Editoriales
JESÚS MENA VÁZQUEZ
lun 17 jul 2017, 9:04am 2 de 7

La degradación de nuestra democracia



Vida Pública

Después de la jornada electoral viene la etapa de valoración de pruebas por parte de la autoridad administrativa en materia electoral, para luego pasar a los jueces federales en la materia, quienes tendrán la última palabra respecto de las elecciones locales en Coahuila, donde los principales actores políticos han impugnado el rebase de topes de campaña por parte de sus adversarios.

La elección del estado de Coahuila, con quien tenemos lazos estrechos derivados de la vecindad de ciudades importantes en ambos estados, ha desatado diferencias entre los Consejeros del Instituto Nacional Electoral que se han ventilado en las redes sociales, lo que da muestra de las opiniones divergentes que existen al interior del pleno.

Falta todavía que los jueces electorales valoren las pruebas y dicten sentencia, lo que espero es que las discusiones que se den tanto en el ámbito del INE como del Tribunal Electoral sean para hacer justicia y castigar a quienes se compruebe que cometieron delitos electorales.

En las últimas décadas el sistema político en nuestro país se ha adaptado a los cambios que ha demandado la sociedad en aras de mantener la gobernabilidad. Como en otras entregas he argumentado, creo que a partir de demandas sociales se han generado cambios institucionales que han regulado el acceso a derechos tan importantes como el de elegir libremente a nuestros gobernantes, garantizar la libre competencia y la transparencia en el manejo de los recursos públicos.

Así, durante las últimas décadas hemos visto nacer a muchas instituciones para ordenar el acceso a estos derechos, sin embargo, además de engrosar la burocracia estatal, algunas de las decisiones que han tomado se apartan de la búsqueda del bien común. Un ejemplo muy concreto de esto es que durante muchos años se evitó dar el carácter de dominante a Telmex por parte de los organismos reguladores del estado en esta materia.

El caso de los organismos que regulan el acceso al poder mediante la aplicación de las reglas y procedimientos electorales es uno de los más importantes para todos los actores políticos y por eso su interés en apoyar para la integración de estos órganos a personas que se identifiquen con sus posiciones ideológicas.

Sin embargo, el interés inmediato de los actores políticos por tener influencia en los órganos de decisión en materia electoral puede resultar contraproducente para el avance de nuestra democracia.

El tono de las discusiones y las decisiones que vimos en el Consejo General del INE nos hacen preguntarnos si el interés de la élite política por mantener influencia en los órganos electores ha ido demasiado lejos; la degradación de nuestra democracia solamente les conviene a ellos.

Twitter: @jesusmenav

RELACIONADAS
→ VIDA PÚBLICA
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry