Editoriales
RUBÉN CÁRDENAS
vie 25 ago 2017, 8:45am 4 de 7

¿Que hasta ilegal sería el nombramiento del líder priista?



La Raya del Tigre

Muy caro le está costando a Luis Enrique Benítez Ojeda, virtual dirigente estatal del PRI, aferrarse a seguir como diputado local. Ahora, sus propios adversarios políticos, así como los detractores del senador Ismael Hernández Deras y su grupo -del cual Benítez forma parte - se han unido para reclamarle el incumplimiento del acuerdo que lo obliga a ser un líder de tiempo completo en las tareas partidistas y, en ese factor, parecen haber encontrado el motivo idóneo para impedir que el tricolor sea entregado nuevamente en manos de allegados al exmandatario.

Paradójicamente, fue el mismo Benítez quien dio pie a toda esa presión, que comenzó a crecer esta semana, justo antes de su toma de protesta como dirigente estatal, a raíz de negarse a dejar la curul en el Congreso local.

Es verdad que los estatutos del PRI no impiden a sus militantes desempeñar algún cargo de elección popular mientras también cumplen alguna encomienda del partido; de hecho, abundan los ejemplos de una doble y hasta triple función, pero este caso particular es diferente porque, según sostienen los inconformes, hay un acuerdo específico ante el Comité Ejecutivo Nacional del PRI respecto a que todo aspirante a la dirigencia estatal debería renunciar a cualquier tarea ajena a este liderazgo.

Han subido a tal intensidad las reacciones, que algunos ya manejan la posibilidad de acudir ante las instancias correspondientes, porque - aseguran- la llegada de Benítez Ojeda podría aun estar en la ilegalidad, ya que la anterior líder en el estado, Anavel Fernández, convocó a la renovación de dirigencia sin facultades legales para hacerlo, pues únicamente durante los dos primeros meses en el cargo le estaba permitido llamar a elecciones internas, no después, de acuerdo a los estatutos del Revolucionario Institucional.

De modo que, al convocar después de casi un año para la renovación del CDE, carecen de validez tanto la nominación como acuerdo alguno que se haya alcanzado, porque esto emana de un proceso totalmente extemporáneo.

El alboroto en el PRI local repuntó, sin duda, porque muchos saben que sus posibilidades de participación política y electoral se extinguieron con el regreso del senador Hernández Deras a esa oficina. Los laguneros están conscientes, por su parte, de que una vez más los dejaron sin la posibilidad de construir una candidatura hacia el próximo gobierno estatal; igualmente, quienes están identificados con otros exgobernadores, los que no pertenecen a algún grupo o corriente, como el diputado Oscar García Barrón, o hasta algunos priístas del actual gabinete estatal, todos ellos saben que fueron ignorados.

Por todo esto, no deja de ser interesante que haya dado un viraje la aparente calma en que supuestamente transitaba la sucesión en el PRI local. Es previsible que el CEN intervenga para tranquilizar a los inconformes. Y puede lograrlo, porque la clase priísta conoce bien cómo bajar intensidad a este tipo de presiones; sin embargo, lo que de plano le costará mucho es la recuperación de la confianza en las futuras decisiones que deban tomarse, porque ya no tan fácil será, ni para los de fuera ni los "de casa", confiar en un grupo caracterizado por incumplir compromisos formales establecidos en momentos de apremio.

No está dada la última palabra en el PRI local, por lo visto. Algunas novedades pueden surgir de aquí al fin de semana, cuando se realice la Asamblea en que debe ser nombrado el nuevo líder estatal.

LA CONTRALORÍA MUNICIPAL informó ayer que, hasta el momento, son diez los exfuncionarios municipales de la pasada administración, de primer y segundo nivel, que han sido ya citados por incurrir en desvíos, por lo que, con toda seguridad, vendrá un buen número de solicitudes de amparo... DESPUÉS DE LOS informes del primer año de gobierno de las alcaldesas de Gómez Palacio y Ciudad Lerdo, están en la agenda política del estado los municipios restantes este fin de semana y los días siguientes... LA LISTA DE delegados federales que deben dejar sus cargos luego de un año del cambio de gobierno, en el que han demostrado sólo falta de disposición para dejar a un lado sus colores partidistas, se sigue agrandando, aun cuando ese tema debe ser tratado con mayor amplitud en otra Raya del Tigre.

Twitter @rubencardenas10

RELACIONADAS
→ LA RAYA DEL TIGRE
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry