Nosotros
Alejandro Ahumada, investigador histórico
dom 4 oct 2015, 8:18am 2 de 2

La Comarca Lagunera en el Porfiriato y el nacimiento de Gómez Palacio y Torreón

Hacienda del agua.


SIGLOS DE HISTORIA

SEGUNDA PARTE

Las vías llegaron a la Comarca a finales de julio de 1883 y es hasta el 23 de septiembre de ese año cuando entra en función la estación entre el tramo de paso del Norte hasta la Villa de Lerdo, y es el 24 cuando llega el primer ferrocarril de pasajeros oficial, llevando a bordo al gobernador de Chihuahua y a los directivos del Central Mexicano para llegar a la estación de Lerdo como punto final procedentes de la ciudad de Chihuahua, dejando con este hecho inaugurado este tramo.

Las vías continuaron su camino con el rumbo de la hacienda del Torreón y cruzando por el punto más estrecho encontrado por los Ing. del central logrando construir el puente más corto posible sobre el Río Nazas.

La hacienda del Torreón en ese momento presentó uno de los peores momentos económicos sufridos en su historia por problemas financieros

El tendido de vías prosiguió y es en un lugar cercano a Fresnillo donde se juntaron éstas procedentes de la ciudad de México, quienes habían iniciado su tendido un año antes que las procedentes de Paso del Norte.

En los avances de la construcción del Central Mexicano, los norte americanos fueron visualizando cada región de nuestro país tomando nota sobre su potencial, ya fuera como consumidores de productos terminados o como zonas proveedoras de materias primas. La descripción de cada lugar se dio casi a la par de la terminación de la ruta procedente de la ciudad de México siendo sus destinos como puntos terminales la ciudad de Chicago y Nueva York, y las primeras guías comerciales fueron editadas y distribuidas en Estados Unidos haciendo que los inversionistas norte americanos comenzaran a llegar a nuestro país obteniendo concesiones en todos los rubros existentes: mineros, agrícolas, ganaderos, industriales, etc.

La Comarca Lagunera no sufrió una gran transformación en estos primeros años de la llegada del ferrocarril Central Mexicano y aquí como en muchas regiones, el comercio prácticamente fue regional y reducido en fábricas o industrias y siendo la poca movilidad y lo lento del transporte en los caminos aledaños que hicieran imposible el traslado de hortalizas o productos perecederos a otros poblados.

En estos años se dio un reordenamiento de las vías de comunicación. Los caminos reales comenzaron a ser olvidados, el comercio se centró hacia la frontera por la vía del ferrocarril y los caminos reales cambiaron dirección hacia las principales ciudades que tuvieran una estación del ferrocarril. La importación de maquinaria y elementos agrícolas se dio al instante fue en Matamoros de la Laguna y San Pedro de las Colonias donde el área rural de la Villa de Lerdo mejoró la forma de cultivar y por ende se registró una alza en las cosechas y un aumento en la superficie dedicada al cultivo, principalmente de algodón, en las estaciones de Lerdo y la estación llamada Matamoros dentro de la hacienda del Torreón. Poco a poco se incrementó el movimiento comercial siendo una de las empresas beneficiadas del lado de Coahuila, la casa Madero quien tan luego como llegaron las vías a la estación Matamoros (vía del ferrocarril Central) estando ya situada dentro de la hacienda del Torreón y que es llamada así por estar en el camino usado por la gente para ir a la población de Matamoros de la Laguna, siendo el movimiento de los nuevos envases más rápido así como su trasaldo a nivel nacional de su producto terminado. La estación Matamoros se edificó dentro de la hacienda del Torreón y siendo la primera estación de esta hacienda que se edificó en el extremo más alejado de ella, cumpliendo los criterios técnicos del ferrocarril siendo este hecho el que provocó años después una disputa legal.

En estos primeros años en el resto del país se comenzó a recibir a los primeros inversionistas en todos los ámbitos y a las primeras publicaciones especializadas en comercio que hicieron su aparición al hacer una descripción exacta de la geografía del país: poblaciones, ciudades, extensiones, clima y sobretodo recursos naturales. El comercio total fue abrumador en los primeros años y las concesiones a diario se expedían en la capital del país siendo favorecido el gabinete presidencial quien recibía directamente las intenciones de los capitalistas. La distancia y protección comercial que se tuvo desde la terminación de la guerra del 47 con los norte americanos cambió a una apertura total a la gran llegada de capitales. Poco a poco la expansión ferrocarrilera se fue dando y se consolidaron más las inversiones en otras regiones del país.

Para 1881 se dio una concesión ferrocarrilera de ciudad Porfirio Díaz (Piedras Negras) y la Villa de Lerdo, fijando que esta ruta debía de terminar su construcción para 1883 o 1884, casi igual que la ruta de Ferrocarril Central Mexicano, pero tuvo que detener su construcción por falta de capital y otras causas en la hacienda del Torreón sucediéndose varios eventos trascendentales para la definición de este punto de llegada o conexión de esta línea con las vías del Central Mexicano en nuestra región. La compañía ferrocarrilera fue llamada Ferrocarril Internacional Mexicano, siendo esta empresa la que cruzó por la zona carbonífera de Sabinas haciendo que pronto llegara a esta zona el carbón que comenzó a ser exportado a la Unión Americana y fue usado por las principales líneas férreas por todo los Estados Unidos. Para 1885 el Internacional Mexicano detuvo su construcción en Monclova porque en los años de construcción del ferrocarril, la Sra. Zuloaga pidió dinero prestado para trabajar las tierras de su propiedad debido a la muerte de su esposo Leonardo Zuloaga en el año de 1865, siendo la casa Purcell la prestamista. Al paso del tiempo la Sra. Zuloaga no pudo pagar pero ella y su sobrino Andrés Aguayo, decidieron seguir sembrando en sus tierras y volvió a solicitar un nuevo préstamo, en esta ocasión a la firma alemana de Agustín Gutheil con oficinas generales en la ciudad de México.

El tendido de las vias del Ferrocarril Internacional fue detenido en Monclova en 1885 y no tenían definido aún por dónde cruzar el río Nazas para su llegada a la Villa de Lerdo. En tanto las vias del Ferrocarril Central Mexicano cuya estación ya contaba en esos momento con restaurante completo para el descanso de los viajeros y sucediendo en ese año dos eventos trascendentales para cambiar el punto final. La Sra. Zuloaga al no poder pagar el dinero prestado por Purcell pierde la hacienda del Torreón siendo entregada ésta a la Casa Gutheill muriendo en ese año su propietario Agustín Gutheill. Las posesiones, los valores y propiedades de Agustín Gutheill fueron heredados a su viuda siendo ella invitada a formar una nueva sociedad con la firma Rapp Sommer y es aquí en donde la fuerza y poderío del gobierno del General Díaz hace presencia en la comarca Lagunera.

Rapp Sommer fue una compañía Alemana muy involucrada en múltiples contratos y negocios con personajes ligados al General Díaz y en especial con Sebastián Camacho quien era el brazo derecho de Porfirio Díaz y quien fue el primer propietario junto con Ramón Guzmán de la concesión que resultó ser licitada y adjudicada a la Atchinson Topeka y posteriormente a esta adjudicación Camacho es invitado a participar por los ganadores en la nueva línea del Ferrocarril Central Mexicano como presidente de esta empresa.

Rapp Sommer fue una de las principales compañías alemanas importadoras junto con Leftman, Casa Boker y Gutheill en México, y fue entonces cuando se integra la viuda de Gutheil y se dan cuenta que por la hacienda del Torreón pasaría la vía procedente de la Ciudad Porfirio Díaz (Piedras Negras) con rumbo a la Villa de Lerdo como lo decía esta concesión otorgada al Ferrocarril Internacional Mexicano y al revisar el contrato hecho del Central Mexicano con la Sra. Zuloaga por el derecho de paso de vía dentro de la hacienda del Torreón y al detectar el incumplimiento del Ferrocarril Central en la cláusula de construcción en donde la edificación de la estación debió determinarse por mútuo acuerdo de ambas partes, decidieron entablar un juicio contra el Ferrocarril Central con la "coincidencia" , ya que el presidente de esta línea ferrocarrilera fue Sebastián Camacho, que fue el mismo con el que realizaba tratos comerciales Rapp Sommer y que participaban desde los festejos de cumpleaños del General Díaz hasta negocios con la federación donde ambos estuvieron involucrados.

La estación llamada Matamoros fue el motivo del juicio por haberse construido en un lugar asignado solo por la consideración del Ferrocarril Central Mexicano y sin acuerdo con la Sra. Zuloaga cuando llegaron las vías del Central Mexicano procedentes de Paso del Norte con dirección a Fresnillo en donde sería el punto de encuentro con las vías procedentes de la ciudad de México. El pelear un cambio o una nueva estación en un punto más cercano al puente del Ferrocarril Central que cruzaba el río Nazas provocaría que la unión de vías con el Internacional se diera antes de cruzar dicho puente en la hacienda del Torreón y no en la estación de Lerdo.

El juicio se realizó en la ciudad de México y fue muy rápido, dándole la razón a la Rapp Sommer dictaminando la construcción de una nueva estación con todos los servicios en un lugar asignado y de mutuo acuerdo como debió haber sido en un principio al paso del Ferrocarril Central Mexicano.

El Ferrocarril Internacional Mexicano retomó su tendido de vías procedente de Monclova y se tomó la decisión de rumbo la cual se vio incluida por el juicio ganado por Rapp Sommer y esta unión de vías se dio en la abandonada hacienda del Torreón el 1° de marzo de 1888 y no en la estación de la Villa de Lerdo como estaba asentado desde un principio dicha concesión. Sabiéndose ganador del juicio Rapp Sommer y como consecuencia del dictamen, mandó hacer un plano de lo que fue el inicio de la población de Torreón teniendo como eje la unión de vías lograda en sus terrenos.

Si tiene comentarios, escríbanos a: yromo@elsiglodetorreon.com.mx
RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry