Kiosko - nota 3 de 5

Fruta

Por:


Guillermo Favela P.

Comienzan las horas a parecerse a ellas mismas; divagan entre las cosas que son cotidianas; miro un reflejo en mis manos que tocan, acarician las mismas horas, contemplo una fruta en la mesa, me siento, la miro como una congoja de mí mismo, ella sola en la mesa, yo solo en el tiempo.

Reflexión sin ubicuidad sobre lo que es el tiempo, que pasa de modo inadvertido. Miro y miro esa fruta que lenta se consume, lenta se fusiona con el cosmos. Surgen preguntas de mi conciencia a mi tiempo, el tiempo; a esa fruta que se consume como yo a destiempo, al destiempo de una pregunta. Esa fruta es como mi jugo, mi esencia, la savia de mí hacia esa pregunta, hacia ese tiempo que me consume en esa forma integral que circula, divergente.

Observo la mesa con sus contornos, sus patas, miro una y luego otra; sus contornos. Luego la fruta sola que se transpone a sí misma, se ubica lenta, lenta concepción de la soledad, entre esa fruta y yo y el tiempo que es rima reflexiva como mi misma reflexión.

Sentado la miro, veo su imagen en mi mente, veo que envejece, fenece lentamente con la parsimonia que transgredió el follaje de su nacimiento.

Esa fruta que en tanto una pregunta que circula como una semilla que germina como mi tiempo al estar sentado, divagando. La miro y soy ella misma que se consume en mis preguntas; me paro, doy dos pasos o tres, la tomo, la acaricio y su aroma transgrede mi cuerpo; la tomo con las dos manos y lentamente se convierte en polvo.

RECOMENDAMOS KIOSKO

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redación ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone BlackBerry BlackBerry BlackBerry BlackBerry