Nosotros / Aleatoria

Los inconvenientes de Aprende en Casa

PADRES E HIJOS

IGNACIO ESPINOZA GODOY, , actualizada 09:00 🕚
Los inconvenientes de Aprende en Casa

Una vez que el nuevo ciclo escolar 2020-2021 se puso en marcha por parte de la Secretaría de Educación Pública en todos los rincones de nuestra amplia geografía nacional, llama la atención una serie de inconvenientes que se han suscitado en nuestra entidad federativa, relacionados, sobre todo, con la disponibilidad de recursos tecnológicos y de comunicación a los que una cantidad significativa de estudiantes de regiones como las Quebradas y la Sierra no tienen acceso debido a su ubicación, por lo que este es un llamado a las autoridades del ramo para que pongan manos a la obra y busquen una solución al respecto.

Hace unos días, por ejemplo, escuchaba a la alcaldesa del municipio de Topia comentar a varios medios de comunicación locales que el 80 por ciento de niños, niñas y adolescentes carecían de energía eléctrica e internet para acceder a los contenidos del programa Aprende en Casa II que implementó la Secretaría de Educación, un problema que afecta considerablemente a los educandos que buscan continuar su preparación académica a través de las herramientas que en ese sentido ha dispuesto la referida dependencia, aunque el problema es que ese sector vulnerable en ese aspecto difícilmente podrá gozar de ese derecho si no se le apoya con los medios adecuados para ese objetivo.

Y así como ocurre en ese municipio, seguramente, también habrá otros de esas regiones que estarán en las mismas circunstancias, por lo que sí sería necesario que las autoridades educativas estatales realizaran un diagnóstico muy detallado, municipio por municipio, para conocer la realidad de las condiciones que prevalecen en torno a la operación del programa Aprende en Casa, para de esta manera saber a ciencia cierta cuál es el universo de alumnos y alumnas que no tienen acceso a las clases mediante ese método y de esa forma instrumentar las soluciones específicas para cada caso en particular.

Dentro de este mismo contexto, nos hemos enterado también, por ejemplo, que en otros estados del país se genera el mismo problema, de falta de comunicación y de disponibilidad del servicio de suministro de energía eléctrica, para poder encender y utilizar una televisión (con captación de la señal de los canales por donde se transmiten los contenidos educativos, por supuesto) que les permita estar al tanto de las lecciones sobre las distintas materias que se imparten para los diferentes niveles de enseñanza (preescolar, primaria y secundaria) y así no perderse el ciclo escolar que inició el 24 de agosto del año en curso.

No podemos dejar de lado que, en medio de este problema que puede significar la falta de acceso a servicios como la energía eléctrica y el internet, también hay muchos docentes que se convierten en héroes anónimos que se han dado a la tarea de recorrer, a pie, incluso, localidades serranas donde se encuentran niños, niñas y adolescentes, a los que llevan sus conocimientos y les apoyan en el seguimiento de sus materias para que aprovechen cabalmente el ciclo escolar, con lo que de esta manera se subsanan esas deficiencias e inconvenientes que puede tener el programa Aprende en Casa.

A esos maestros y maestras, desde luego, les reconocemos ese esfuerzo extraordinario que desarrollan en medio de estas difíciles circunstancias que nos tocó vivir por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19), ya que se exponen a un contagio de esta enfermedad que, en el caso del estado de Durango, ya ha superado los 500 fallecimientos y que dicha cantidad, desafortunadamente, se continuará incrementando con el paso de los siguientes meses en tanto no se aplique la vacuna, aunque esto, por lo que se ha informado, no será posible sino hasta el primero o segundo trimestre del año próximo.

Mientras tanto, tal como nos lo han recomendado las autoridades de la Secretaría de Salud, no tenemos otra opción más que continuar acatando todas las medidas de cuidado y prevención para no ser parte de las estadísticas tanto de enfermos como de las víctimas mortales, de ahí que no está por demás seguir respetando las normas indispensables como el lavado frecuente de manos, guardar una sana distancia de, por lo menos, un metro y medio con relación a quienes nos rodean, así como utilizar el cubrebocas y no asistir a lugares donde se generen grandes aglomeraciones de personas.

Ahora bien, respecto de los problemas que se continúan detectando dentro de la llamada "nueva normalidad", sobre el acceso a los contenidos educativos del actual ciclo escolar, sí valdría la pena que nuestras autoridades del sector se metieran a fondo y buscaran apoyar a esos educandos que anhelan consolidar su preparación académica, con el propósito de acceder a mejores niveles de bienestar en todos los aspectos de su vida.

Muchos padres y madres de familia confiamos y deseamos que nuestras autoridades educativas tomarán nota de cada problema que se les ha reportado, para que a la brevedad posible lo resuelvan y, así, se cumpla el objetivo del programa Aprende en Casa II, que es llevar todos los contenidos de enseñanza-aprendizaje a todos y todas las estudiantes de nivel Básico, ello a pesar de las dificultades que implica la comunicación, pues finalmente el propósito es que ningún alumno o alumno se quede sin acceso al derecho universal que representa la educación, como una herramienta fundamental e indispensable para su desarrollo personal.

Los inconvenientes de Aprende en Casa
Los inconvenientes de Aprende en Casa

Noticias recientes