Editoriales
JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sáb 3 feb 2018, 8:45am 1 de 7

Apocalypse Now



Yo río libre

La imagen fue: Un grupo de científicos atómicos -entre ellos 15 premios nobel- adelanta 30 segundos el reloj apocalíptico del año 2018 y lo deja a sólo dos minutos de la medianoche, la hora del fin de la humanidad.

Es 25 de enero. Integrantes del Boletín de Científicos Atómicos alertan durante un acto en Washington, sobre el fracaso del presidente de Estados Unidos (EU) Donald Trump y otros líderes mundiales de abordar las amenazas latentes de guerra nuclear y cambio climático.

Exponen: Atravesamos la etapa más amenazante desde la Segunda Guerra Mundial. El mundo no sólo es más peligroso ahora que hace un año. El reloj está tan cerca de la medianoche hoy en día como estuvo en 1953, el momento más complicado de la Guerra Fría.

Opina el científico Lawrence Krauss: Una razón para adelantar el reloj apocalíptico la constituyen las políticas nucleares de Donald Trump.

Se produce la situación en momentos en que el Pentágono y el presidente Trump dieron una serie de pasos que intensifican el peligro de guerra nuclear.

El Departamento de Defensa propuso la ampliación del uso permitido de armas nucleares, de manera que incluya la respuesta a ciberataques y a otras agresiones no nucleares contra la infraestructura estadounidense.

Delineó la estrategia de guerra nuclear ampliada en un documento borrador enviado a Trump para su aprobación.

The Wall Street Journal informó que el Pentágono planea desarrollar en silencio dos nuevas armas nucleares con base en el mar Pacífico.

El informe se basa en una nueva revisión de la estrategia nuclear norteamericana que indica que las nuevas armas atómicas tendrían como objetivo contrarrestar ataques de Rusia y China.

La planificación de una posible guerra atómica se produce al tiempo que Trump amenazó en reiteradas ocasiones con lanzar un ataque nuclear contra Corea del Norte.

The New York Times informó que el Pentágono lleva una serie de prácticas de combate en preparación para una potencial guerra con norcorea.

El Ejército de EU lanzó ejercicios de guerra en el Fuerte Bragg, Carolina del Norte, así como en los cielos de Nevada, y planea desplegar más tropas de operaciones especiales en la península coreana durante los Juegos Olímpicos de Invierno este febrero en Pyeongchang, Corea del Sur, a 96 kilómetros al sur de la zona desmilitarizada que la separa de Corea del Norte.

Corea del Sur y EU acordaron retrasar los ejercicios militares programados en la península hasta después de las olimpiadas.

Iniciaba enero y Trump provocaba. En su cuenta de Twitter publicó que su botón nuclear es "mucho más grande y poderoso" que el del líder norcoreano Kim Jong-un. En tanto, Corea del Norte y Corea del Sur abrían líneas de comunicación y afirmaban que iniciarían negociaciones directas.

El ex vicepresidente Joe Biden y el ex jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército Mike Mullen afirmaron que EU nunca ha estado tan cerca de una guerra nuclear con Corea del Norte.

La segunda semana de enero The Guardian publicó que el gobierno de Trump planeaba flexibilizar las restricciones para uso de armas nucleares y desarrollar una ojiva nuclear para misiles Trident.

Esto ocurrió después de que Trump propusiera aumentar el arsenal nuclear y de que, según informes, declarara con respecto a las armas nucleares: Si las tenemos, ¿por qué no podemos usarlas?

El 12 de enero los habitantes de Hawái vivieron una situación de pánico cuando recibieron una falsa alarma de amenaza de misil balístico. "Muchas personas pensaron que nuestra peor pesadilla podía estar ocurriendo de verdad", comentó el gobernador David Ige.

Días después, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU anunciaron la realización de una reunión informativa sobre cómo debería prepararse la población ante un ataque nuclear.

De ahí que el 25 de enero, los científicos del Boletín Atómico expresaran: Con Trump el mundo está más cerca de un desastre nuclear y climático.

Así que convocaron a reducir las peligrosas tensiones entre EU, Corea del Norte e Irán. Y adelantaron el reloj, a solo dos minutos de la hora simbólica del apocalipsis.

Dijo el científico mexicano Pedro Zuloaga -descendiente del terrateniente asentado en La Laguna a mediados del siglo XIX Leonardo Zuloaga- en su libro La Fuerza Atómica, publicado en 1945 -ya en la Guerra Fría- por Editorial Jus: Los tiempos son de tremenda seriedad y responsabilidad; no es exagerado llamarles apocalípticos.

Los nombraba La carrera hacia el Día del Juicio.

@kardenche

RELACIONADAS
→ Yo río libre
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry