Nosotros sábado 26 de jun 2010, 11:16am - nota 4 de 9

HABLEMOS DE... TIPS PARA EVITAR LA DESERCIÓN ESCOLAR

Por: MA. DE LOURDES SOLÍS CARRERA


Resulta preocupante que en pleno siglo XXI, cuando el propio ritmo de vida y competencia nos exige una mayor constante preparación, capacitación y profesionalismo, persista la deserción escolar. Las cifras oficiales en cuanto a educación generalmente muestran datos desalentadores si se habla de los países llamados "emergentes" y más al comparar el número de estudiantes que se inscriben en un ciclo escolar contra el número de alumnos que concluyen dicho periodo.

Y aunque como sociedad todos somos corresponsables de esta situación, quienes tienen mayor probabilidad de hacer algo son las autoridades en la materia. Muchos jóvenes de clases media y alta también son víctimas de muy diversas causas que los obligan a no proseguir con su educación formal, sobre todo a nivel profesional.

Son muchos los padres de familia que desconocen, sin proponérselo ni darse cuenta - lo cual es todavía más grave-, o propician un entorno familiar poco favorable para descubrir las causas que terminan con la continuidad en los estudios de alguno de sus hijos.

Sin duda la solvencia económica es un importante factor para que los jóvenes puedan sentirse en libertad de elegir la carrera que más se adecúe a sus habilidades y gustos. Sin embargo, no es la única causa que limita la deserción escolar, incluso la primera causa sería la deserción por elección errónea de la carrera que es a lo que nos referimos en este espacio.

Ahora bien, sin pretender juzgar ni señalar culpables, le invitamos a usted padre de familia, a hacer una introspección para así averiguar si de alguna manera no está observando algunos de estos aspectos. Esto le servirá para actuar preventivamente o bien ajustar situaciones que considere desviadas o desatendidas.

Es inevitable la tentación que como padres podemos experimentar para persuadir o presionar a nuestros hijos en edad de elegir carrera, para que se incline por la que nos hubiera gustado estudiar, o por la que creemos asegura su futuro económico, o la continuidad del negocio familiar ya existente. En fin, los motivos pueden ser muchos pero ninguno justifica anteponer nuestro interés personal.

Por lo que debemos respetar el deseo genuino de nuestros hijos para elegir su carrera. Por fortuna en prácticamente todas las instituciones de bachillerato cuentan con el servicio de orientación vocacional, que ni las mejores intenciones sustituyen el comentario experimentado de este profesional.

En esta área se les practican diversos exámenes y entrevistas para descubrir las habilidades e inclinaciones de cada alumno. Mucho se habla de la lejanía que existe entre las aulas y el ejercicio profesional, aquí se sugiere que los padres colaboremos en que el muchacho (a) tenga un acercamiento real y certero de la profesión que eligió. Y, nada más adecuado que pudiese practicar con un profesional e inclusive por qué no trabajar en el verano, para conocer más de cerca lo que va a decidir.

Es necesario agotar todas las posibilidades en la oferta educativa, tanto de carreras como de instituciones, es recomendable hacer un plan para contar con la información más detallada posible de los estudios profesionales que se ofrecen en las instituciones de nivel superior que sean de su interés.

No todos estamos en la posibilidad de afrontar el compromiso de sostener una carrera profesional, aun conociendo que es un beneficio futuro para nuestros hijos, pero bien vale la pena hacer el esfuerzo, ya sea en una institución pública o privada.

Recuerde que la mejor herencia que podemos transmitir a nuestros hijos es armarlos para enfrentar la vida que ellos de manera responsable decidan para sí mismos. En épocas de constante competencia laboral, nada mejor que estar preparados. Muchas de las deserciones escolares se deben a una elección equívoca de carrera, asegúrese como padre que hace lo posible por evitarlo.

Sin embargo, nada será suficiente sin una relación sana y cercana entre usted y sus hijos, promueva el diálogo constante con una fuerte dosis de capacidad para escuchar.

Es imprescindible respetar y apoyar con amor la decisión que tomen nuestros hijos.


pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry