión no es algo que se diagnostique a simple vista; se deben hacer estudios y para eso, mientras más maduración tenga el niño, será mayor la perspección de saber lo que está pasando con él, lo que traerá un diagnóstico más certero.

Sería muy arriesgado decir que un niño de 3 ó 4 años tiene depresión, cuando a lo mejor no sabe distinguir ni lo que es un dolor de estómago. Si los papás son aprensivos, ansiosos, temerosos, claro que van a transmitir la ansiedad y temores a los hijos, aunque hay chicos a los que no les interesa, saben que hay "levantones", noticias rojas o amarillistas. Sí les impacta, es un estrés psicosocial, pero también tienen la capacidad para manejarlo; entonces, varía en cada niño. Existen casos en los que tienen miedos, pesadillas.

 CUIDADOS En ocasiones los padres de familia no ponen atención en la clasificación de las películas y los niños las ven y les estamos haciendo daño, ya que no saben si efectivamente están preparados emocionalmente para ver determinados tipo de imágenes que son para adultos y eso les puede generar una ansiedad por querer aprender más, puntualizó el entrevistado.

También cuando los saturan de actividades puede ser contraproducente; por las mañanas acuden a la escuela, y por las tardes a clases de canto, guitarra, piano y tenis. Cuando en verdad no hay necesidad de tanto; muchos padres lo hacen por comodidad o por mantenerlos ocupados para que no se interesen por las drogas o haciendo cosas indebidas, fuerzan al niño a madurar a destiempo.

Si aplicamos esta postura con la violencia y el golpe económico, los niños aprenden a vivir con ese estrés y eso se va a manifestar en la conducta, en su desarrollo, en la capacidad que tengan para relacionarse con los demás, concluyó el psicólogo de Centros de Integración Juvenil.

Alerta con los hijos

Luis Omar Flores Vallejo, psicólogo de CIJ, hace un llamado a los padres de familia a que deben estar informados y orientados sobre la conducta de sus hijos, no por lo que dice la vecina, sino por gente profesional, acudir a las actividades de las escuelas, preguntar, participar en talleres, estar al pendiente con los hijos y sobre todo predicar con el ejemplo. Brindar tiempo de calidad a los hijos no es pasar un fin de semana con ellos o estar dos horas frente al televisor, sino dos, tres horas con los niños pero llenos de expresiones afectivas, libertad de compartir ideas, de ventilar las emociones, compartir momentos importantes propios de la familia, establecer una serie de normas y reglas que permitan un autocuidado, tanto para el chico como para el resto de la familia.


pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry