Regional
GABRIEL ACOSTA
lun 21 nov 2016, 12:23pm 15 de 18

Gomezpalatina gana en la cancha y en la vida

Desirée es futbolista profesional. Ha participado en torneos internacionales representando a la Selección mexicana. (FOTOGRAFÍAS: MICHEL MORÁN)


DESIRÉE ES FUTBOLISTA PROFESIONAL, ARQUITECTA Y TRABAJA EN LA FORMACIÓN DE NIÑOS DENTRO DEL FUTBOL

Si algo ha marcado la vida de Desirée Monsiváis a lo largo de los años es la capacidad para vencer los retos que se le presentan. Cuando está a punto de embarcarse en una travesía nueva, su mente no se detiene a pensar en las cosas que podrían salir mal. Al contrario, cada éxito que conquista está cimentado en el trabajo y la confianza en sí misma. Si tiene una mínima posibilidad de triunfar, ella lo cree hasta que transforma ese pensamiento en algo real.

Desirée es futbolista profesional. Ha participado en torneos internacionales representando a la Selección mexicana. Es arquitecto y además cuenta con una maestría en Ingeniería y administración de la construcción. Actualmente, toma un respiro de los partidos de futbol para concentrarse en su nueva aventura de consolidar un instituto de formación de futbol en La Laguna.

El despertar de una atleta
/media/top5/top-IMG_4964.jpg

Cuando Desirée tenía 10 años asistió a unos Juegos Centroamericanos y del Caribe en la rama de atletismo y fue mediante esa experiencia que descubrió que tenía madera de deportista. Ella se recuerda como una niña tímida que tenía buenas calificaciones. No pensaba que años después terminaría convirtiéndose en futbolista profesional y en una de las delanteras de la selección mexicana.

El futbol siempre estuvo presente en la vida de Desirée, pero fue cuando entró al equipo de la preparatoria que se dio cuenta que lo suyo, más que un talento, era un don. "Tenía la coordinación de atletismo y la velocidad. Dominaba el balón y le pegaba muy fuerte. Era buena y me gustaba ser competitiva, protagonista".

El don no pasó desapercibido y el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) le ofreció una beca del 70 por ciento para estudiar ahí y terminar el bachillerato. Pese a las dificultades económicas de pagar la colegiatura restante, Desirée recibió apoyo de su familia para no desaprovechar esa oportunidad. “Literal contaba el dinero para subirme a un camión o para comprarme una gordita en el receso. Mi mamá me dijo: ‘no sé cómo le vamos a hacer, pero vamos a pagar esa mensualidad’”.

Luego de terminar la preparatoria y tener un paso satisfactorio, a Desirée le ofrecieron una beca del 100 por ciento en la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) para continuar con sus estudios y representar al equipo de la escuela. “En 2008 me fui a Puebla sin conocer a nadie. Duré cuatro años y medio y ahí salieron mis primeros llamados a la Selección Mexicana, así que lo compaginaba con la carrera”.

Selección Mexicana
/media/top5/top-IMG_5269.jpg

Todos los futbolistas sueñan con representar a su país en la selección. Mientras Desirée se encontraba de vacaciones en Gómez Palacio, recibió un correo electrónico donde le avisaban que estaba convocada a la Selección Mexicana de Futbol. “Fue una sensación padrísima, además porque tenía 23 años. Yo no tuve ningún proceso en selecciones menores así que era como un caso excepcional”.

Aunque el llamado la tomó por sorpresa, Desirée se preparó para llegar ahí desde que comenzó con el equipo de la universidad. “En Puebla había dos seleccionadas nacionales y ellas decían que era muy difícil llegar si no estabas en selecciones menores. Yo me obsesioné un tiempo con estar en Selección y hasta que solté ese pensamiento fue cuando apareció el llamado”.

Con la selección, Desirée viajo por primera vez fuera del país para disputar la Universiada Mundial de China 2011. El equipo mexicano no consiguió los resultados deseados pero la experiencia de disputar un torneo internacional la motivó para seguir esforzándose.

Luego de regresar de China, Desirée regresó a Puebla a culminar su carrera. Muchas veces tuvo que ponerse de acuerdo con los profesores para entregarles los proyectos semanas antes y atender los compromisos con la selección. "Sigo viendo el futbol como trampolín, como una herramienta para seguir estudiando. No tenía dinero, pero sí mi don del futbol", lo relata sin darse el crédito que merecería graduarse de una carrera tan demandante como Arquitectura y jugar para México al mismo tiempo.

Monterrey sería el siguiente punto en el mapa luego de terminar su carrera profesional. Ahí de nueva cuenta consiguió una beca para realizar la maestría en Ingeniería y Administración de la Construcción en el ITESM, donde el modelo de entrenar era más exigente.

Segundos de felicidad
/media/top5/top-IMG_5231.jpg

Las convocatorias a la Selección Mexicana se hicieron permanentes y Desirée acudió a su segunda universidad, esta vez en Rusia, ahora con el objetivo en la mente de regresar a México con una medalla. Aquel equipo logró avanzar las primeras rondas mostrando gran superioridad frente a sus rivales y Desirée tuvo la oportunidad de anotar varios goles.

Desirée marcó una de los goles en aquella final contra Gran Bretaña. Aprovechó un mal despeje de la zaga británica, condujo el balón hasta el área, recortó a una defensa y cruzó sutilmente su disparo ante la salida de la arquera. “Son segundos de felicidad. Volteo a ver el estadio y los rusos nos apoyaban, no éramos favoritas. Esto es la felicidad, tantos sacrificios, estar lejos de casa, todo vale la pena”.

A final de cuentas, Desirée regresó a México con la medalla que se propuso, pero acepta los errores que se cometieron en el partido. “No hay que desconcentrarse tan fácil, es un área de oportunidad para los mexicanos. Regresamos con una medalla grandísima de plata. Yo me doy por servida por ser parte de esa historia”.

Al otro lado del mundo
/media/top5/top-IMG_5155.jpg

Cuando Desirée volvió a Monterrey a terminar su maestría, su compañera de selección Fátima Leyva, le mencionó que conocía a un entrenador de Bulgaria, el cual buscaba a una delantera para su equipo de la Liga Premier de Kazajistán. Desirée no titubeó y decidió emprender otra nueva aventura al otro lado del mundo.

El miedo ha servido a Desirée como un empujón que la orilla a cumplir sus metas, pero dice que si se detuviera a analizar esa sensación nunca habría salido de Gómez Palacio. Con el temor de ir a un país desconocido, viajó hasta Kazajistán a jugar con el club BIIK Kazygurt FC para convertirse en la cuarta mujer mexicana en jugar la UEFA Champions League, el torneo más importante a nivel de clubes.

“Mi familia da ese empujón para atreverme a hacer las cosas. He tenido miedo, pero si pienso de más me agarra la ansiedad. Lo que me motiva es que siempre he querido ser un referente, siempre he querido sobresalir. Soy competitiva y no me gusta ser del montón. Me aventé a un país donde todos hablaban ruso y me entendía en inglés con el entrenador”.

La experiencia de vivir en un país con pocas referencias para los mexicanos fue difícil pero satisfactoria al mismo tiempo. Desirée vivió en un hotel y como parte de su naturaleza temeraria aprovechó para tomar un mapa y salir a conocer la ciudad. “El mercado de allá es igualito que el de Torreón, sólo que la gente habla ruso y son más expresivos, pero menos hospitalarios. Lo bonito es que me sentí otra vez como una niña, aprendiendo cosas nuevas”.

Mujer
/media/top5/top-IMG_5100.jpg

Pese a que, en los últimos años, los representativos femeniles de futbol han demostrado que pueden competir contra los mejores equipos del mundo, el apoyo con el que cuenta una futbolista sigue siendo distinto al de un hombre. Los éxitos que Desirée ha cosechado están ligadas a muchos sacrificios que ha tenido que pasar.

"Acá es amor al arte y más por el aprendizaje y el crecimiento personal. En el país no creen en el futbol femenil. Tienes que salir a otros países en donde está más desarrollado el futbol. No sé qué esperan para hacer una liga profesional en México", opina Desirée, quien canaliza esa falta de oportunidades en formar talentos en La Laguna con su instituto de formación.

A sus 28 años, Desirée dejó de lado las canchas debido a que pasaron las fechas para contratarse con algún equipo. En lugar de tomarse un descanso, decide seguir en el deporte ahora a través de un instituto de formación integral para futbolistas.

"Quiero hacer un instituto de formación de futbol en donde niños y niñas tengan una formación integral, que tengan entrenamientos profesionales, que haya clínicas de rehabilitación, asesorías psicológicas, nutriólogos, y que al mismo tiempo lo puedan compaginar con sus estudios".

Si lo crees, lo creas
/media/top5/top-IMG_4976.jpg

El eslogan del instituto de Desirée es simple pero concreto y encierra una filosofía que le ha servido para triunfar en su carrera. La gomezpalatina cree en el talento que existe en la región y está segura de que aquí puede salir la próxima Desirée Monsiváis, de quien espera que la supere.

"Yo creo que en La Laguna hay mucho talento. En cuanto a futbol femenil, hay talento pero no la infraestructura ni la metodología para explotarlo. Quiero evitarles lo que yo tuve qué hacer". La intención con el instituto es que funcione como un enlace para acercar a jóvenes promesas con universidades que les ofrezcan mejores oportunidades.

El ejemplo de Desirée la ha llevado a dar pláticas en distintos colegios en donde las niñas se le acercan para decirle que quieren ser como ella. "Yo quiero que me rebasen. Tengo una responsabilidad con el futbol y la obligación de compartir mis experiencias. Necesitamos sembrar semillas para que florezca. Ésa es la idea".

La fórmula para que Desirée conquistara todos sus objetivos era no desanimarse ante los retos que se atravesaban y la actitud que mostraba ante ellos. "Si tú lo crees con mucha fuerza vas a hacer algo para lograr que tu sueño se vuelva real", sentencia la gomezpalatina, que prefiere catalogarse como lagunera.

"Me encanta ser de La Laguna. Quisiera quitar ese tabú de que dicen: '¿y La Laguna dónde queda? Que se quiten esa idea y que digan que ahí hay un semillero de futbol. Ésa es mi misión".

/media/top5/top-IMG_4991.jpg
RELACIONADAS
→ Vidas de Sol Desiree Monsiváis
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry