Kiosko
ENRIQUE ARRIETA SILVA
lun 14 nov 2016, 11:13am 14 de 28

El box estudiantil universitario



LETRAS DURANGUEÑAS

El boxeo quizá el deporte más violento, puesto que consiste en golpear al adversario de la cintura para arriba, data desde antes de Cristo, pero el boxeo que pudiera llamarse moderno, nació con el marqués de Quennsberry, quien en el siglo XIX, estableció las reglas que aún perduran, siendo en los Juegos Olímpicos de San Luis, Estados Unidos, en el año de 1904, cuando se le incluyó como deporte olímpico, estableciéndose siete categorías clásicas, siendo ellas: peso pesado, medio pesado, welter, ligero, pluma, gallo y mosca. La mayoría de las glorias mexicanas se encuentran en el peso gallo.

En el boxeo, existen diferentes estilos, como fajadores, técnicos, golpeadores, defensivos, contra ofensivos, etcétera, En el boxeo mexicano un tipo clásico de fajador fue Rubén Olivares y uno del boxeo defensivo Fili Nava.

El antiguo gimnasio de la Universidad, se ubicaba en el espacio que hoy ocupa el Auditorio del Edificio central de la Universidad, teniendo una entrada por el patio principal y otra por la cancha de basquetbol. Era de techo alto y piso de machimbre añoso que levantaba polvo en el ambiente. Contaba para el entrenamiento del boxeo con una pera para conseguir buena velocidad de brazos y precisión en los golpes, con pera loca para obtener rapidez y elasticidad, con costal para adquirir dureza en el golpeo, además con el espacio suficiente para hacer sombra, saltar la cuerda y boxear con sparrings.

Recuerdo que allí entrenaban los boxeadores profesionales, tales como Héctor García, Marcelo Vargas, Tun Tún Torres y el Zurdo Bybe Salazar, al mando de su entrenador don Alfonso Martínez, propietario de una cadena de jugos, que llevaban su nombre.

Del entrenamiento de los boxeadores universitarios se encargaba Simón Covarrubias "Simonillo", quien había sido boxeador profesional y trabajaba como cobrador de una negociación montado en veloz bicicleta y era muy apreciado por el gremio universitario, en cuyas peleas callejeras con el Tecno, participaba entusiastamente.

De los boxeadores universitarios vienen a mi memoria Otto Martínez, Javier Aviña, Raúl "El Zurdo" López. Efraín González, Víctor Hugo Cisneros, Javier Rodríguez, Roberto Aguirre, Jesús "Campanero" Reyes, Roberto Aguilar Vera "La Virunda", Juan Loera Escobedo "El Colo", Juan Francisco García Guerrero, Jorge Campos Murillo, Juan Francisco Alvarado, Jaime Almaguer Castañeda, Raúl Obregón Almodovar, Jorge Rivera Damm, Héctor Ayón, José Montaño, Jesús "Peludo" Nevárez, quien cuando iba a pelear cogía a su papá como costal, etcétera, etcétera.

De los mencionados, unos fueron debut y despedida como Jorge Campos Murillo a quien retiró "El Payo", Juan Francisco Alvarado a quien le dijo adiós Héctor Bernal y Raúl Obregón a quien le tocó las golondrinas otro púgil; recibiendo los tres tal cantidad de golpes que se les hicieron agrios, según se dijo en el argot estudiantil. Los demás tuvieron larga vida en el encordado universitario.

Otto Martínez, fue un boxeador de fino estilo. Javier Aviña, notable fajador. Raúl "El Zurdo" López, de buen estilo. Efraín González, de buena condición física. Víctor Hugo Cisneros "La Golondrina" También buen "estilista". Jesús "Campanero" Reyes, de rápido y contundente golpeo. Roberto Aguilar Vera "La Virunda", bueno para esquivar golpes. Juan Loera Escobedo "El Colo" boxeador elegante. Juan Francisco García Guerrero boxeador de fina estampa. Quienes más destacaron, fueron estos dos últimos.

Juan Loera Escobedo "El Colo", de haberse dedicado al box profesional, habría sido figura nacional y en una nada internacional. Para afirmarlo basta saber que en un campeonato nacional de box amateur, celebrado en Tepic Nayarit en el Auditorio Amado Nervo en el año de 1968, lo vio pelear "El Negro" Pérez, manager de Vicente Zaldívar y entrenador del Centro Deportico Olímpico Mexicano y lo llamó varias veces para integrarlo a la selección nacional de las Olimpiadas del 68, pero "El Colo" no atendió el llamado. Se inició en peso gallo y subió a pluma. Era un peleador natural que tenía las tres cualidades del boxeador: boxear, pegar y aguantar. Falleció en un accidente automovilístico viniendo de Santiago Papasquiaro.

Juan Francisco García Guerrero, boxeador disciplinado y con la suficiente emoción y pasión, llegó a gran altura, pues fue campeón nacional, campeón centroamericano y campeón panamericano, así como peleador olímpico en la Olimpiada de Munich, en la que fue despojado del triunfo. Fue o es asesor jurídico de la Federación Mexicana de Box Amateur.

En los anales del boxeo universitario, hay sorpresas anécdotas y sucedidos que recordar.

Sorpresas como cuando Medrano estudiante de medicina, derrotó ampliamente al "Zurdo" López, que era el favorito, como cuando Roberto Aguilar Vera "La Virunda" pudo empatar con "El Campanero Reyes" y como cuando Víctor Hugo Cisneros "La Golondrina" se impuso a Javier Aviña en trepidante pelea.

Anécdotas como cuando Javier Rodríguez "El Chancharas", adelantándose por muchos años a Mike Tayson quien en una pelea le arrancó una oreja a Evander Hollyfield, mordió la oreja de su contrincante un gorilita de don Alfonso y lo pateó además en las partes nobles, porque "cuando le tiraba golpes se sacaba y a él si se los daba". Y como cuando en un encuentro Juárez-Tecno, Efraín González, en el segundo round dejó noqueado colgando de las cuerdas a Marco Aurelio Casillas Arellano. Sucedidos como cuando Ernesto "Palillo" Dueñez rehuyendo una pelea con "El Piano" Mejía, nos llevó una carta de su padre el que le prohibía pelear, dejándonos con las ganas de ver la paliza que le aguardaba.

Las peleas de box universitarias figuraban dentro de los festejos estudiantiles del mes de mayo y en algunos campeonatos de guantes de oro, así como en los encuentros Juárez-Tecno.

El ring de las peleas de los campeonatos de los guantes de oro, se levantaba en el segundo patio del Edificio Central de la Universidad y el ring de las peleas Juárez-Tecno en el territorio neutral de la Secundaria 6, que se ubicaba en la calle 20 de noviembre casi esquina con Zaragoza. Ni tan neutral, porque los estudiantes de la secundaria, eran más afines al Tecno que a nosotros.

Para cerrar éste capítulo de mis recuerdos, quiero traer a cuento, el encuentro habido el 21 de mayo de 1957, año fundacional de la Universidad, en la Secundaria 6, entre Juárez-Tecno: Otto Martínez de la UJED venció a Pablo Dévora Barrios del Tecno, Raúl Zurdo López de la UJED se impuso a Rubén Acevedo del Tecno, Efraín González de la UJED a Marco Aurelio Casillas Arellano del Tecno, Héctor "Coliso" Jiménez de la UJED a Jaime García del Tecno, Reyes Fernández "La Bestia" de la UJED a Carlos Gallegos del Tecno y Héctor "Chinito" Ayón de la UJED a "La Libélula" del Tecno. Fue una tarde gloriosa para el box universitario, presenciada por tres mil estudiantes, entre ellos yo.

Eso en cuanto a las peleas de box, para las peleas callejeras allí estaba el callejón de "Las Mariposas".

La idea de este artículo, nació en amena plática con mi gran amigo Roberto Aguirre Navar, fanático del box, pero más fanático de la amistad.

RELACIONADAS
→ LETRAS DURANGUEÑAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry