Nacional
AGENCIAS
mar 8 mar 2016, 9:04am 15 de 35

El voto femenino: un logro de igualdad

Batalla. El reconocimiento del voto a las mujeres en nuestro país, abrió la posibilidad de exigir la igualdad en varios ámbitos.


APARECIÓ EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN DE 1953, EL DECRETO DEL DERECHO DE LAS MUJERES DE VOTAR

Este año, las mujeres festejan más de seis décadas de ser partícipes en la elección de sus representantes, una acción de suma importancia para la democracia de este país y que se ha fortalecido porque las féminas toman muy enserio su papel como ciudadanas. Pero hay un tema pendiente que va de la mano de este acontecimiento y tiene que ver con la escasa presencia del género para ocupar cargos públicos como secretarias Federales, gobernadoras locales, e incluso, presidentas de la República.

Claro que su participación en los dos primeros campos es una realidad; sin embargo, Martha Tagle, senadora por Movimiento Ciudadano, dice que para llegar hasta este punto las mujeres han tenido que librar una batalla a lo largo de cien años, a través de distintos medios, no sólo para formar parte de la política, sino también para ser reconocidas como ciudadanas.

"Ha sido una lucha constante y permanente por el derecho a ser iguales. La lucha de las mujeres se debe inscribir con el reconocimiento de los derechos políticos electorales, se debe inscribir en la lucha por la igualdad. A partir de esta batalla también se le han reconocido otros derechos como la educación, acceso al trabajo, igualdad de salario y a generar condiciones equitativas para que hombres y mujeres puedan participar en el desarrollo de este país", asegura la senadora.

De acuerdo con Rodian Rangel Rivera, profesor del Centro de Estudios Políticos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lo interesante del voto femenino es ver cómo se ha venido incorporando, regulando y fortaleciendo, no en términos del voto, sino en la incorporación de las mujeres a los puestos de representación o a los puestos de toma de decisiones políticas en el país.

"Creo que este hecho histórico está muy marcado también por una cuestión geográfica, estadística y poblacional, porque las mujeres son la mayoría en este país. Pero hasta hace unos años el voto no se había traducido en que la mujer pudiera acceder a estos puestos de representación, y creo que este es el gran momento ahorita, en cuanto a la calidad del estatus de las mujeres en esta situación de toma de decisiones", subraya el académico.

PUNTOS TRASCENDENTALES

La senadora comparte que a través de la historia hay momentos relevantes que se deben recordar para comprender el proceso que ha sufrido el voto de las mujeres. Sin duda, el que marcó precedentes fue el primer congreso feminista que se dio en Yucatán, en 1916.

"Es uno de esos temas fundamentales porque se dio antes de la Constitución de 1917, que, aunque no se reconoció los derechos plenos de las mujeres que quedaron excluidas, sin duda puso en evidencia que había mujeres organizadas, participativas y tomando decisiones", explica Tagle.

Otro momento histórico es cuando apareció en el Diario Oficial de la Federación de 1953, un decreto que testificaba que las mujeres tendrían el derecho de votar y ser votadas para puestos de elección popular. Con este reconocimiento formal empezó a darse una serie de cambios sucesivos para que las mujeres finalmente pudiéramos acceder a los cargos de tomas de decisiones.

"A partir de aquí haya una serie de manifestaciones dentro de los derechos políticos de ellas, que fue haber logrado las reformas que hicieron posible la cuota de género y el tema de la sentencia 12624 que se dio en 2011, por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, conocida como 'Antijuanitas', con la cual se reconocieron las acciones afirmativas para que las mujeres finalmente ocuparan espacios de elección popular", recuerda.

Finalmente, en la Reforma Político Electoral de 2014, se logró una modificación en el artículo 41 Constitucional donde se otorga el Reconocimiento a la Paridad, entendida como un principio en que las mujeres y los hombres tienen los mismos derechos a participar en los cargos públicos.

El papel de votar y ser votada

La senadora Tagle asegura que las féminas como votantes son las que más participan durante épocas electorales; aceptan la responsabilidad ciudadana de ser funcionarias de casillas y, además, asumen ser las representantes de las fuerzas políticas a las que pertenecen.

"Me parece que las mujeres en nuestro papel de votantes estamos participando, pero desafortunadamente como votantes debemos tener en cuenta que es una población a la cual se acude en busca de un voto clientelar, porque son las principales beneficiarias de programas sociales en las comunidades más necesitadas, son como un botín electoral al cual se acude para estar a favor o apoyar a ciertos candidatos", subraya la legisladora.

Del otro lado de la moneda, Rangel Rivera considera que en la actualidad existe un discurso muy fuerte sobre tener una mandataria en el país, la pregunta es ¿por qué las candidaturas presidenciales no han tenido el impacto que se esperaría?

"Creo que el votante es muy exigente con las candidatas, el electorado favorece más al hombre que a la mujer, ahí sería bueno plantearnos si es una cuestión cultural; que las campañas que en su propia configuración interna no alcanzan a arrastrar al electorado o se carece de una figura bastante hábil; contar con nuevas propuestas y presentar una imágenes frescas", comenta el académico. Por su parte, la senadora explica que también tiene que ver con una concepción machista, que no es exclusiva de los hombres, también las mismas mujeres son presas de este comportamiento, así que son más exigentes, severas y críticas con aquellas que son políticas.

"Sin duda el machismo es una realidad que nos afecta a las mujeres y en el cual hay que seguir trabajando. Solemos exigirnos más entre mujeres, ponernos más en la lupa del escrutinio, medirlas con otros tipos de criterios que con respecto a los hombres. Por supuesto es un tema pendiente que tenemos que trabajar", señala.

Tagle añade que estos cien años han sido de batalla y lucha, pero también de mucho reconocimiento, de conquistas ganadas, de avances importantes, donde las mujeres tienen que reconocer lo que se ha ganado y sentirse satisfechas con ello, aunque todavía hay mucho por hacer.

Presidentas de América Latina

A pesar de los avances que se han hecho históricamente con respecto a la igualdad de género, poco más de los 10 % de los gobiernos a nivel global están encabezados por mujeres. América Latina sólo ha tenido 10 mandatarias.

ARGENTINA:

⇒ Isabel Martínez de Perón, asumió el poder tras la muerte de su marido Juan Domingo Perón en 1974, fue derrotada por el golpe militar dos años después.

⇒ Cristina Fernández de Kirchner, viuda del expresidente Néstor Kirchner, obtuvo las riendas de su país en 2007, para ser reelegida en 2011. Su liderazgo concluyó el año pasado.

BRASIL

⇒ Dilma Rousseff ganó las elecciones de su nación en 2010 y fue reelegida nuevamente para dirigir su país otro cuatrienio desde 2015.

CHILE

⇒ Michelle Bachelet llegó a la presidencia de su país en 2006 y fue reelecta para un segundo período, el que inició el 11 de marzo de 2014.

COSTA RICA

⇒ Laura Chinchilla asumió el cargo como presidenta para el periodo 2010-2014, convirtiéndose en la primera mujer de su nación en ocupar dicho puesto.

NICARAGUA

⇒ Violeta Chamorro su elección se hizo de manera directa, por primera vez en este territorio, así que asumió el papel como mandataria de 1990 a 1997.

PANAMÁ

⇒ Mireya Elisa Moscoso Rodríguez asumió el cargo de 1999 a 2004, cuando el país recuperó la soberanía del Canal de Panamá por parte de Estados Unidos.

Gobernadoras

Con el paso del tiempo, la clase política ha sido conquistada por el arduo trabajo que han realizado algunas legisladoras quienes en la actualidad ocupan puestos de gran relevancia en el sistema mexicano. La lucha por obtener los mismos derechos que el sector masculino ha dado grandes frutos en diversas áreas como la salud, educación, derechos humanos y fomento de la cultura, entre otros cargos, hechos que originaron el que llegaran a las gubernaturas en diversas entidades.

⇒ Griselda Álvarez Ponce de León. Maestra, escritora y política fue la primera mujer en gobernar un estado. En 1979 encabezó Colima.

⇒ Beatriz Paredes Rangel. Célebre por su vestimenta tradicional gobernó Tlaxcala de 1987 a 1992. Actualmente se desempeña como embajadora en Brasil.

⇒ Dulce María Sauri Riancho. Es la primera fémina en acceder a la gubernatura de Yucatán, quien llegó a sustituir a Víctor Manzanilla Schaffer en 1991.

⇒ Rosario Robles. Una de las fundadoras del PRD en 1989. Es la primera mujer que llegó a cargo del Distrito Federal en 1999.

⇒ Amalia García Medina. De 2004 a 2010 gobernó Zacatecas por parte del PRD. Fue fundadora del Partido Socialista Unificado de México (PSUM), en 1981.

⇒ Ivonne Ortega Pacheco. Su trayectoria política en el PRI la llevó hasta la silla de gobierno de Yucatán, durante el periodo de 2007-2012.

⇒ Claudia Pavlovich Arellano. La abogada y política mexicana es la actual gobernadora de Sonora, elegida durante las elecciones de 2015.

RELACIONADAS
→ DIA DE LA MUJER
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry