Editoriales - nota 2 de 8

Las competencias en preescolar

Por: ROLANDO CRUZ GARCÍA


Con especial afecto para

Mis alumnas de Maestría que trabajan diariamente con los chiquitos del jardín de niños.

El Programa de Educación Preescolar (PEP) basado en competencias es propuesto por la Secretaría de Educación Pública en el año de 2004, y se implementa en todo el país con relativo éxito; el enfoque parte de la premisa de que el jardín de niños representa una excelente oportunidad para desarrollar la capacidad de pensamiento, el aprendizaje permanente y de creatividad del niño en diversas situaciones sociales.

En este nivel, están bien definidos los objetivos para el desarrollo de las capacidades y potencialidades de los alumnos, en los que se busca la preparación para el adecuado tránsito hacia la escuela primaria, además de influir permanentemente en la vida personal y social de los niños.

La puesta en marcha del PEP no ha sido fácil, han existido innumerables problemas propios de su implementación, sobre todo por la amplia diversidad de contextos en los que se aplica en todo el país. "La reforma en educación preescolar, desde sus inicios, ha tenido un sinnúmero de incertidumbres, sobre todo en la cuestión metodológica, pues el abanico de posibilidades es amplio y no existen sugerencias de cómo concretar el hecho educativo. (Sánchez Segura, M. A. Jalisco, México, 2004)

Considerando el contexto en el que se trabaja, se hace necesario reflexionar acerca de las características de desarrollo de los alumnos, el bagaje teórico que hace posible la aplicación del enfoque, las pautas que guían el trabajo en el aula, la claridad al efectuar los procedimientos, la identificación de los recursos con los que se cuenta como educador (a), el cómo enseñar y desarrollar las competencias en los niños, por mencionar algunos de los aspectos importantes.

El enfoque por competencias promueve la puesta en marcha del constructivismo, que se basa en una enseñanza no-tradicional, adaptada al nuevo rol del docente, más de guía, de facilitador, de mediador; generador de procesos de aprendizaje que atiendan las características de desarrollo de los niños.

El PEP busca favorecer la formación de competencias que se encuentran perfectamente definidas en cada uno de los seis campos formativos en los que se organiza el programa: desarrollo personal y social, lenguaje y comunicación, pensamiento matemático, exploración y conocimiento del mundo, expresión y apreciación artística, además del desarrollo físico y la salud.

Todos estos propósitos se traducen en un perfil de egreso, que los niños y niñas de este nivel deberán poseer al término de su educación preescolar y que pueden sintetizarse en las siguientes competencias: que desarrollen un sentido positivo de sí mismos, que expresen sus sentimientos y regulen sus emociones, que actúen con iniciativa y autonomía, que muestren disposición para aprender y que se den cuenta de sus logros a través de las actividades individuales y colectivas.

El trabajo colaborativo es una de las competencias importantes en el modelo de preescolar y está referido a la capacidad para asumir roles distintos, tanto en el juego como en actividades diversas, apoyarse en y con sus compañeros para lograr metas, resolver conflictos mediante el diálogo, respetar y reconocer las reglas de convivencia dentro del aula, en la escuela y fuera de ella.

Otra competencia no menos importante es la de la comunicación; es decir, que los niños adquieran confianza al expresarse, dialogar y conversar, mejorar su capacidad de escucha, que amplíen su vocabulario y enriquezcan su lenguaje oral al comunicarse en las más variadas situaciones; parte fundamental de esta competencia es que los niños inicien por reconocer las funciones del lenguaje escrito y las principales propiedades del sistema de escritura.

En el ámbito matemático, es importante que construyan las nociones básicas de relación, correspondencia, cantidad, ubicación entre objetos, que aprendan a estimar, contar, comparar y reconocer los atributos de medida.

En el área de las actitudes y los valores, es necesario que los infantes reconozcan los principios que permiten la vida en comunidad, que actúen con base en el respeto a los derechos de los demás, en el ejercicio de sus responsabilidades y en el reconocimiento y el aprecio por la diversidad de género, de cultura y de etnias.

Por último, el perfil de egreso de preescolar plantea que los niños desarrollen su sensibilidad, iniciativa, imaginación y creatividad al expresarse por medio de lenguajes artísticos: música, literatura, plástica, danza, teatro, etc., y que logren apreciar las manifestaciones artísticas y culturales de su entorno y de otros contextos.

Finalmente podemos apuntar que las competencias no son habilidades que se desarrollan con una sola actividad, es necesario replantear las acciones desde la diversidad de juegos que se puedan inventar, crear o reproducir y observar qué aspectos se van consolidando en el desarrollo del pequeño, para complejizar los procedimientos e ir accediendo al aprendizaje de las citadas competencias; lo que se hace necesario fortalecer el papel del docente y la intencionalidad de sus acciones.

Es en el desempeño donde el docente observa y propicia las habilidades del alumno para lograr que adquiera las competencias necesarias en su vida escolar y social, que es la finalidad de la educación preescolar. En la próxima entrega las competencias en primaria.

Agradezco sus comentarios a:

RECOMENDAMOS EDITORIALES

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry