Siglo Nuevo
Andrés Ávila
mar 14 nov 2017, 4:56pm 3 de 3

Linaza: ayer, hoy y mañana



¿Qué es la linaza?

La linaza, también conocida como semilla de lino, es producto de la planta anual de lino, una flor milenaria de pétalos azulados que tiene sus raíces en el creciente fértil, una región histórica y de suma importancia ubicada en Medio Oriente y Asia occidental.

Estas semillas de tamaño compacto, lisas y de color marrón, no han sobrevivido tantos procesos geológicos en vano; su fácil cultivo y propiedades amigables con el ser humano la han hecho una de los alimentos o remedios favoritos que no pueden faltar en las despensas de los hogares del mundo.

No sólo la reconocen por su amigabilidad con las dietas personales o por su sabor y propiedades nutritivas que aporta en alimentos como panes, galletas o ensaladas; sino también por contener nutrientes para la mejoría de la salud, como:

Ácidos grasos Omega 3: Forma el 57% de la linaza y se encuentran en alimentos como el pescado o mariscos; también se pueden suplantar con fuentes vegetales como las nueces y la canola.

Ácidos grasos grasos Omega 6: Complementa el 16% de la linaza y es un ácido vital para nuestro cuerpo y que éste no fábrica, sin embargo, se puede encontrar en alimentos como el huevo, pan y aguacate.

Ácidos grasos saturados: Forman el 9% de la semilla y también podemos encontrar en lácteos y carnes.

Ácidos grasos monoinsaturados: Son el 18% y se pueden encontrar en aceites vegetales agregando la característica especial en reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre disminuyendo a su vez el riesgo de trombos y coágulos.

Conoce sus presentaciones

Se ha comprobado que la semilla de lino guarda su valor nutritivo durante mucho tiempo cuando se almacena y se usa adecuadamente. Enseguida te presentaremos unas maneras de usarla según el Flax Council of Canada, (El consejo de la linaza canadiense):

1. Semillas integrales: Las semillas de lino añaden el color y el crujiente a los alimentos. Se puede salpicar las semillas sobre los pasteles caseros o mezclarlas en la masa. Sin embargo, hay que moler las semillas de linaza de primero porque las semillas integrales pasarán por su sistema no digeridas. Se puede almacenar las semillas integrales de linaza, que son limpias, secas y de buena calidad, a la temperatura ambiente durante hasta un año.

2. Linaza molida: Moler las semillas rompe su piel exterior dura, creando un polvo claro. Vendida empaquetada al vacío, o preparada por sí mismo en un molinillo de café, la linaza molida se puede salpicar sobre los cereales o añadir a pastas, masas, cazuelas, y otros alimentos cocidos. Para guardar la frescura de la linaza hay que molerla cuando uno la necesita. Se puede guardar de esta manera refrigerada en un recipiente hermético opaco hasta 30 días

3. El aceite de linaza: El aceite se puede adquirir en botellas. Se extrae de semillas integrales de linaza y se puede verter sobre las ensaladas frescas.

4. Cápsula: El aceite de linaza es sellado en cápsulas y vendado como complemento alimenticio.

La linaza se puede adquirir en diferentes presentaciones y en diferentes lugares como en supermercados y tiendas naturistas, se puede comprar empaquetada, en una botella, en forma de cápsula o al mayoreo.

El otro lado de la moneda

Aunque se hable de la semilla de lino como la novedad milagrosa natural en cuestión de enfermedades como el sobrepeso, alergias, colesterol alto, enfermedades del corazón, diabetes, o prevención del cáncer de mamá, la linaza no es milagrosa ni cura enfermedades, es cierto que puede tomarse como medicamento preventivo de la misma forma que lo es el ejercicio y una dieta balanceada, pero eso no es suficiente.

Como cualquier otro suplemento o alimento, se debe consumir con moderación, ya que una dosis mayor a los 30 gramos se estima que puede ocasionar reblandecimiento de las heces y diarrea. En algunos casos se pueden producir alergias. Y los ácidos grasos como el Omega 6 que equivalen el 16% de la linaza, aumentan el riesgo de contraer enfermedades tales como depresión, ataques al corazón e incluso obesidad. Lo mismo sucede con los ácidos grasos que equivalen al 9% de la semilla.

No obstante debemos hacer recordar que todo en exceso es malo y que las dosis recomendadas de linaza dependen de varios factores como la edad, el estados de salud entre otras cosas que se pueden consultar con un especialista particularmente, ya que cada cuerpo es distinto.

Debemos tener en cuenta que los suplementos naturales no siempre son sinónimo de seguridad y las dosis deben estar controladas por un especialista en la materia. Finalmente, es esencial saber que el aceite de linaza se puede degradar rápidamente por el aire o el calor, por lo que debe estar guardado en zonas refrigeradas y en envases que lo protejan de la luz.

Producto internacional:

Los principales exportadores de linaza en el mundo son:

- Canadá ($291 millones)

- Rusia ($206 millones)

- Bélgica ($93 millones)

- Kazajstán ($91,7 millones)

Los principales importadores son:

- Bélgica ($245 millones)

- China ($206 millones)

- Alemania ($85,1 millones)

- Turquía ($69,1 millones)

- Estados Unidos ($64, 8 millones)

Fuentes:

cuerpoysalud.org, flaxcouncil.ca, sumedico.com http://atlas.media.mit.edu/es/profile/hs92/1204/

RELACIONADAS
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry