Nosotros jueves 28 de ene 2010, 9:27am - nota 1 de 6

Juana Torres la esposa torreonense de Francisco Villa

Por: El Siglo de Durango / Durango, Dgo.


Su familia odiaba a Villa pero tuvo que cederla ante la amenaza de que se la llevaría por la fuerza

Francisco Villa solía comentar que tenía tres grandes vicios, los buenos caballos, los gallos valientes y las mujeres bonitas. No se sabe con certeza cuántas mujeres tuvo, pero algunas fuentes dicen que se casó por la ley aproximadamente 75 veces. Otros dicen que tuvo 27 esposas, pero las cifras más conservadoras mencionan sólo 18.

Juana Torres trabajaba en la sastrería y tienda de ropa de Lázaro Levy, The Torreón Clothing Company.

El periodista estadounidense Larry Harris diría: “Las Leyes del matrimonio y el divorcio eran tan complicadas para Francisco Villa como un problema de cálculo de Einstein para un niño pequeño. Nunca las entendió. Martín Luis Guzmán recogió más tarde una curiosa versión de Villa con la institución matrimonial: Tengo mi esposa legítima ante el juez del registro civil, pero también tengo otras legítimas ante Dios, o lo que es lo mismo, ante la ley que a ellas más les importa. Ninguna tiene pues que esconderse, porque la falta o el pecado, si los hay son míos.

A mediados de 1913 había una muchacha torreonense que se llamaba Juana Torres, era la más simpática y bonita de las empleadas de la sastrería y tienda de ropa de Lázaro Levy, The Torreón Clothing Company, ubicada en la esquina de avenida Hidalgo y Ramos Arizpe. Sus padres eran Zenaido Torres, oriundo de Zacatecas y Leonor Benítez de Mapimí. Ella había nacido en Torreón 16 años antes. La familia Torres vivía en la avenida Morelos 418 y Zenaido tenía una cantina “El Sur de Jalisco”.

Algunos dicen que Villa la conoció el cuatro de octubre de 1913, poco después de Toma de Torreón. Ese día era el onomástico del General, y para celebrarlo desde las 4 a.m. una orquesta dio Las Mañanitas al Centauro del Norte frente al Hotel Salvador. Una banda de trompetas recorrió las calles de Torreón y por la noche hubo un banquete con un baile en el casino de La Laguna, en donde un grupo de señoritas le llevó ramilletes de flores, y Villa se enamora de una de ellas, Juana Torres.

Otra versión cuenta que Villa la conoció antes, al ir a The Torreón Clothing, junto con Eugenio Aguirre Benavides, quien era pariente de Levy, cuando fueron a que les confeccionara uniformes para los oficiales. Juanita solicita le mostró algunos casimires ingleses. Villa siguió frecuentando el lugar, se dedicó a conquistarla y le hizo proposiciones francas para que compartiera su hogar. Juanita se espantó al oír aquello: Mala era la fama que se traía el jefe revolucionario.

Juana María Villa, hija del general Francisco Villa y Juana Torres, comentó en una ocasión que la familia de su mamá, en realidad odiaba a Pancho Villa, pero tuvo que cederle a su hija menor, de sólo 15 años de edad, cuando el revolucionario se enamoró de ella y amenazó con robársela.

Ciertos libros hablan de la resistencia de Juana Torres y la de la familia ante el acoso de Villa. Se menciona que Juanita se refugió en casa del hermano de Eugenio Aguirre Benavides, y que el doctor Villarreal le dio unas inyecciones para simular una enfermedad, y cuando Villa la vio convulsa se apenó. Juanita le dijo que se suicidaría si pretendía hacerla su amante y Villa accedió a casarse. Había pasado menos de una semana desde que se conocieron.

La boda civil se celebró el 7 de octubre de 1913 a las 11 de la noche ante el juez Francisco Lagrange, en la casa número 108 de la calle Galeana. Fueron testigos el coronel Eugenio Benavides y Lázaro Levy, Florencio Zamudio y Aurelio Pez. Según algunas fuentes Villa se llevó la hoja de matrimonio del libro de registros “como un recuerdo”. Pero esta información es incorrecta, pues el acta aún existe. En ella dice que Villa era célibe (soltero) de 36 años y vecinos con domicilio de en el Hotel Salvador. Además el presidente municipal interino de Torreón (puesto por Villa) dispensó al general Villa de algunos requisitos necesarios para el matrimonio.

Juanita acompañó a Villa a Chihuahua, pero al tomar Ciudad Juárez, la mandó a San Antonio para que descansara de las fatigas de la guerra que le habían malogrado su primer hijito y; después el General la envió con el Ing. Andrés Farías a Chihuahua.

A mediados de 1914 Villa vivía con Juanita en la ciudad de Chihuahua en la Quinta Pieto. En esos días llegó la otra esposa de Villa, Luz Corral de El Paso a Chihuahua, con sus tres hijos y se instaló en la quinta Luján. Pancho retornaría con ella y se instaló en la Quinta Luján, abandonando a Juanita. En Chihuahua el 29 de junio de 1915 nació Juana María Villa, ésta fue la segunda niña de Juana Torres, porque la primera vino antes de tiempo.

Poco después se produjo la ruptura de Villa con Juanita, cuando el General descubrió que la hermana y la madre de Juana tomaron 40 mil pesos del guardadito del Banco Minero de Chihuahua que conservaba en la Quinta Prieto; Villa, sin dudarlo, las encarceló. Luego interceptó una carta de Juanita en la que decía que Villa era un bandido y que vivía con él por necesidad; tras obligarla a leer la carta en voz alta, la corrió de la casa.

Aunque Juana Torres murió en 1916, ahí no termina su historia. Años después se presentaría el más serio de los cuestionamientos de la legalidad del matrimonio de Luz Corral con Villa fue sometida a las cortes mexicanas en 1934, por los abogados de Juana María Torres, hija de Francisco Villa. La acusación se basaba en que el acta matrimonial entre Villa y Luz Corral está fechado el 16 de diciembre de 1916, pero Villa se había casado con Juana Torres el siete de octubre de 1913 y ella murió en 1916, por lo que Villa cometió bigamia. Los abogados demandaron que la hija de Juana Torres fuera la única heredera de las propiedades de Villa. Luz Corral refuta los reclamos diciendo que ella se había casado con Villa en 1911, pero que la original acta se había perdido y que la otra acta fue sólo para ratificar en otro matrimonio. El juez falló a favor de Luz Corral.

→ Bicentenario francisco villa cenenario

pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry