Editoriales / Aleatoria

El presupuesto de las medias verdades

Bajo Palabra

VÍCTOR HUGO CASTAÑEDA SOTO, , actualizada 10:01 🕚
El presupuesto de las medias verdades

El proyecto de ley de ingresos y presupuesto de egresos de la federación para el 2021, son un par de documentos con medias verdades y medias mentiras, en todo caso, tiene la pretensión de ignorar la realidad y construir castillos sobre la arena, pensando que los mexicanos cobraremos la renta.

Primera gran mentira, afirma el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Don Arturo Herrera Gutiérrez, que la Ley de ingresos de la federación para el 2021, tiene un ligero incremento y según el funcionario le permitirá repartir a los Estados una tajada mayor de participaciones federales, ambas cosas deseables y necesarias, pero absurdas ante una realidad que nos refleja todo lo contrario, pues mientras este ilustre funcionario de la 4T afirma que creceremos en un 4.3%, no nos explica cómo remontaremos la caída que sufrirá nuestra economía de hasta un 10% al cierre del 2020 y, se estima que durante el 2021 podríamos recuperar un 3.5%, de lo perdido, dando por verdad que el próximo año tendremos un decremento de menos 6.5%.

Segunda gran mentira del mágico Secretario de Hacienda, cuando dice que se incrementará la producción de Pemex de 1,744 a 1,857 millones de barriles diarios a un precio promedio de 42.1 dólares por barril para la mezcla mexicana. y desconoce que, durante la primera mitad del 2020, Pemex registró un promedio de producción 1,692 millones de barriles diarios mientras que el precio actual de la mezcla mexicana se ubica en 35.50 dólares mientras la OPEP considera que en el mejor de los casos el precio promedio del barril de petróleo para el 2021, podría llegar a 38 dólares, de tal suerte que nuestro Secretario infla mágicamente las cifras para obtener más ingresos de la ficción.

Tercera ficción, el Secretario de Hacienda estima que la paridad del peso frente al dólar será de 22.1 pesos por dólar, ahora está en promedio a 21 pesos y esto significa dos cosas; primero, en el hipotético y remoto caso de que PEMEX cumpla con su meta de producción programada para el 2021, tendríamos mayores ingresos, de lo contrario se generará un déficit mayor que tendrá que cubrirse con deuda pública y segundo que el costo de nuestras importaciones será mayor en la medida que se incremente el dólar y este dato no es menor, pues la importación de gasolinas tendrá un costo mayor con repercusión en el bolsillo de todos los mexicanos.

Cuarta ilusión, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, poco o nada le apuesta a la generación de riqueza, de empleos y de inversión en obras, pues para el gobierno de la 4T importa más sostener el clientelismo electoral, para lo cual planea incrementar el gasto en sus 6 estelares programas, entre los que destacan: jóvenes destruyendo el futuro (31%), Becas Benito Juárez (9%), y Bienestar de Personas con Discapacidad (9%), aquí falta agregar el gasto para el pago de pensiones de 65 y más.

Jóvenes destruyendo el futuro, es un programa diseñado para aquellos jóvenes de entre 18 y 21 años, es decir de aquellos jóvenes que votaran por primera o segunda vez, influyendo en su decisión electoral, el dinerito que les regalará la 4T, para la adquisición de frescas caguamas, pues no hay ninguna contraprestación, ni exigencia de transparencia.

Las obras prioritarias del Gobierno de la 4T para el 2021, serán; el Tren Transístmico, el Tren Interurbano, el Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y la Refinería de Dos Bocas, proyectos que recibirán ,894 mdp, ,000 mdp, ,288 mdp, ,315 mdp y ,050 mdp, respectivamente y para el resto de los Estados, absolutamente nada.

Para el caso Durango, hay quienes afirman que habrá un incremento y hay otros que dicen que hay un sensible decremento, por lo pronto el Gobernador José Rosas Aispuro Torres, ya dijo que, para obras públicas, el Gobierno del Estado de Durango sufrirá un decremento de 505 millones de pesos.

La muy mala noticia, es otra vez para los Ayuntamientos, pues estos verán menguados sus ya de por si raquíticos ingresos, pues habrá un decremento de 180.7 millones de pesos, lo que significa una variación real de 10.6% menos, por lo que la autonomía municipal sin dinero, seguirá siendo una bella ilusión.

Quinta gran mentira, dice el referido Secretario de Hacienda que la Secretaría de Turismo tendrá un incremento de un 33% y adivine usted, el adormilado Secretario de Turismo Don Miguel Torruco, sólo vera pasar esos dineros, pues los tendrá que transferir para la construcción del famosísimo Tren Maya, de tal suerte que la todavía Secretaría de Turismo pasara a ser una Subsecretaria de la Secretaría de Economía.

Ante este catastrófico escenario para el 2021, el habilidoso Tlatoani López Obrador, ha sugerido a los Gobernadores, que revivan el cobro de la mal oliente tenencia vehicular y que echen a andar su imaginación para que desde lo Estatal generen nuevos impuestos, esto es, cargarle el muertito y el costo político de una nueva carga fiscal, a los Gobernadores para que a su alteza serenísima López Obrador no se le aboye su preciada corona.

De ahí la importancia de las propuestas de la Asociación de Gobernadores Federalistas, quienes plantean una profunda reforma fiscal, a efecto de evitar que se traté igual a los desiguales y se siga discriminando a algunos estados como el caso Durango.

Estoy cierto que el Gobernador Aispuro, bajo ninguna circunstancia implementará el cobro de la tenencia vehicular y tampoco generará impuestos nuevos, por el contrario, seguirá insistiendo en esa gran reforma hacendaria para encontrar una fórmula de distribución de los recursos presupuestales más equitativa, más federalista y menos centralista, más liberal y menos conservadora.

El presupuesto de las medias verdades
El presupuesto de las medias verdades

Noticias recientes