Editoriales
RAFAEL ALARCÓN
lun 5 feb 2018, 9:05am 1 de 8

Manifestación de la pobreza



Pura Intuición

La globalización económica crea lazos entre distintas economías nacionales, con lo cual la incidencia del trabajo infantil en países del llamado tercer mundo se hace más patente que en los países industrializados. Al mismo tiempo, el proceso de globalización permite a Mexico ser consciente del trabajo infantil como una realidad que se da en nuestros estados también pone presión a las economías locales y estructuras sociales de nuestros municipios intensificando de esta forma el problema del trabajo infantil.

Es evidente que existe una relación entre el trabajo infantil y la pobreza, puesto que los niños que trabajan son casi exclusivamente pobres. Pero la pobreza no es la causa del trabajo infantil; el hecho de que la proporción de trabajo infantil varíe dramáticamente entre países de niveles similares de desarrollo económico lo demuestra. En China, por ejemplo, ha habido muy poco trabajo infantil en las últimas décadas, según fuentes diplomáticas de EUA, porque tomaron la decisión política de mandar los niños a la escuela. Lo mismo ha ocurrido en el estado Kerala, en la India, que prácticamente lo ha abolido. De estos dos ejemplos se deduce que el trabajo infantil sólo puede existir si es tratado como aceptable cultural y políticamente.

Según la Fundación Internacional por los Derechos Laborales, en muchos países hay una fuerte tradición de tolerar el trabajo infantil, que se combinan a menudo con prejuicios hacia poblaciones aisladas. El resultado es la expansión de trabajo infantil entre algunos grupos étnicos pobres.

Donde la educación es obligatoria, disponible y entendida como importante, la proporción de trabajo infantil es más baja y es aquí donde radica el gran principio de desarrollo de los pueblos, de la sociedades y de los grupos sociales.

Los factores de pobreza, tradiciones culturales, prejuicios hacia grupos étnicos, religiosos o raciales, discriminación de la mujer, acceso inadecuado a la educación y búsqueda de mano de obra dócil por parte de los empresarios, han existido desde hace siglos. Lo que es nuevo ahora es la globalización económica.

Este factor contribuye a incrementar el trabajo infantil debido a la competencia en el mercado global, que hace que todo el mundo busque bajar sus costos de producción.

¿Por qué trabajan los niños de la calle? Para estos chicos, ni bien ingresan al espacio público se involucran con el trabajo como algo natural, ya que encuentra ahí una posibilidad de inserción en la sociedad. Sin embargo, conforme avanza en esa "carrera" van modificándose el tipo de actividades que realizan para obtener recursos (para su propia subsistencia, para aportar al grupo o, las más de las veces, para incrementar lo obtenido, con su explotación, por parte de los que lo inducen u obligan a trabajar).

En el actual mundo de economías globalizadas y competitivas, de sociedades mediatizadas, y de constantes avances científicos y tecnológicos, quienes no cuenten con los elementos esenciales para hacerle frente quedarán rezagados, no lograrán satisfacer sus necesidades básicas, ni alcanzarán una calidad de vida digna que les permita, a su vez, ser útiles a la sociedad y consecuentemente la pobreza se convierte en parte de la vida de los ciudadanos.

Es por ello que ningún país que desee desarrollarse y crecer puede ignorar que invertir en la educación y el desarrollo de sus niños desde la más temprana edad es un imperativo socio-económico, que, a largo plazo, dará sus frutos al haber formado sujetos capaces de aportar al crecimiento productivo y al desarrollo tecnológico, por contar con los conocimientos y la creatividad e invención adquiridos y/o desarrollados en sus primeros años de vida y consolidados luego en la etapa de formación.

Para hacer, hay que saber hacer y quienes no cuentan con las herramientas de ese saber carecen de las armas necesarias para hacerse un lugar en el mundo.

El término trabajo deviene del verbo latino "laborare" el que, entre sus muchas acepciones, significa acción de trabajar, física o intelectual; esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza; penalidades, miseria. La traducción al castellano de este verbo se realiza a partir del latín "tripaliare", torturar, que según la definición del Diccionario Enciclopédico Espasa , significa: acción y efecto de trabajar, cosa producida por un agente, cosa producida por el entendimiento; entre otras acepciones. Utilizado como sinónimo de un sinfín de voces podemos darle un sentido u otro. Desde un punto de vista económico, político, del derecho y la sociología se considera que, es la aplicación de las fuerzas intelectuales y físicas del hombre a los objetos exteriores para comunicarles utilidad y valor, a fin de que puedan servir para satisfacer nuestras necesidades.

El trabajo o labor, supone un esfuerzo del hombre, una comunicación de éste a las cosas, a las que imprime un sello representativo de su personalidad, aplicando sobre ellas no solo la fuerza física sino la intelectual. El trabajo es uno de los principales factores activos de la producción y el hombre no puede realizar esta función sin el auxilio de agentes internos y externos. Con él se mueve o se transforma la materia, pero el hombre no logra dicha acción sin fatiga, sin esfuerzo; aún para recoger las riquezas espontáneas requiere de un esfuerzo. El trabajo es la pena que tiene el hombre para vivir

Paralelamente y muchas veces empujados por su situación falta de preparación y su marginalidad para abordar labores cada vez más especializadas que demanda una mano de obra altamente tecnificada, los suele llevar a la realización de actos delictivos, de los cuales resulta a la larga muy difícil salirse y que lo empezamos a ver en nuestros días.

La reducción de la pobreza actual, la disminución del trabajo infantil, la creación de redes de protección social en situaciones de crisis hoy en día son meras expresiones declarativas de los organismos ya que resulta virtualmente imposible asegurar el bienestar y la alimentación de los pobres y de los nuevos pobres que se han sumado como consecuencia de la creciente globalización de la economía mientras quien deba tomar acciones no las tome ya que la pobreza parece es parte de las características de nuestra sociedad y consecuencia de los presupuestos de los programas sociales.

RELACIONADAS
→ Pura Intuición
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry