Internacional / Aleatoria

Vacuna rusa contra COVID-19: dudas y retos

La Organización Mundial de la Salud ha pedido tomar con cautela el anuncio de Rusia

AGENCIAS, , actualizada 08:55 🕚
Vacuna rusa contra COVID-19: dudas y retos

Una de las dudas que han ensombrecido el anuncio que hizo ayer el presidente ruso Vladímir Putin es la efectividad de la inmunización, cuestionada por algunos expertos, quienes consideran que los ensayos clínicos han sido muy apresurados, sin embargo, el propio Putin fue quien anunció que la vacuna contra el coronavirus COVID-19 está lista, es segura y eficaz.

Bajo el nombre de Sputnik V, homenaje al satélite que puso en órbita la Unión Soviética en 1957, la vacuna es el resultado de un proceso de investigación liderado por el Instituto Gamaleya de epidemiología y microbiología, que financia el Fondo Ruso de Inversión Directa. Ha sido probada con éxito en personal militar y un grupo de civiles que recibieron un pago, al igual que en parte del equipo de científicos que trabajó en ella, algo criticado por sectores que debaten la práctica ética.

Durante el anuncio realizado por el presidente ruso a través de la televisión pública, dijo que una de sus dos hijas había probado la vacuna y se encontraba bien. A diferencia de los fármacos producidos por el laboratorio estadounidense Moderna y de Oxford AstraZeneca, actualmente en fase tres, del ensayo clínico ruso no se ha publicado nada en las revistas científicas.

Incluso la propia Asociación de Organizaciones de Investigación Clínica de Rusia, que tiene como asociados a importantes laboratorios, envío una carta al Gobierno para evitar las prisas y aplazar la inmunización hasta que la vacuna concluya la fase tres. Algunos científicos han acusado como estrategia política el anuncio de la vacuna.

El director del Instituto Gamaleya, Alexander Gintsburg, comentó que la fase tres de la vacuna se realizará de manera simultánea con la introducción de la misma, lista para empezar en Moscú. Según el Ministerio de Sanidad de Rusia, la vacuna Sputnik V tiene la capacidad de desarrollar una inmunidad a largo plazo, posiblemente superior a los dos años.

Aunque otras opiniones coinciden en que el Gobierno ruso pudo ser discreto y no compartir el desarrollo de la investigación para el fármaco.

LA OMS RESPONDE

Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud tiene registrados los avances de seis inmunizaciones en fase tres de tres de ensayos clínicos; pero la vacuna rusa del Instituto Gamaleya la tiene registrada apenas en fase uno. Y apenas hace unos días la OMS había invitado a Rusia a seguir el protocolo internacional de producción de fármacos. Y en lo que han coincidido investigadores de varios países es en que a pesar de los maratónicos esfuerzos por encontrar una vacuna contra el COVID-19, será a mediados del 2021 cuando esta se logre.

El anuncio también estuvo acompañado de la declaración del director del Fondo Ruso de Inversión Directa, quien aseguró que tiene hasta el momento la solicitud de más de veinte países para la elaboración de unas mil millones de dosis de la Sputnik V.

Vacuna rusa contra COVID-19: dudas y retos
Bajo el nombre de Sputnik V, homenaje al satélite que puso en órbita la Unión Soviética en 1957, la vacuna es el resultado de un proceso de investigación liderado por el Instituto Gamaleya de epidemiología y microbiología. (EFE)

Noticias recientes