Kiosko lunes 27 de sep 2004, 6:40pm - nota 11 de 19

Un canto patriótico

Por: Verónica Castro Bojórquez


Orgullosos de su México y de su Durango, se mostraron los miembros de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Juárez del Estado de Durango, que en este mes se unieron a la celebración del 150 aniversario de la composición del Himno Nacional.

Al darse la tercera llamada, en el majestuoso Teatro Ricardo Castro, el público ya ubicado en sus butacas, esperaba que el concierto iniciara. Una grata sorpresa se llevaron en ese instante, en la parte trasera de la sala principal las voces del Coro Mixto “Fanny Anitúa” se dejaron escuchar con las primeras notas del Himno Nacional mexicano. Nadie se lo esperaba, pero en poco tiempo, el público se unió al canto patriótico. El corazón de muchos palpitaba más fuertemente y la piel de otros tantos se ponía, como por ahí dice, “chinita, chinita” o “como de gallina”.

ORGULLOSOS DE SUS RAÍCES

Tras recuperarse del asombro, Alfredo Ibarra, impecablemente vestido con pantalón negro y saco blanco, apareció en el escenario, orgulloso y tras subir al tablado de donde dirige, alzó su batuta; los músicos atentamente siguieron sus instrucciones y con la obra “Lindas mexicanas”, de Velino M. Preza, dio inicio el IX Concierto Temporada 2004 de a OSUJED, que en septiembre siempre brinda un homenaje a la música mexicana.

“Menuet” e “Intermezzo de Atzimba”, ambas de la autoría de Ricardo Castro, continuaron con la noche de concierto. Los ánimos de los asistentes iban en aumento, embelesados escuchaban aquellas melodías que brotaban, gracias al talento de esta tierra. El compositor duranguense, Silvestre Revueltas no podía quedar fuera de esa noche, y fue a través de “Pieza para orquesta” que se le recordó.

La clausura de la primera parte fue excepcional al ejecutarse una de las piezas consentidas de los amantes de la música: “Huapango”, de José Pablo Moncayo, pieza que el autor hizo en homenaje geográfico al lugar en donde recogió el material. En esta pieza se contó con la participación del arpista universitario Luis Enrique, quien se llevó las palmas del respetable.

El “Huapango” ha sido una de las obras musicales contemporáneas mexicanas con la que muchos se sienten identificados, por la capacidad que el maestro Moncayo tuvo para dejar patente la calidad musical de los compositores mexicanos y el reflejo de la cultura musical popular, viva y alegre de México.

CON SABOR NACIONALISTA

Los músicos estaban elegantemente vestidos con pantalón negro y saco blanco; mientras que las mujeres portaban atuendos de gala, por cierto, predominaban el color rojo.

Tras el intermedio, el vals “Recuerdo”, de Alberto M. Alvarado, fue seleccionado para dar inicio a la segunda parte del concierto, en donde se contó con la presencia del Coro Mixto “Fanny Anitúa”, que dirige Humberto Lavalle.

El talento que Agustín Lara y José Alfredo Jiménez dejaron para la posteridad se hicieron presentes a través de “Granada” y “Mundo raro”. La atmósfera idílica del lugar no podía ser mejor. En la primera se contó con la participación del trompetista Antonio Soto y en la segunda del chellista Rafik Nanian.

En ese momento el Coro Mixto “Fanny Anitúa” hizo su intervención con “Marcha de Zacatecas”, para continuar con “La bamba”, “La culebra” y concluir con “El carretero”. Tras recibir los aplausos, Alfredo Ibarra arribó al escenario para dirigir “Guadalajara”, orquesta y coro ofrecieron un gran cierre.

EN UNA SOLA VOZ

Pero Alfredo Ibarra ya sabe que su público quiere siempre más y que cuando algo le gusta así lo manifiesta. Por eso, como encore ofreció “La vida no vale nada”.

Antes que iniciaran las notas de la melodía de José Alfredo Jiménez, se escuchó una voz en el recinto que pidió: “¡el Corrido de Durango!”, pero Ibarra ya alzaba su batuta para iniciar con la canción anunciada, interpretada por el coro, la orquesta y el público. Todos se unieron en una misma voz. Los aplausos se escucharon de manera estruendosa en el Teatro Principal.

El Director Artístico de verdad que estaba muy feliz durante la noche, porque al ver la respuesta de la gente preguntó: “¿acompañan al coro? Ahora ¿hacemos Guadalajara?”, y de inmediato la respuesta positiva del respetable se dejó escuchar.

Fue así, con palmas, que el público acompañó a los músicos duranguenses, que una vez más se anotaron un éxito en la presentación.

TRAYECTORIA

Jóvenes talentos

A partir de noviembre de 1989, el Coro Mixto “Fanny Anitúa” está bajo la dirección de Humberto Lavalle Cervantes.

Desde la fecha, y hasta el año de 1994, ha realizado actuaciones relevantes dentro del estado, entre las cuales destacan las presentaciones en los diferentes teatros de esta ciudad, además de varios templos católicos incluyendo la Catedral Basílica Menor; en todos estos escenarios ha presentado obras de música mexicana, música religiosa, zarzuelas, entre otras.

Del año de 1994 a 1996, Durango es sede de tres encuentros de coros de la Zona Norte, donde el coro participó con diferentes obras clásicas, pero la que más destaca en la presentación en el mes de octubre de 1996 con la compañía de ópera de Monterrey, NL, donde se montó la ópera “La bohemia”, acompañados por la Orquesta Sinfónica de la UJED.

En el periodo de 1996 a 2002 ha participado en los aniversarios de la UJED con diferentes conciertos, donde se presentan obras como: “Danzas polovetzainas de las bodas del príncipe Igor de Barodin”, “Réquiem” de Mozart, “Carmina Burana” de Carl Orff, Novena Sinfonía de Beethoven, entre otras.

Acompañados de la Orquesta Sinfónica de la UJED, bajo la dirección de Alfredo Ibarra. Durante este mismo periodo ha realizado giras permanentes a las ciudades de Chihuahua, Torreón, Mazatlán y Saltillo, donde ha interpretado algunas de las obras antes mencionadas, acompañado por la Camerata de Coahuila, con la dirección de Ramón Shade, y la Filarmónica de Chihuahua, dirigida por Carlos García Ruiz.

FICHA TÉCNICA

EVENTO: Noveno Concierto de la Temporada 2004

PARTICIPANTE: Orquesta Sinfónica de la Universidad Juárez del Estado de Durango (OSUJED)

DIRECCIÓN: Alfredo Ibarra

INVITADOS ESPECIALES: Coro “Fanny Anitúa” de la Escuela Superior de Música de la UJED

DÍA: Viernes 24 de septiembre de 2004

HORA: 20:30 horas

LUGAR: Teatro Ricardo Castro

SORPRESA: Cuando el Coro “Fanny Anitúa” interpretó el Himno Nacional

MEJOR MOMENTO: Cuando la orquesta, coro y público interpretaron “La vida no vale nada”

ORGANIZADOR: Dirección de Difusión Cultural de la UJED.


pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry