Siglo Nuevo
Redacción S. N.
vie 29 sep 2017, 5:47pm 1 de 1

Garry Winogrand

Foto: Cortesía Galería Fraenkel, San Fancisco/ Lola Garrido


El fotógrafo veloz de la liberación femenina

Women are Beautiful, serie fotográfica del estadounidense Garry Winogrand, llega por primera vez a México de la mano de la Colección Lola Garrido luego de cumplir un itinerario prolongado y exitoso por Moscú, Viena, Seúl y Dusseldorf. Más que la muestra de un trabajo atractivo es el testimonio de una de la visiones sociales más importantes del siglo XX.

Las imágenes montadas para el ojo público que conforman Women are beautiful (Las mujeres son hermosas) fueron realizadas en los años sesenta y setenta. Winogrand nos invita a observar la vestimenta, el maquillaje, los peinados y los hábitos de mujeres desconocidas que habitaron un contexto social marcado por luchas cuyo fin era la emancipación femenina.

En las 85 imágenes vintage en blanco y negro que componen la serie se aprecia (son abundantes los detalles al respecto) la búsqueda de la libertad. Las pupilas se llenan con mujeres solitarias que no necesitan de la compañía masculina para reír y sonreír. La lente del artista las captó en una acera, en un parque, en una visita al museo, o entre los escaparates del centro comercial, en alguna manifestación o en una fiesta. Todas se conducen de modo natural, sin pose ni actitudes prefabricadas.

Las bellezas elegidas por este artista quedaron dentro de un portafolio publicado en 1975 por Light Gallery y la editorial Farrar, Straus & Giroux en Nueva York. El mismo Winogrand (Nueva York, 1928 – Tijuana, 1984) seleccionó las imágenes dentro de un conjunto de cinco mil opciones, ofreciendo así un testimonio de la vida cotidiana de femeninas y anónimas presencias en la urbe neoyorquina.

Sobre ese álbum el profesional de la lente escribió: “No sé si todas las mujeres en las fotografías son hermosas, pero si sé que las mujeres son hermosas en las fotografías. […] Las fotografías son descripciones de poses o actitudes que dan una idea, un indicio de su energía”.

Women are beautiful es considerada una crónica visual de la cultura urbana, captada con precisión y de forma controlada por un especialista, con facultades entrenadas para tratar con la improvisación, que describe estilos y actitudes clase medieras que surgieron en Estados Unidos y se propagaron por el mundo.

CÁMARA LISTA

Garry Winogrand es considerado un pionero de la fotografía callejera. Se destaca su idea de combinar en sus conceptos al modelo casual, la gracia de la foto instantánea, el gusto por la escena espontánea y la belleza casual.

El creador recorrió, siempre buscando y con la Leica de 35 milímetros siempre lista a disparar, las calles y plazas de las principales ciudades. No quería sino atrapar el instante adecuado.

En una plática con autoridades culturales del país, Sofía Neri, curadora e investigadora del Museo de Arte Moderno de México, señaló que la serie fotográfica es una crónica histórica visual de la liberación femenina en la que se observa a mujeres anónimas captadas por sorpresa por las calles de la Gran Manzana, dentro de la contracultura que se vivió en el país al norte del río Bravo en los años sesenta y setenta-

“La importancia de que el Museo de Arte Moderno albergue esta exposición radica en que es la primera vez que se le dedica una muestra a Winogrand en nuestro entorno latinoamericano y que es uno de los tres fotógrafos callejeros más importantes de Estados Unidos, junto a Lee Friedlander y Diane Arbus”, dictaminó la curadora.

Sofía Neri consideró que una de las aportaciones del neoyorquino a la fotografía moderna es la innovación en los encuadres y el contenido. “Su interés es antropológico en un sentido posmoderno, porque se interesa en el sujeto y las personas, se mezcla entre las multitudes y tiene una forma de tomar las fotografías, diría que de forma performática, porque siempre va caminando con su cámara y pareciera que la gente no se da cuenta cuando toma las fotografías”, explicó la también investigadora.

“Él toma la cámara y con un movimiento rápido se asoma por el visor, hace el cálculo para hacer todos los ajustes necesarios y toma la foto, lo hace tan rápido que mucha gente creyó que nunca se asomaba al visor y que por tanto sus fotos tenían una línea de horizonte-diagonal”, detalla para ilustrar la dinámica que contienen los gestos fijados por el artista en sus imágenes.

Muchas de las fotos de la exposición no son totalmente horizontales, esto las dota de un movimiento que es tanto espontáneo como consciente. “Cuando se acerca una persona no muy familiarizada con su trabajo puede pensar que las fotos están mal tomadas o mal encuadradas, sin embargo esto es deliberado por parte del fotógrafo”, indicó Neri.

En las fotos de Winogrand se observan las diagonales, mas lejos de ser un defecto, según la encargada de recibir por primera vez en México el trabajo del nortamericano, esto ayuda tanto al dinamismo como a la composición de la foto.

La propia Sofía Neri reflexiona acerca de que ninguna de las imágenes que componen la serie fue titulada por Winogrand. Sobre esto apunta que a él “No le interesaba trascender como fotógrafo o hacerse rico con su trabajo. Se sostuvo trabajando para publicaciones, obtuvo becas, impartió clases distintas universidades y de manera particular”.

/media/top5/SNarteWihogrand.jpg

Nadie como Winogrand retrató la normalidad de Estados Unidos de los años 50 y 60. Foto: Archivo Garry Winogrand

VELOZ

La curadora comentó que las obras expuestas se conservan frescas gracias a que el artista innovó y cultivó una fotografía urbana que ahora es un asunto cotidiano, algo que practica la mayor parte de los citadinos. La mayoría, si no es que todos, portan consigo un celular que posibilita tomar fotos donde uno se encuentre, en el ángulo que se quiera.

Las imágenes de Women are beautiful son fotografías análogas para disfrutar y apreciar en su contexto. Winogrand fue un profesional veloz que no perdía de vista las profundidades de campo, las aperturas, la iluminación, y todos los valores de la forma análoga de hacer su trabajo. Otro de sus talentos era hacer parecer que lo logrado de sus creaciones era producto de un azar afortunado, ya que no se podía predecir la presencia de ese halo de simpatía, de ese gesto de humor cándido, de la mirada cargada de ironía.

La muestra es realizada en el marco del Festival Internacional Foto México. Aterrizó en territorio nacional luego de estancias temporales en importantes sedes internacionales. Las bellezas atrapadas por el estadounidense pertenecen al acervo de la coleccionista española Lola Garrido, quien las adquirió hace 15 años, en una subasta en San Francisco.

La exposición Garry Winogrand, Women are Beautiful, Colección Lola Garrido, exhibe, además de las fotografías, un ejemplar del álbum publicado en 1975 y un video producido por la National Gallery of Art de Washington que contiene fragmentos de un diálogo de dos horas entre el creativo y estudiantes de la Universidad de Rice, en Houston, Texas, que se desarrolló en 1977.

Las mujeres hermosas atrapadas por el pionero de la fotografía callejera conforman, además de una serie atractiva, evidencia antropológica de una época caracterizada por una voz femenina que empezaba a sonar con fuerza.

Alejado de cualquier pretensión, Winogrand logra heredar un testimonio gráfico a quienes no conocieron de cerca lo más cotidiano de un movimiento femenino que explotó en los aspectos más simples, desde la moda o el ejercicio del voto, hasta la simpleza de caminar por la calle sin un hombre haciéndole sombra.

RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry