Regional
SAÚL MALDONADO
jue 26 jun 2014, 8:27am 1 de 13

Peligran especies vegetales endémicas, por invasoras

Investigadora. Socorro González Elizondo, Premio Nacional de Ecología 2014 e investigadora sobre las especies invasoras.


Pastizales y agostaderos, invadidos por zacates de otros estados.

El ecosistema terrestre en Durango tiene una fuerte amenaza ante las llamadas especies invasoras que han llegado a esta entidad desde los años 70 y que se han adueñado de gran parte del suelo duranguense con el riesgo de eliminar o desaparecer las especies endémicas y nativas de este territorio. Se han adueñado de los pastizales.

Uno de los fenómenos más importantes de la naturaleza es la migración de grandes poblaciones tanto de personas como de animales de un estado a otro o de un país a otro diferente.

Un par de ejemplos natural de esta migración es el viaje de la mariposa monarca desde el Norte de los Estados Unidos y Sur de Canadá hasta la zona central de México; o la migración de patos también del Norte de Estados Unidos o Sur de Canadá a Durango, sobre todo a la Laguna de Santiaguillo.

Pero este es un fenómeno natural que se ha dado desde hace milenios; sin embargo, existe otro que no es natural, sino que es provocado por la mano del hombre ya sea de forma accidental, comercial o simplemente como ornato.

A este fenómeno se le llama la introducción de especies invasoras que en muchas ocasiones no pueden sobrevivir de manera natural en su nuevo entorno, pero en otras pueden conseguirlo con efectos negativos importantes.

En México, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) se ha encargado de obtener información sobre la situación de las especies invasoras en el país.

La Conabio reconoció hace nueve años un total de 780 especies invasoras en el país, 647 especies de plantas, 75 de peces, dos de anfibios, ocho de reptiles, 30 de aves, 16 de mamíferos y dos de invertebrados. Los ecosistemas terrestres son los que registran un mayor número de especies invasoras (con 683).

Las especies invasoras provienen prácticamente de todos los continentes del globo y se han introducido en muchos de los ecosistemas nacionales, involucrando a todos los estados de la república.

Durango y sus invasores

En el caso de Durango, la investigadora Socorro González Elizondo, Premio Nacional de Ecología 2014, ha realizado una amplia investigación sobre las especies invasoras en el estado.

Existen en la entidad alrededor de cuatro mil 600 plantas basculares en las diferentes regiones tanto en la zona serrana, Semidesierto, al Norte del estado como en el Centro de la entidad. De estas especies alrededor de cuatro mil 300 son consideradas como nativas y/o endémicas y solo 300 son invasoras.

Sin embargo, estas últimas se ha apoderado en los últimos 40 años de una gran parte de la superficie estatal convirtiéndose en una seria amenaza para las especies nativas y/o endémicas.

De acuerdo con la especialista, las especies invasoras suelen sobrevivir porque no tienen a sus depredadores naturales en su nuevo hábitat y eso provoca un crecimiento rápido.

En los años 70, señaló González Elizondo, se dio en Durango una introducción de dos tipos de pastos, el buffel (cenchrus ciliaris) y el rosado (melinis repens), con la idea de apoyar al sector ganadero con un forraje que creciera de forma natural en los agostaderos para alimento del ganado pero que fuera más nutritivo.

Sin embargo, este forraje o zacate no fue lo suficientemente nutritivo para el ganado, pero en su momento no se trabajó para erradicarlo y se dejó que creciera y poco a poco fue aumentando su presencia.

“Estas especies se convierten en una plaga que nadie detecta y que a nadie le ha preocupado; no tienen depredador o enemigo natural y se ha desarrollado fuertemente desplazando a las especies nativas”, comentó.

La especialista aseguró que en un 80 por ciento del territorio ya le han ganado el espacio a las especies o zacate nativo como el navajita, que es más nutritivo como forraje.

Hoy en día, en terrenos donde antes había zacate navajita, se tiene pasto buffel o rosado, incluso, saliendo de Durango, rumbo a la Sierra, todos los campos están llenos de estas dos especies invasoras que poco a poco van llegando a El Salto.

Consecuencias

La presencia de plantas invasoras trae consigo varias consecuencias, tanto ecológicas como económicas. El costo ecológico lo constituye la pérdida irrecuperable de poblaciones y especies, así como la degradación de los ecosistemas y, por consiguiente, del suelo.

Entre los costos socioeconómicos se encuentran el impacto directo a la agricultura y la silvicultura.

Medidas

Para la investigadora, es importante tomar ciertas medidas para evitar que esto siga creciendo, pero la principal es la informativa, que la gente conozca cuáles son las plantas invasoras para detectarlas y evitar que empiece a crecer en sus campos.

Otra campaña sería la cultural, para invitar a la gente a que denuncie dónde existe planta invasora para que las autoridades responsables acudan para controlarla la plaga, “porque es una plaga, o si lo quieren ver de esta otra forma, estas invasoras son los aliens vegetales”, concluyó la Premio Nacional de Ecología 2014.

RELACIONADAS
→ especies invasoras especies en peligro
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry