Editoriales
JORGE PÉREZ ARELLANO
lun 20 mar 2017, 9:49am 1 de 7

Repugnante, la mentalidad discriminatoria



Sin Restricciones

Si algo ha caracterizado al Papa Francisco durante su pontificado es tener una mentalidad muy diferente a la que durante siglos definió a la Iglesia Católica con respecto a temas delicados como el aborto, la homosexualidad y el celibato, así como otros muy polémicos como la pederastia de curas en todo el mundo.

¿Quién soy yo para juzgarlos?, ha repetido en infinidad de ocasiones Francisco al ser cuestionado sobre la comunidad lésbico-gay. Perdonar y no juzgar, son dos de los principales conceptos que ha abanderado el Vaticano desde que el sacerdote argentino fue elegido como el líder de la Iglesia.

Pero por supuesto que no todos en la Iglesia piensan como el Papa. Y ayer, en Durango, el Obispo emérito Héctor González Martínez evidenció la mentalidad discriminatoria de esa Iglesia que le ha costado la pérdida de millones de fieles en los últimos años, de esa Iglesia inquisidora capaz de definir en base a sus criterios quién es "bueno" y quien es "malo".

En el Episcopeo dominical, el hasta hace unos años Arzobispo de Durango, arremetió contra la "proliferación y favorecimiento de la homosexualidad", a la cual se refirió como una "práctica repugnante" que "no es natural ni tiene derechos ni obligación".

Bueno, incluso fue capaz de asegurar que "un diputado homosexual" (refiriéndose a Israel Soto Peña, quien abanderó el tema en la Legislatura pasada), defendía ante el Congreso del Estado de Durango "el arrejuntamiento civil de los homosexuales. Es decir, no solo descalificó a quienes tienen preferencias sexuales distintas, sino se metió con la vida personal del perredista.

Pero ahí no terminó el "espectáculo". González Martínez aseguró que los argumentos del diputado eran a "favor del paganismo y sus aberraciones". Y concluyó diciendo: "como Satanás se esconde tras los ídolos y sus corrupciones, el mismo Satán mugía por la boca de ese diputado"... ¿qué tal?

Por supuesto las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. Cientos de fieles a través de sus cuentas opinaron sobre las declaraciones del Obispo tachándolas de erróneas, además de asegurar sentirse decepcionados e indignados por la promoción de la discriminación y odio contra grupos específicos.

Algunos más aseguraron ser católicos y no pensar de la misma manera que él. Otros dijeron sentirse decepcionados de supuestos líderes que lejos de agrupar, promuevan el odio y rechazo entre sus semejantes. Y así una diversidad de opiniones que dejaron en claro la rotunda equivocación del sacerdote.

Total que al Obispo emérito le llovió sobre mojado. Repugnante, pues, resultó su mentalidad hacia un grupo de personas con preferencias sexuales distintas, en tiempos en los que el racismo y discriminación tanto daño le hacen a nuestro país. Repugnante es no quien piensa y siente distinto a los demás, sino quien quiere imponer su criterio a costa de la libertad de los demás... ¿o usted qué opina?

Twitter: @jperezarellano

RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry