Editoriales
YAMIL DARWICH
jue 18 ene 2018, 8:24am 4 de 8

Plazas y Paseos



Dialogo

Las plazas y paseos públicos aparecieron con los primeros asentamientos humanos; Usted recordará los Jardines Colgantes de Babilonia, ejemplo remoto de los primitivos; las grandes áreas destinadas a las reuniones festivas del Antiguo Egipto; o las ágoras construidas por los romanos.

El mundo está lleno de esos espacios sociales, gracias a diseñadores arquitectónicos que, con su creatividad, los han dejado como constancia cultural de las etnias.

Son tan importantes que, durante su existencia, en las comunidades constantemente reciben cambios de diseño, siempre pensando en la utilidad, según las necesidades de la población a la que pertenecen. Nuestro ejemplo nacional es el Zócalo de la CdMEX, que ha presentado caras diferentes, desde espacios arbolados hasta gran explanada, como hoy se muestra.

Son áreas para convivir y efectuar eventos masivos del orden cultural, aunque también sean utilizados para manifestaciones políticas -válido- como otra manifestación del gregarismo humano. Nosotros también hemos vivido el fenómeno de la arquitectura urbana; nuestras plazas, parques y jardines han sido lugares de encuentro, convivencia y escenarios de festividades.

La Plaza de Armas de Torreón, construida en 1898, ha sido engalanada con los años, hasta tener fuentes ornamentales consideradas arte, jardinería variada, bancas ornamentadas y pisos de mosaico. Hoy día, está vergonzosamente invadida por ambulantaje.

Lo nuevo es la Plaza Mayor, acierto de las administraciones públicas pasadas, que engalana al edificio de la nueva Presidencia Municipal. En ella, los laguneros disfrutamos de actividades artísticas, culturales y hasta de recreación, algo bueno para el ánimo regional, particularmente de los jóvenes; afortunadamente su esencia no ha sido desvirtuada, a pesar de hacer uso de ella para fines aviesos, como manifestaciones politiqueras.

El descuido de nuestro Bosque Venustiano Carranza, cada día más despoblado y deteriorado -a pesar de algunos solidarios intentos de particulares por recuperarlo- es desventurado; en contraparte, se han construido otros, como el Urbano, con diseño posmodernista, adecuado para La Laguna del XXI, el que desgraciadamente ha sido descuidado por las administraciones públicas, sea por desinterés o falta de recursos económicos -su lago altamente contaminado es el mejor ejemplo-. Positivas, las remodelaciónes de Parques, como el Victoria de Gómez Palacio o la tradicional Plaza de Lerdo.

A últimas fechas, siguiendo los modelos de otras partes del País, en las ciudades laguneras se han creado los llamados "paseos". Ejemplos: el de Independencia en Gómez o el Colón, de Torreón.

Caso especial es el Colón, prolongado con la renovada Av. Morelos, hasta culminar en la Plaza Mayor y que han sido causa de desencuentros entre grupos empresariales organizados y ONGs.; incluya a colegios de profesionales y las autoridades municipales. Ese es otro tema.

Los estudiosos de la violencia en nuestra sociedad actual, insisten en la creación de tales espacios, útiles para la vida en comunidad y, sobre todo, ocupándolos para quitarle el control a la delincuencia.

En lo personal, paseo por la Colón los domingos y he podido constatar su nacimiento y evolución: de un gran acierto -poco visitado al inicio-, hasta llegar a recibir hasta 10,000 ciudadanos, según cifras oficiales; iniciando con la presencia de jóvenes, incluidos bicicleteros, luego modificar su afluencia con familias integradas por adolescentes y adultos de distintos niveles socioeconómicos, hasta amantes de mascotas.

También puedo testimoniar los cuidados recibidos en tiempos electorales, cuando la vigilancia era suficiente y había servicios varios, como sanitarios y entrega de bolsas para deshechos de las mascotas. ¿Intento manipulador?

La popularidad atrajo al comercio y otros emprendedores, particularmente los de alimentos, que vieron sus negocios llenos de consumidores; sume a ambulantes, con volantes ofertando diferentes productos.

Sin embargo, a últimas fechas, pasadas las elecciones de Coahuila, el decaimiento fué haciéndose manifesto: iniciando con la desaparición de vigilancia -si acaso una pareja de mujeres policías entregadas a la plática-, seguido por la invasión de taxistas y otros automovilistas irrespetuosos que atraviesan las barreras y cruceros de la calzada. Los sanitarios desaparecieron y la limpieza se ha ido descuidando, curiosamente en tiempos de cambios de administración, aunque pareciera estar mejorando. ¿Sería manipulación politiquera temporal?

A las sociedades se les mide el desarrollo por la evolución de sus asentamientos urbanos; desde los servicios básicos, siguiendo por los de seguridad y limpieza, continuando con las escuelas y universidades y culminando con la promoción de la cultura. Ls plazas y jardines tienen enorme importancia, reconocida por líderes sociales dispuestos a atender a la población ofreciéndole espacios públicos.

Tristemente, en lo concerniente a La Laguna, la educación de las autoridades es muy limitada, manifestando evidente sintomatología de su desinterés por conservar tales áreas.

Ni que decir de la falta de ética y ruptura con la moralidad de los politiqueros, parásitos, que se han multiplicado en nuestro medio.

Esperemos haya mejor atención a nuestras necesidades públicas sociales y veamos un destello de civilidad inteligente en nuestros gobernantes. ¿Tiene esperanzas?

Ydarwich@ual.mx

RELACIONADAS
→ Dialogo
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry