Editoriales
GERARDO ESQUIVEL
mar 14 feb 2017, 9:08am 4 de 9

La vida sin TLCAN



GERARDO ESQUIVEL

Es necesario que los mexicanos empecemos a analizar, discutir y reflexionar sobre un escenario que hasta hace poco parecía impensable: el del fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Al parecer, la visión de Donald Trump sobre el comercio en general, y sobre el TLCAN en particular, conducirán a su término.

La visión de Donald Trump sobre el comercio es una de suma cero, en donde lo que uno gana el otro necesariamente lo pierde. Se trata de una visión totalmente contrapuesta al enfoque moderno que entiende al comercio como una actividad en donde las dos partes podrían beneficiarse mutuamente.

Dada la visión de Trump, la única métrica de éxito que él seguramente aceptaría es una en la que el déficit comercial de su país con México logre disminuir. Esto último, sin embargo, solo puede ocurrir a través de dos vías: o aumentan las exportaciones de EU a México o disminuyen las importaciones de EU provenientes de México. Esto a su vez sólo puede suceder por dos vías generales. La primera sería a través de un cambio en los precios relativos entre los dos países, es decir, si se encarecieran los productos mexicanos o se abarataran los productos norteamericanos. El problema es que ello supone una apreciación del peso frente al dólar, mientras que lo que ha ocurrido desde la elección presidencial norteamericana es exactamente lo contrario, por lo que esta vía debe descartarse. La segunda forma de lograr el objetivo de Trump sería a través de la imposición de aranceles a las importaciones de origen mexicano o con subsidios a las exportaciones de Estados Unidos a México. Se trataría de actos que violarían las condiciones comerciales vigentes en el TLCAN y que resultarían inaceptables en el contexto de una posterior negociación comercial. Es por ello que el tener como objetivo la reducción del déficit comercial de Estados Unidos parece conducir de manera inevitable al fin del TLCAN.

¿Cuáles serían los costos de que se terminara el TLCAN? Últimamente han aparecido algunas voces sugiriendo que los costos serían relativamente pequeños. Hay dos tipos de argumentos en este sentido: por un lado, hay quienes señalan que en realidad pasaríamos a comerciar con Estados Unidos en el contexto de la Organización Mundial de Comercio y que en ese caso los aranceles promedio serían relativamente bajos (menos de 3%). Otros sugieren que, dado que los beneficios del TLCAN han sido relativamente escasos, entonces los costos del ajuste también podrían ser bajos. Considero que esta conclusión es errónea. En el corto plazo los costos podrían ser considerables, especialmente en ciertos sectores económicos y en ciertas regiones del país que hasta ahora se han beneficiado ampliamente del acceso comercial a Norteamérica.

En cualquier caso, es necesario prepararnos para enfrentar esta posible situación en los meses por venir. Para ello, lo que debemos hacer es reflexionar sobre todo lo que dejamos de hacer en el pasado: fortalecer el mercado interno, invertir en infraestructura, diversificar mercados (para lo cual es necesario invertir en puertos, aeropuertos, carreteras, temas de logística, etc.), invertir en la población, etc. En cualquier caso, incluso si el TLCAN llegara a permanecer, esta reflexión no estaría de más. Es precisamente el tipo de discusión que omitimos tener durante más de dos décadas. No desperdiciemos esta oportunidad.

@esquivelgerardo

Gesquive@colmex.mx

RELACIONADAS
→ GERARDO ESQUIVEL
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry