Kiosko / Aleatoria

24/7/365 POR: RICARDO MILLA

, , actualizada 04:05 🕚
24/7/365 POR: RICARDO MILLA

El 6 de junio de 1982, hace 38 años, mi hermano Reynaldo y yo veíamos la final de vuelta del Torneo de Futbol Mexicano correspondiente a la Temporada 1981-1982.

El Estadio Azteca lucía pletórico y los equipos que se disputaban la tan anhelada corona eran el Atlante contra los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. No era costumbre (como tampoco lo es ahora) ver partidos de soccer en mi casa y no sé porque razón mi hermano le iba a los Pumas de la UNAM.

Yo tenía siete años y no había tomado partido por alguno de los veinte equipos que disputaron esa contienda.

En la Liga Mx de este 2020 los contendientes son 18: de ese entonces hasta hoy perdieron la categoría o dejaron de existir Zacapetec, Universidad de Guadalajara, Coyotes Neza, Atlético Potosino, Atletas Campesinos, Tecos de la UAG, Atlético Español, Atlético Morelia y Tampico.

No existían o no jugaban en Primera División los equipos actuales de los Xolos de Tijuana, el Atlético San Luis, los Indios de Juárez, Querétaro, Pachuca, Santos Laguna, Necaxa ni el Mazatlán FC. Solo diez participaron en la Temporada 1981-1982 y buscan coronarse en este Torneo Guardianes 2020: Los ya mencionados Tigres de la UANL, América, Guadalajara, Cruz Azul, Puebla, Rayados del Monterrey, UNAM, Toluca, León y Atlas.

Pero volviendo al partido que nos ocupa, Atlante había sido líder general tras 38 jornadas y terminó ocho puntos por encima del segundo lugar que fue el América. Con 62 goles a favor y 31 en contra concluyó con una apabullante diferencia de más 31 tantos.

En la semifinal derrotó con holgura a los Coyotes Neza por dos a cero. Por su parte los regiomontanos fueron cuartos en la tabla y dejaron en el camino a las águilas del América en su respectiva semifinal. En el partido de ida en la Sultana del Norte el Atlante se puso por delante con gol de vestidor al minuto cuatro pero los felinos reaccionaron por medio de Tomás Boy al 54 y Geraldo Goncalves al 94. En el segundo y definitivo encuentro el Atlante como local recibió a los comandados por el uruguayo Carlos "Tanque" Miloc con un Coloso de Santa Úrsula que albergó su máxima capacidad: 110,000 espectadores.

El juego fue intenso y a cuatro minutos de concluir "Cabinho" marcó por los Potros de Hierro y empató el global. El dos a dos forzó a unos tiempos extras donde ya no cayeron goles. Recuerdo el dramatismo de los penales. El primer tirador local la mandó fuera pero el cancerbero del Atlante, un Ricardo Lavolpe jovencísimo salvó su arco. El tiro del potro Sergio Lira lo sacó el portero regio Mateo Bravo mientras que Goncalvez rompería el cero con un trallazo. A Eduardo Moses el portero felino le adivinó y tapó su tiro. El carismático Barbadillo ejecutó soberbiamente y colocó el dos a cero y aunque La Volpe acertó su penal, Sergio Orduña con tiro al centro metió el gol del Campeonato.

La serie fue trepidante y memorable y fue la primera ocasión en la que el monarca del fútbol mexicano se definió por tiros penales. En ese momento elegí a los Tigres como mi equipo.

Fundado el 7 de marzo de 1960 este dramático campeonato era su segundo, habiendo obtenido su primero en la temporada 1977-1978 contra los Pumas.

Los ochenta pasaron con más pena que gloria y en los noventa los seguidores felinos recibiríamos como cubetada de agua fría el descenso en la temporada 1995-1996 tras ser derrotados, nada más y nada menos que por nuestros archirrivales: Los Rayados del Monterrey.

A pesar de estar ya descendidos: ¡Entramos a la Liguilla! Una vez eliminados se modificó el reglamento para que ningún equipo que hubiera perdido la categoría pudiera convertirse en campeón.

Solo estuvimos un año en la Primera "A" y ya bajo el formato de los torneos cortos disputamos el Invierno 97. En el Invierno 2001 y el Apertura 2003 perdimos dos finales ante el Pachuca quedándonos con dos subcampeonatos que supieron más a hiel que a miel. En esa oncena destacó la magia de Walter Gaitán.

El 11 de diciembre de 2011 conquistaríamos nuestro Tercer Título al derrotar al Santos Laguna, habían pasado 29 años desde el juego que había visto con mi hermano Reynaldo. En reñidos y divertidísimos juegos ganaríamos el 13 de diciembre de 2015 contra Pumas el Cuarto; el Quinto el 25 de diciembre de 2016 contra el América (que estuvo a segundos de celebrar con Campeonato los 100 años de su Fundación); el Sexto contra los Rayados el 10 de diciembre de 2017 y el Séptimo Campeonato derrotando al León en mayo de 2019. La sequía de casi tres décadas sin títulos se compensó a partir del 2011.

Ha sido una travesía muy divertida y satisfactoria irle a los Tigres de la UANL ininterrumpidamente en estos últimos 38 años.

24/7/365 POR: RICARDO MILLA
24/7/365 POR: RICARDO MILLA