Nosotros / Aleatoria

¡Gracias México por el chocolate!

CARIÑOTERAPIA

VANESSA BARDAN PUENTE, , actualizada 11:49 🕚
¡Gracias México por el chocolate!

El chocolate tiene su origen en México y cuenta la leyenda que el Dios Quetzalcóatl regaló a los hombres el árbol del cacao. También, en su momento, representó la moneda de cambio de los aztecas y durante la conquista fue un regalo y el primero en probarlo fue Cristóbal Colón.

El chocolate se preparaba entonces como un brebaje hecho con cacao y maíz molido, al que se añadía vainilla y otras especias. Su sabor era amargo y estaba muy valorado por su capacidad energética y vigorizante. Los aztecas lo llamaban "Xoxoatl".

La mezcla cultural modificó la tradición y comenzaron a agregarle azúcar y a veces leche.+ Lo cierto es que, al chocolate, lo amamos en cualquiera de sus formas: oscuro, negro amargo, o semiamargo, con leche, o en polvo.

A pesar de que el cacao fue descubierto en América, hoy en día la industria chocolatera se ha expandido por todo el mundo.

Es el regalo de San Valentín favorito, ya que históricamente se creía que hacía sonreír a los corazones rotos y propiciaba sentimientos de amor.

En el siglo XIX, era común que los médicos lo recomendaran a sus pacientes para calmar sus penas de desamor.

El chocolate, es un gusto culposo, que tiene más beneficios de los que pensabas, así que ya tienes la excusa perfecta para comerlo, ¡No lo vuelvas a dudar! agrega chocolate negro con 65% de cacao a tu lista del súper, ya que consumirlo te ayuda a liberar endorfinas que producen bienestar y felicidad por lo que se puede usar como antidepresivo natural, mejora la circulación sanguínea, previene ataques al corazón y derrames, es liberador de estrés, es una excelente medicina para nuestro ánimo, es rico en antioxidantes, el cacao contiene 6 por ciento de fibra que favorece el movimiento intestinal, por si fuera poco, contiene estrógenos por lo que ayuda a las mujeres en su periodo premenstrual.

Además, el chocolate adquirió su reputación como una droga del amor, es el afrodisíaco número uno de la humanidad, ya desde la época de los aztecas se empleaba con dicho fin.

Por eso mismo, no es ninguna casualidad que siempre se le vincule con el placer, en todos sus sentidos, para que te des una idea, cuentan que el chocolate es más afrodisíaco ¡que los besos!, apropiado para incorporarlo a tus veladas románticas, para aumentar la pasión de manera natural... ¡y deliciosa! Saborear algo tan exquisito, puede tener todo un efecto.

Si una pieza rica y cremosa al derretirse en tu boca te produce una experiencia muy sensual, si tiene ese efecto en ti, entonces sí, ¡definitivamente es un afrodisíaco! ya que su presencia es causa de euforia y aumenta la sensibilidad haciendo que la experiencia del chocolate sea de los más sensual.

Se dice que el emperador Moctezuma II bebía vasos de chocolate antes de entrar en su harén para estimular y aumentar la resistencia.

No cabe Duda que este es un regalo de Dios, a los ángeles les dio alas y chocolate a los humanos, el chocolate sin duda es una porción de su amor.

El Cacao usado de manera ceremonial y terapéutica, es una gran herramienta para profundizar en el trabajo personal que cada uno éste dispuesto a realizar, no sólo abre la puerta del corazón sino también la puerta a una mayor conciencia, nos ayuda a abrir el cuerpo y la mente para experimentar el alma.

El cacao ceremonial es un bello ritual, ya que contiene componentes y energías ideales para sanar y estimular la unión del espíritu y la vibración del corazón desde niveles muy sutiles y profundos. Dicen que en tiempos antiguos se compartía una taza a cada persona querida que llegaba de visita a las casas en las comunidades mayas, tomaban juntos chocolate para hablar desde el corazón y crear relaciones duraderas con los seres que visitaban, se fortalecían vínculos profundos, lo cual me parece una linda tradición.

Como dicen: Si la vida te da cacao, haz xoxoatl, así te invito una taza de cacao para hablar desde el corazón, solamente cuando uno habla desde la verdad, es posible crear una nueva realidad.

Amor, bendiciones y mucho cacao para tu vida... ¿aceptas?

¡Gracias México por el chocolate!
¡Gracias México por el chocolate!

Noticias recientes