Kiosko
MARIO JIMÉNEZ FLORES
lun 19 dic 2016, 9:50am 8 de 24

La ocasión no hace al ladrón, pero le ayuda



Letras Durangueñas

En la pantalla apareció el turno 126 y la mesa número 5. Después de esperar hora y media sentado a que llegara el turno para pasar a poner la demanda en la Fiscalía: Usted le va a contar lo que pasó, papá, lo más claro que pueda, haber si se acuerda como era el fulano ratero o cómo hablaba. Nos recibió un joven que dijo ser abogado, Juan Torres, para servirles, tomen asiento, qué tramite vienen a hacer, a poner una denuncia porque robaron a mi papá dentro del Banco Santander, bien, ella es hija del señor y usted qué relación tiene en este caso, yo soy esposo de Velia, él es mi suegro, ustedes fueron testigos del robo, no, ese día se fue solo, no quiso que lo acompañara Alfredo, mi esposo, bueno, vamos a proceder a levantar la denuncia.

El abogado tomó una bolsita de cacahuates salados con chile, decía la frase en letras grandes y se lanzó un puñito a la boca abierta, luego se frotó las manos y se dispuso a escribir en la computadora, Su nombre, Antonio López, edad, 72 años, ocupación, maestro de educación física, jubilado, como sucedieron los hechos, el día 18 de noviembre llegué al Banco Santander que está frente a Soriana Madero y me formé en la fila como a las ocho treinta de la mañana, había muchos jubilados porque ese día nos pagaron el aguinaldo por el Buen Fin, a qué horas abren el banco, a las nueve, pero hay que llegar temprano, continúe por favor, abrieron el banco y se hizo una fila como de 40 personas yo era como el número 11, cuando fui a la ventanilla la señorita me entregó 10 mil 500 pesos y mi credencial del IFE, guardé el dinero en la bolsa de la chamarra y se me cayó un billete de 500 pesos, rápido me agaché a recogerlo pero no llegaba hasta el piso, sentí la cintura muy dura, no podía agacharme, iba para abajo a empujones y temblando, casi tocaba el billete cuando una persona me lo alcanzó y lo puso en mi mano y se fue, pero yo no podía enderezarme, me quede acalambrado y la sangre se me fue a la cabeza, y no le dieron auxilio, era una sola caja y la fila no avanzaba y empezaron a protestar, me hicieron para un lado así engarruñado para que no estorbara.

El abogado quería reírse, “ahora sí que estaba con la raiz pa arriba”, tomó la bolsita de cacahuates y se lanzó a la boca otro puñito para distraerse, continúe, concreto por favor, llegó un joven y me llevó así agachado a una silla, me ayudó a sentarme y se fue, después de un rato me enderecé, dos empleados del banco me preguntaron que si ya podía caminar, que si ya estaba mejor, pensé en tomar un taxi y busqué el dinero en la bolsa y ya no traía nada, y qué supone usted que pasó, yo creo que el muchacho que me llevó a la silla me sacó el dinero pero no me di cuenta, y el billete de la mano, ya no lo encontré tampoco, recuerda cómo era esa persona, no lo vi, ya me estaba desmayando, sentía la cabeza como de plomo, en el banco qué le dijeron, que pusiera la denuncia, que ellos no podían hacer nada, algo más, no, es todo, su demanda la vamos a pasar a la Dirección Estatal de Investigaciones y le van a llamar para que la ratifique, y podrán encontrar al ratero, ellos solicitan el video del banco para revisarlo y saber qué fue lo que sucedió.

Pinche viejo no quiso que lo llevara buen fin adiós bocinas escondió el dinero no alcanzó a llegar al trabajo no me va creer la jefa quédate si quieres te voy a descontar el día el pago de la tarjeta puras pérdidas no investigan al de la camioneta le dieron 50 balazos frente a las cámaras del Simmon y ni sus luces las radiografías de Velia tengo que ir por ellas Los Tigres del Norte en la velaría ya estaba yo listo haya en la mesa del rincón les pido por favor que lleven la botella ni modo y si fuera la final contra tigres están pesados buen fin Paseo Durango está lleno pero bien caro donde lo compraste en paseo dije y cuando fui a Soriana sonó la alarma por la etiqueta dijo el guardia.

Es todo, nosotros les hablamos en cuanto se tengan resultados. Cómo te sientes papá, eso lo he escuchado toda la vida nosotros le llamamos, es un no pintado de esperanza vana, un no evasivo un sí que al paso de los días será cierto olvide su dinero así me siento, ya me olvido del dinero.

Abordaron el carro y Velia se puso al volante, Don Antonio en el asiento delantero y Alfredo atrás, había mucho tráfico y circulaban muy atentos a la defensiva, el calor y la rutina los fue sumiendo en sus pensamientos.

Si lo encontrara primero le doy una friega y le recojo mi dinero, lo obligo a que me lleve a su casa y le quito todo lo que tenga, malditos rateros, no hay peor crimen que el de robar, te arrebatan tu dinero y tus tarjetas y nomás te quedas viendo cómo se van impunes, como si fuera una maléfica lotería y ese día te sacaste al diablo como premio. Dejas tu casa ordenada, apagas la tele, revisas el gas y pones en orden todo antes de salir. Es el lugar donde eres tú, donde estas cómodo y seguro, te ufanas de tener un estudio y libros, el piso que más te gusta, y los colores el verde que te da paz el amarillo con más luz, la lámpara que no tiene sombras que ilumina la página completa, ah, tu casa, cada espacio lo decoraste infinitas veces cuando ves un mueble o un paisaje lo visualizas en un espacio de tu hogar, en las tiendas sueñas y acomodas cortinas, salas y cocinas, es tu casa, tu santuario, un día llegas y la reja metálica de la ventana, esa que el herrero diseñó para ti, con grecas y flores, la que pintaste tú mismo, para dejarla a tu gusto, esa está destrozada, a un lado está una barra que arrancó parte del muro, adentro todo revuelto, que crueldad la búsqueda frenética del dinero, las joyas, los cajones vaciados al piso, libros arrasados, nada de valor dice la rata asquerosa, mis tesoros mis propiedades no valen y los destruye y los malbarata sin ninguna conciencia.

Va a estar difícil Don Antonio, no hay datos para identificar al malandro, y luego no creo que investiguen hay muchos casos a menos que lo atrapen por otra cosa, no seas pesimista Alfredo, algo encontrarán, nunca me había pasado esto, que me quitaran el dinero así, a un luchador profesional, a cuantos los dominé en 10 segundos y a este hijo de su… si lo encontrara le aplico un Low blow y lo dejo embarrado en la banqueta, pero esa vieja lesión me traicionó ni modo ahora a esperar, tenemos que regresar Don Antonio a presionar para que le muevan, hable al Canal 10, a lo mejor hay más gente igual que la hayan robado en los bancos y en la calle.

Igual viejo agarrado, aguinaldo adelantado Velia apartó el vestido de la niña debe Coppel, esperaba el 18 de noviembre la fiesta en Malibú y si voy al banco siempre regresan si no trae dinero lo obligo a que robe y me pague traigo 20 mil pesos dice dámelos todos por aprovechado un pavo para Navidad mi cinturón piteado la tequila y una piñata para Jennyfer, Ariel Camacho es necesario amor que platiquemos un minuto seriamente, el Komander si señor yo soy de rancho iiiuuu soy de botas y a caballo.

No has comido bien estos días papá, olvida el dinero, lo bueno es que no te pasó nada, con la terapia que te están dando en el Issste te vas a poner bien, estoy bien, lo que pasó fue por el frio ya no puedo jugar cachi bol ni modo, y el dinero bien dicen que la ocasión hace al ladrón, todo se alineó en mi contra, hay que reconocer Don Antonio ya no se puede hacer todo igual.

Al día siguiente Alfredo llegó a su trabajo y lo recibieron con la novedad de que había un video mío en Facebook, mira a Don Antonio en la ventanilla del banco, doblado por la cintura, un hombre le da el billete en la mano y otro lo hace a un lado para pasar, un tercero de chamarra roja lo lleva a sentar en una silla todo doblado y se va, no se le ve la cara. Mira los memes le ponen la cabeza de Donald Trump, buscando ilegales jajaja y este dónde quedó Hillary jajaja, por aquí pasó el gober de Veracruz jajaja, buscando cuatro mil millones del gobierno de Durango jajaja, fuerzas especiales de Fidel Castro jajaja.

Los tres llevamos el video a la fiscalía y nos pasaron con los agentes de la DEI, con ese video no se puede hacer nada, entonces cualquiera te roba o te agrede y no puedes hacer nada, con el nuevo gobierno le van a cambiar el nombre a la DEI ahora será la Dirección de Investigación del Delito y todo se va a mejorar. Oye Velia, yo veo muy tranquilo a Don Antonio, no será que todo es mentira, no es tranquilidad es decepción, esta indefenso se siente derrotado, con este golpe sintió la realidad del paso de los años, para los viejos no hay buen fin de ninguna manera.

Bueno pues al mal tiempo buena cara, ya le hice la cartita a Jennyfer, pediré las muñecas que le gustan, tú que pedirás Alfredo, yo que todos tengamos salud y que la segunda parte del aguinaldo la retiremos en el banco de la Plaza de Armas, y tu papá, ¿que vas a pedir?, yo hace muchos años que no pido nada, me ocupo más en dar que en recibir y así soy feliz, pero este año quiero pedir algo que recuerde por el resto de mi vida. Y que será eso Don Antonio, sacarse la lotería o algo así, lo que pido de regalo es que el América salga campeón en esta Navidad, no eche la sal Don Antonio, ya ve como estamos (relato escrito tomando la tradición del monólogo interior, de James Joyce y la integración de diálogos y la gramática narrativa debida a José Saramago).

RELACIONADAS
→ LETRAS DURANGUEÑAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry