Salud / Aleatoria

¿Por qué el COVID podría empeorar la obesidad infantil?

Estudio explica que alteraciones en su estilo de vida ha tenido fuertes repercusiones

DANIELA ESCOBEDO, , actualizada 14:35 🕚
¿Por qué el COVID podría empeorar la obesidad infantil?

Según especialistas, el confinamiento ha tenido fuertes efectos sobre niños y adolescentes que han cambiado su rutina y estilo de vida.

De acuerdo con un estudio publicado por Obesity Society, las alteraciones cotidianas en su alimentación, horas de sueño y tiempo en el que utilizan aparatos electrónicos se ha desbalanceado significativamente y afirma lo que ya se venía suponiendo desde principios de abril del presente año: estos cambios de vida llegan en los periodos en que los niños no asisten a la escuela.

Si bien este fenómeno se presenta durante la época vacacional, el confinamiento se ha prolongado durante mucho más tiempo que este lapso, lo que podría traer consecuencias duraderas a algunos de los afectados.

Los resultados han demostrado que tres semanas después del inicio del confinamiento, 41 niños de entre seis y 18 años en Verona elevaron su consumo de azúcar, carnes rojas y papas fritas, mientras que el consumo de frutas y verduras se mantenía.

Myles Faith, experta en obesidad infantil y coautora del estudio, reconoció para The Herald, admite que los niños y adolescentes propensos a desarrollar obesidad se encuentran en una desafortunada posición, debido a que el entorno en el que todo permanece no proporciona facilidades para mantener un comportamiento saludable.

Según Faith, sus actividades han disminuido por lo menos dos horas diarias, mientras que el tiempo de sueño y del uso de pantallas se ha disparado, entre una hora y media y cinco horas al día.

Explica que dependiendo de la duración de este estilo de vida, los efectos pueden ser muy desfavorables para los niños y adolescentes, ya que no se trata sólo del aspecto estético, sino que muchas personas no consideran las repercusiones no visibles de este cambio, que incluso puede llevarlo a desarrollar enfermedades crónicas si son propensas a ellas y sumando los nuevos hábitos.

Sugieren implementar programas de estilo de vida telemedicina para fomentar un cambio en los hábitos y orientar a las familias de los menores, ya que se debe tener en cuenta que debido a que el próximo ciclo escolar se prevé que sea online, de no actuar, esto podría agravarse a niveles de alerta mundial.

¿Por qué el COVID podría empeorar la obesidad infantil?
Según especialistas, el confinamiento ha tenido fuertes efectos sobre niños y adolescentes que han cambiado su rutina y estilo de vida. (ARCHIVO)

Noticias recientes