Nosotros / Aleatoria

Cariñoterapia

VANESSA BARDÁN PUENTE, , actualizada 12:43 🕚
Cariñoterapia

Dejen de asumirse como "enfermizos", o "delicados" para algo o ante algo. Fortalezcan sus pensamientos. Dejen de una vez por todas de etiquetarse ustedes mismos como una víctima del mundo y las circunstancias.

Porque sólo ustedes, son responsables del "color" que asignan a un problema emocional. Ser inteligente en la escuela no es lo mismo que ser inteligente en la vida.

Ustedes determinan si los va a derrumbar un hecho, o sólo es una experiencia fuerte y dura para crecer y aprender más.

¿Seguido presentan enfermedades respiratorias? Revisen sus miedos, sus disgustos, etc. ¿Seguido presentan enfermedades digestivas? Revisen sus responsabilidades, su tolerancia. ¿Presentan dolores en músculos o huesos? Revisen su flexibilidad, sentirse menos, desvalorizados, si van por la vida sintiéndose poca cosa. ¿Tengo la presión alta? seguramente si eres intolerante, impaciente, preocupón o estresado ¿diabetes? a menos que yo viva sintiendo que nadie me quiere como me merezco, ¿problemas en el hígado? a menos que yo viva sintiendo un miedo atroz a la carencia, a la pobreza y a perder aquello que me da para vivir.

Revisa si tú eres una de esas personas que navega por la vida en el papel de "víctima" de los demás, que se deprime, llora y le da vueltas al asunto todo el día, todos los días, este es el caldo de cultivo, el "detonante", que te provoque un cáncer de colon.

Para que una persona presente un cáncer, dañe un órgano, un tejido importante, necesariamente vivió cualquier situación que para otro ser humano podría no tener importancia alguna, pero que, para él, fue algo "muy impactante", con un fuerte colorido emocional. ¿Pero entonces, ¿cómo sé que estoy enfermo o enfermando? Simple, porque en el fondo no eres ni vives ¡feliz! vives "esperando a ser plenamente feliz". Con base claro está, en todo lo que te enseñaron y todo lo que "los demás" dicen, esperando que nuestra mamá cambie, que nuestro papá cambie, que nuestra pareja cambie, que nuestros hijos cambien, que nuestro mejor amigo cambie, que nuestro jefe cambie, que mi economía cambie...

Y ahí vas por la vida, soportando relaciones amorosas tóxicas, soportando trabajos desagradables, ofensas, humillaciones, rechazos, etc.

Vives dañando tus órganos y tejidos, dañando tu estómago, huesos, músculos, piel, dientes, pulmones, riñones, tu sangre, tu corazón, tu sistema reproductivo, etc...sin darte cuenta de que son tus pensamientos y emociones lo que está mal y lo que hay que modificar.

Alteras tu sueño, tu metabolismo, alteras tus conexiones cerebrales, pero vives todos los días aparentando que "todo está bien". Nuestras células, todas y cada una de ellas, observan y sienten y obviamente reaccionan ante ello.

Somos totalmente capaces de alterar nuestro sistema inmunológico con nuestras emociones.

Nos enseñaron a tener expectativas y peor aún, nos enseñaron a cumplirlas cueste lo que cueste, desde niños fue así. Pero jamás nos enseñaron que vivir alegrías o recordar cosas bonitas nos daba salud.

Nunca nos enseñaron que la risa mejoraba nuestra salud.

Nunca nos enseñaron desapego, nunca nos enseñaron que hacer lo que nos gusta nos da vida. Nos enseñaron que primero estaban los demás y luego nosotros. Nos enseñaron que la vida era dura y había que sufrirla. Nos enseñaron que vivir corriendo y estresados era ser exitosos.

Nos enseñaron que había que hacer felices a los demás, aunque nuestra vida estuviera en juego. Y lo creímos... Y ahí están nuestras células, intentando procesar tanta y vasta contradicción, intentando funcionar a pesar de nuestra vida en apariencia "perfecta".

El cuerpo tiene memoria, no olvida, tarde o temprano nos pasa la factura...

Cariñoterapia
Cariñoterapia

Nosotros, CARIÑOTERAPIA

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros