Editoriales
SAÚL MALDONADO
mié 3 ene 2018, 9:41am 4 de 7

Nadie les creyó que el mercado era un peligro



El Punto Es...

El mercado Gómez Palacio es sin duda una bomba de tiempo, así lo han dicho desde hace más de una década los mismos locatarios y la última vez que lo dijeron fue en agosto del 2016, días antes del cambio de administración municipal, cuando Alejandro Pérez Sánchez, entonces subsecretario de la Unión Locatarios, daba a conocer a diferentes medios de comunicación que este lugar era un serio peligro por el mal o el pésimo estado de sus instalaciones eléctricas además de que no existía un plan de evacuación en el caso de un incendio.

Pero ésta declaración no han sido la única, todos los que han sido dirigentes de la Unión de locatarios han reconocido, en su momento, el grave riesgo que existe en el lugar por la mala instalación de la red eléctrica no de ahora, sino desde hace más de tres o cuatro décadas.

En agosto del 2016 se dijo que el costo para poder hacer el cambio total de la red eléctrica en todo el mercado Gómez Palacio era de aproximadamente cinco millones de pesos, y hablar de cinco millones es hablar de una cantidad demasiado elevada para usted y para un servidor y más si sabemos que ese monto fue arrojado de un supuesto estudio realizado por las mismas autoridades municipales.

Y es que todos llegamos a pensar lo mismo, un estudio realizado por la autoridad y que arroje cinco millones de pesos por una obra, pues de seguro todos pensamos que la mitad puede ser para embolsarse y la otra mitad para el trabajo anunciado.

Pero pensamos en ello por la enorme corrupción de la que hemos sido testigos y que existe y ha existido en el sistema político mexicano y sin duda en el sistema político duranguense.

Para muchos de los mismos locatarios del mercado en mención, hace tres años se gastaron las autoridades nueve millones de pesos en la rehabilitación de la fachada del inmueble y los locatarios aseguran que solo se hicieron trabajos de enjarre, arreglo de ventanas y de barandales, limpieza de cantera y que fue una cantidad elevada para los trabajos realizados.

Pero en fin, se gastaron 9 millones de pesos y en ningún momento se arregló lo que ha sido considerada en las tres últimas décadas como la bomba de tiempo es decir, la instalación eléctrica del mercado, solo se hicieron trabajos para que luzca bien el inmueble aunque por dentro siguiera siendo un peligro.

Y nadie pensó que sería cierto lo de la bomba de tiempo, siempre han de haber pensado que se trataba de exageraciones de los locatarios pero la noche del domingo nos dimos cuenta que en verdad nunca fue una exageración y damos gracias a Dios de que el incendio se registró de noche porque de haber sido de día entonces estaríamos hablando de daños de mayor dimensión.

El problema es que ahora la bomba estalló y vamos a ver qué tan carito sale el chistecito a la Presidencia Municipal, porque es un inmueble Municipal, un chistecito que ninguna autoridad quiso atender.

Ahora hay que ver si en verdad los locatarios están dispuestos a que les arreglen el cableado eléctrico porque también eso significa regularizarse con la Comisión Federal de Electricidad y también significa pagar su recibo de luz como todos los duranguenses.

Twitter: @6saulmaldonado9

RELACIONADAS
→ saul maldonado EL PUNTO ES...
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry