Internacional / Aleatoria

Aumentan medidas para frenar brotes de COVID-19 en España

Ya superan los 500 en todo el país

EFE, , actualizada 16:57 🕚
Aumentan medidas para frenar brotes de COVID-19 en España

Las medidas restrictivas adoptadas por las regiones españolas para frenar el coronavirus aumentan al mismo tiempo que lo hacen los brotes de la COVID-19, que ya superan los 500 en todo el país y que que siguen teniendo en el ocio nocturno y las reuniones sociales y familiares sus principales focos.

España suma 314,362 casos de COVID-19 confirmados desde el inicio de la pandemia, el número mayor de un país europeo occidental, y 28,503 fallecidos, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio español de Sanidad.

Cataluña lideró este domingo el número de contagios diarios, con 1,091 positivos, según los datos ofrecidos por las autoridades regionales, seguida de Andalucía (sur) y de Aragón (este), donde los casos se triplican respecto a marzo, aunque los ingresos hospitalarios se reducen a la mitad.

A pesar del aumento de los positivos en las últimas semanas, el Gobierno regional de Madrid no prevé de momento que pueda producirse una situación de riesgo de colapso del sistema sanitario como al inicio de la pandemia, por el ritmo de aparición de los casos y por la gravedad clínica de los afectados, mucho menor ahora.

"Hay que mantener la guardia muy alta porque esto no se ha acabado", dijo a Efe el consejero madrileño de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty.

La Consejería de Sanidad de Madrid realiza más de 10,000 test de detección del coronavirus al día y ya ha hecho más de un millón de pruebas PCR a los madrileños.

También se ha hecho un estudio serológico en las residencias de ancianos de la región para determinar qué personas han pasado la enfermedad, cuáles no y cuáles han desarrollado anticuerpos.

En las últimas dos o tres semanas ha crecido el número de positivos, lo que significa que el sistema de detección y rastreo de casos está funcionando, según el consejero del Gobierno regional madrileño.

Ahora, recalca, los contagiados son personas más jóvenes que hacen más vida social y que tienen la responsabilidad de protegerse y proteger a los demás, incluidos sus seres queridos, sus abuelos o sus padres, a los que pueden infectar con el virus.

CAMPAÑAS AGRESIVAS PARA CONCIENCIAR A LOS JÓVENES

Muchos de los más de 500 brotes de COVID-19 que se extienden por toda España provienen discotecas, clubes y bares, lugares cerrados en los que la clientela no respeta la distancia de seguridad y no suele usar mascarilla.

Los jóvenes se han convertido en el principal vector de contagio y se han hecho campañas muy agresivas para que actúen con responsabilidad.

En una entrevista con Efe la directora de Salud Pública y Medioambiente de la Organización Mundial de Salud, María Neira, apuntó a las redes sociales como la mejor forma de llegar a ellos.

"Tienen que seguir con su vida, nadie quiere cortarles una calidad de vida que se merecen, pero tienen que adoptar medidas, hacer una valoración del riesgo y evitar los lugares cerrados sobre todo, porque se puede tener ocio en lugares abierto donde la transmisión es más difícil", añadió.

Las acciones para comprobar el grado de cumplimiento de las medidas frente al virus, que algunos pretenden eludir infringiendo las normas y otras malas conductas, ha derivado en un aumento del número de sanciones en las últimas horas.

Es lo que ha ocurrido, por ejemplo, en la ciudad de Alicante (este), donde la Policía desalojó esta madrugada a 66 personas de una discoteca por tener habilitada la pista de baile.

Según el ayuntamiento alicantino, los agentes impusieron, además, durante este fin de semana un total de 139 sanciones a personas que no llevaban mascarilla, sobre todo jóvenes en las zonas de ocio, y sancionaron a 40 establecimientos por incumplimientos.

UNA ACAMPADA PARA PROPAGAR EL CORONAVIRUS

Pero más grave fue lo ocurrido en una playa de la isla de Tenerife (Canarias, Atlántico), donde la Policía desalojó este sábado una acampada que tenía como objetivo difundir el coronavirus.

Los agentes del municipio de La Orotava, donde se encuentra la playa de Los Patos, informaron a través de Twitter del desalojo este sábado del campamento, que acogía a 62 personas.

Esa playa se encuentra cerrada por desprendimientos desde hace tiempo, según explicó el concejal de Seguridad en La Orotava, Narciso Pérez, en declaraciones recogidas por la prensa local.

Pérez celebró la rápida actuación de la Guardia Civil, que descubrió la convocatoria del campamento en las redes sociales y evitó que se reuniera todavía más gente, con el consiguiente aumento del riesgo de contagio.

Aumentan medidas para frenar brotes de COVID-19 en España
Las medidas restrictivas adoptadas por las regiones españolas para frenar el coronavirus aumentan al mismo tiempo que lo hacen los brotes de la COVID-19, que ya superan los 500. (ARCHIVO)