Editoriales
DAVID PÉREZ
mié 14 feb 2018, 8:45am 8 de 8

Corea entre fuego y hielo



DAVID PÉREZ

El poeta Robert Frost, en Fire and Ice, se pregunta por cómo terminará el mundo. Si el final será la consecuencia del deseo (fuego) o del odio (hielo). En la poesía, Frost se decanta primero por el fuego, considera más poderosa la fuerza del deseo para alcanzar la destrucción. Sin embargo, continúa el poeta, si existiera un segundo final del mundo, también el odio tendría la capacidad de provocarlo.

Los versos de Frost, se actualizan cada vez que se da a conocer un ensayo misiles o de bombas nucleares, en cada discurso de odio que cobra fuerza, en los deseos extracción de recursos naturales sin medida, en el deseo que se fomenta de eliminar al otro, al diferente, en el odio que no se verbaliza pero se actúa. El poema apocalíptico cobra fuerza cada vez que alguien se pregunta: cómo será el final. Los versos de Frost, también provocan preguntas por cómo puede ser el final de un ciclo de guerra.

El más reciente ciclo coreano, marcado por la división y la guerra, podría establecerse a partir del final de la ocupación que Japón tenía en ese territorio. El final de dicha ocupación se produjo en los finales de la Segunda Guerra Mundial y sucedió bajo el patrocinio conjunto entre la Unión Soviética y Estados Unidos. Sin embargo, la guerra fría entre los gobiernos soviéticos y norteamericanos encontró en la península de Corea uno de sus frentes.

Como en muchos otros procesos de descolonización o desocupación, el territorio fue dividido siguiendo las líneas de los paralelos. El estado que se creó en el norte fue apoyado por la URSS y el estado del sur por EE. UU., y después de un breve periodo de consolidación interna, el 25 de junio de 1950 las tropas de Corea del Norte invadieron el territorio de Corea del Sur.

En 1953 se firmó el Acuerdo de Armisticio de Corea. Un pacto de no agresión que permite establecer una frontera libre de hostilidades entre los estados coreanos. Sin embargo, han sido múltiples, por ambos lados, las acusaciones de violar dicho pacto. El acuerdo no ha sido suficiente para evitar actos de guerra y muerte en los dos territorios. Según la convención de La Haya, un armisticio está muy lejos de ser el fin de una guerra, y un poco más lejos de ser un acuerdo de paz. Este tipo de pactos se firman con la intención de crear espacios sin hostilidades para atender las causas de los conflictos armados.

Tras un ciclo marcado por recientes hostilidades, e intentos puntuales de acuerdos, el lunes primero de enero pasado Kim- Jong-un, líder de Corea del Norte, anunció la posibilidad de retomar el diálogo con Corea del Sur. El gesto que materializó las opciones de diálogo fue la decisión de que una delegación de norcoreanos participe en las olimpiadas de invierno de este año. Mismas que fueron inauguradas el viernes pasado en el condado de PyeongChang, que se encuentra aproximadamente a 130 kilometros de Seúl, la capital de Corea del Sur.

Así, el hielo de estos Juegos Olímpicos de Invierno sirve de símbolo de una nueva posibilidad de acuerdo entre Corea del Sur y del Norte. Desde la capital de Seúl se tomó la decisión de llamar a este encuentro deportivo como "los juegos de la Paz". En la ceremonia de inauguración los atletas de Corea del Sur y Corea del Norte desfilaron juntos, con un mismo uniforme y una bandera que representaba a toda la península unida. Dos mujeres, una del Norte y otra del Sur, fueron las encargadas de encender el pebetero. Un fuego que busca encender esperanzas de paz.

No es la primera vez que los países vecinos participan en conjunto en una inauguración de Juegos Olímpicos. No es la primera vez que intentan una ronda de negociación para lograr un acuerdo de paz. Cómo será el final, preguntará Robert Frost, desde su poema. ¿Será suficiente el hielo de los Juegos Olímpicos?, se antoja difícil. ¿El odio y el deseo (hielo y fuego) provocarán la destrucción?, no necesariamente.

Twitter: @davidsecular

RELACIONADAS
→ DAVID PÉREZ
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA
ADEMÁS LEE

El Siglo de Durango, calle Hidalgo 419 Sur, Durango, Dgo. México, C.P. 34000
Contáctenos | RSS | Aviso legal
Conmutador: 618.813.7080 | Publicidad ext 104, 108 | Suscripciones ext. 112 | Redacción ext. 131
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad

comscore
Síguenos en: facebook twitter movil iPhone Android BlackBerry BlackBerry BlackBerry