Kiosko
MARA GÜERECA
mié 3 ene 2018, 5:08pm 27 de 30

Alejandra Ambrosi debuta en 'sitcom'

La serie de 13 episodios dirigidos por Santiago Viteri, Benny Corral y Gilberto G. Fazi, es el debut de Ambrosi en sitcom. (ARCHIVO)


Encontrar una maleta con 10 millones de dólares puede convertirse en una gran aventura... o en la peor pesadilla. Alejandra Ambrosi lo descubre en ¡Ay Güey!, la nueva serie de Blim que coprotagoniza con Vanessa Terkes.

Estrenada el 24 de diciembre en el servicio de streaming, presenta la historia de ‘Susana’ (Ambrosi) y ‘Verónica’ (Terkes), dos mujeres que encuentran un equipaje con millones de dólares dentro, situación que las llevará a emprender una huída de los maleantes que desean recuperar el dinero. Durante el escape, ambas son confundidas con dos ricas herederas y se enfrentan a un mundo desconocido en el que nadie es quien dice ser.

DEBUT EN SITCOM

La serie de 13 episodios dirigidos por Santiago Viteri, Benny Corral y Gilberto G. Fazi, es el debut de Ambrosi en sitcom. Interpreta a ‘Susana’, una joven que sueña con convertirse en chef y que ante la inesperada muerte de su padre y un conflicto con su madre ve lejana su oportunidad de ingresar a la universidad. La situación se complica y se ve obligada a irse de casa y buscar un trabajo en un restaurante, aunque los planes no salen como esperaba. Es ahí cuando conoce a ‘Verónica’ y la aventura inicia.

“Ya había tenido la oportunidad de hacer comedia en teatro y en tele, pero no tan formalmente como ahora en una sitcom. ¡Me encanta! Mis personajes siempre tienden a ser un poco más dramáticos e intensos y la verdad ya necesitaba hacer algo más ligero, de tomarme la vida menos enserio”, dijo con emoción la actriz mexicana vía telefónica a este medio.

LA CLAVE: CONTRASTE

La actriz aseguró que parte del éxito de la serie radicó en la relación y contraste de los dos personajes principales.

“‘Susana’ es una mujer estructurada, piensa lo que dice, está un poco amargada, es culta, sabe del mundo, es un poquito grinch y sabelotodo; ‘Verónica’ es todo lo contrario, es chípil, no tiene filtros como decimos coloquialmente, no tiene pelos en la lengua, es soñadora, no es culta, es libre y este contraste de dos mujeres tan distintas que no se soportan pero que las une el destino y el dinero es lo que se vuelve muy divertido”.

SIN LUGAR PARA EGOS

Para Alejandra la libertad que tanto productores como directores les dieron para explorar a los personajes fue fundamental en el crecimiento del proyecto. Recordó que no siempre las circunstancias permiten a los propios actores aportar ideas, pero en este caso la situación fue otra y hasta los egos quedaron de lado, pues tanto ella como Vanessa se hacen correcciones mutuas con respeto y profesionalismo, pues saben que “es lo mejor para la serie”.

Alejandra se despidió deseando un gran año a los duranguenses, pidiéndoles que se tomen un tiempo para reflexionar y así encontrar el camino que los guíe hacia la felicidad y la paz interior, además de invitarlos a que no se pierdan ‘¡Ay Güey!’ a través de Blim.

RELACIONADAS
→ Alejandra Ambrosi
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry