Deportes martes 14 de sep 2010, 4:10am - nota 9 de 20

LA CASA DEL ÁRBITRO PREGÚNTALE A BRIZIO

Por: ARTURO BRIZIO CARTER


Por el futbol he tenido la oportunidad de conocer a muchas personas y de todas las condiciones sociales, no sólo en nuestro país sino alrededor del mundo, pero hubo un caso que llamó poderosamente mi atención y que sucedió hace aproximadamente veinticinco años.

Resulta que por esas cosas raras de la vida, un grupo de amigos me contaron de la existencia de un personaje que era dueño de una casa de deportes y presidía una liga de futbol amateur. Hasta ahí, nada extraordinario pero al conocer al hombre, me quedé francamente impresionado.

El señor me contó que, harto de deambular buscando un equipo donde poder practicar su pasión que era jugar futbol, decidió formar un equipo y luego, exhausto de andar peregrinando de torneo en torneo en el desgarriate que era el sector aficionado, decidió fundar su propia liga.

Y de esa manera, allá por los rumbos de Lomas Estrella, en la mera "capirucha", nació la liga Intermex y el invencible equipo "Atlántida".

Gastón Goñi y diez más jugaban en ese cuadro y por razones obvias, siendo dueño del equipo y la liga, tenía en sus filas a los mejores elementos. Por esa época, poco después del terremoto de 1985, fuimos invitados a dirigir las finales Don Enrique Mendoza Guillén y un servidor.

Luego del partido, se armó la carne asada y al calor de unas "cubetas" con harto hielo, se rompió el turrón y nació una gran amistad entre Gastón y este humilde y seguro servidor de ustedes.

Poco tiempo después, lo animamos para que en su local de la colonia Roma, pusiera un negocio dedicado exclusivamente a los nazarenos y de esa manera surgió la "Casa del Árbitro". Ahí se podía encontrar desde un silbato hasta el más elegante uniforme que un juez pudiera usar.

Al tiempo, la amistad se consolidó cuando su esposa Maricruz y él aceptaron ser padrinos de mi hija Andrea y ese compadrazgo se aderezó con el cariño y los consejos del señor Goñi.

Invitado por el Doctor Edgardo Codesal, fue miembro de la Comisión de Árbitros, encargado del sector aficionado, al que defendía más que a su querido hijo del mismo nombre, conocido con el sobrenombre del "Tatón".

En su comercio enclavado en la esquina de Jalapa y Guanajuato, usted podía encontrar además de artículos arbitrales, a los mejores silbantes mexicanos tomando un café en tertulias interminables y sumamente divertidas, al calor del afecto de este personaje sin par.

Desgraciadamente el lunes 13 de septiembre en la madrugada mi compadre Gastón Goñi ha dejado de existir pero deja el legado de su caballerosidad, decencia y capacidad de trabajo.

El hombre que me acompañó en los momentos más importantes de mi vida como árbitro, que siempre tuvo una palabra de aliento y un consejo sacado de su experiencia, vivirá por siempre en mi corazón.

Ha cerrado sus puertas...La Casa del Árbitro.


pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry