Nosotros
DALIA RODRÍGUEZ
sáb 12 ago 2017, 8:43am 4 de 5

Fotoprotección tópica y oral, todo lo que debes saber



LA SALUD EN TU PIEL

Los filtros solares, fotoprotectores o pantallas solares, son preparados que se aplican sobre la piel para minimizar los efectos de la radiación solar sobre la misma. Se clasifican en filtros químicos, físicos o mixtos:

Los filtros químicos absorben los fotones de la radiación solar, alterando su estructura molecular.

Los físicos, generalmente partículas minerales, reflejan y dispersan la radiación, actuando como barreras.

El factor de protección, también denominado índice de protección o coeficiente de protección, indica la eficacia protectora de un filtro. Los filtros solares tienen uno o varios números que indican el factor de protección solar. Por ejemplo, si una persona desarrolla enrojecimiento después de 30 minutos de exposición al sol, el uso adecuado de un filtro solar de factor 30 prolongaría a 30 veces la exposición (es decir, a 900 minutos) la aparición del enrojecimiento.

Si el filtro solar sólo lleva un número y no se indica nada, éste se refiere al factor de protección frente a los rayos UVB. Si aparecen dos números, el primero indica el factor de protección frente a los UVB y el segundo, el factor de protección frente a los UVA.

Recomendaciones respecto a su uso:

Es importante no escatimar la aplicación del fotoprotector (aplicar aprox. 2mg/cm2).

Durante el verano, se aconseja estar a la sombra desde las 10:00 hasta las 17:00 horas.

Debe aplicarse siempre (en verano, o durante cualquier actividad deportiva en la nieve, agua o arena) crema con FPS de 30 o más alto, sobre la piel seca. Se debe hacer 20-30 minutos antes de exponerse al sol, volviéndola a aplicar cada 2-3 horas, y después de sudar mucho o bañarse.

Es importante protegerse la cabeza, el cuerpo y los ojos con gorras, camisetas y gafas de sol.

El bronceado con rayos UVA también puede lesionar la piel, al sumarse sus efectos con los del sol.

Por otro lado, la aplicación de los fotoprotectores tópicos se ve afectada por el baño, la sudoración o la fricción, lo que hace difícil una fotoprotección integral segura. Por ello las principales novedades que en los últimos años se han producido en fotoprotección, es el uso de la vía de administración oral como una nueva forma de fotoprotección: la fotoprotección sistémica, como un complemento a la fotoprotección tópica, que protege más contra UVA.

Diversas sustancias carentes de efectos secundarios han demostrado ejercer un efecto preventivo de los daños inducidos por la radiación UV en la piel cuando son ingeridas oralmente, constituyéndose así como fotoprotectores orales. Sus mecanismos de acción son muy variados, interviniendo en diversas vías de señalización y ejerciendo su efecto protector ya sea por su acción antioxidante, antiinflamatoria o inmunomoduladora.

Al igual que se hace con los fotoprotectores tópicos, en los fotoprotectores orales se tiende a combinar sustancias, fundamentalmente de efecto antioxidante, potenciando así el efecto fotoprotector global. Por ejemplo, la ya bien conocida combinación de vitaminas C y E aumenta significativamente el efecto fotoprotector comparada con su administración de forma separada. Para mayor información consulta a tu dermatólogo.

Facebook: Dra Dalia

Rodriguez Dermatóloga

Twitter: dalia_derma

RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry