Editoriales / Aleatoria.

Que destraben el embrollo

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI, , actualizada 07:41 🕚

No cabe duda que la extradición de Alonso Ancira Elizondo es una excelente noticia para el pueblo de México. El magnate del acero, no conforme con haber construido una multimillonaria fortuna contando al menos con la gracia del poder de entonces, se privatizó para sí y los suyos Altos Hornos de México allá en 1991; en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto y con Emilio Lozoya como director de Pemex fraguó una compraventa de la vetusta productora de agroquímicos denominada Agro Nitrogenados ubicada en Pajaritos, Veracruz, por el orden de 475 millones de dólares.

Esa operación realizada en 2014, la cual supuestamente se llevó a cabo con un precio de sobrecompra de 200 millones de dólares que Petróleos Mexicanos le pagó a AHMSA, fue denunciada desde entonces por el sempiterno candidato de aquel entonces Andrés Manuel López Obrador, quien daba cuenta de una tropelía que a todas luces se cometía bajo el mandato de Peña.

Ya como presidente constitucional y con todo el poder que ello le supone, López Obrador cargó contra Ancira y por consiguiente contra Altos Hornos, provocando que el ahora expresidente de la gigante acerera huyera a España, donde fue capturado, pero propiciando a la vez un profundísimo daño a la economía de Monclova y toda la zona donde la empresa de Ancira Elizondo opera fundamentalmente.

Es decir, parece que ciertamente en este caso el presidente está claramente cumpliendo su promesa de la lucha frontal contra la corrupción que siempre ha enarbolado como bandera, pero por otra parte parece que ya sea por ansia revanchista, como señaló el ahora extraditado de España en una entrevista que le concedió al periodista Carlos Loret de Mola, aduciendo que esta cacería en su contra se debe a que él no tuvo el tino de apoyar la campaña presidencial de Andrés Manuel y que toda esta situación al respecto se desprende de ello (habría que ser muy ingenuo para comprarle en totalidad el argumento), Altos Hornos de México, empresa insignia del Grupo Acerero del Norte (GAN), ha sido pilar del desarrollo de la regiones Centro-Desierto y Carbonífera de Coahuila, y sin duda alguna, debido a su imponente tamaño, una organización productiva que por décadas ha propiciado la creación de miles de fuentes de trabajo formales e informales y una cuantiosa derrama económica que trajo consigo prosperidad para muchísimas familias, particularmente las ubicadas en las ciudades y comunidades de esa zona del territorio coahuilense.

No está por supuesto concluido este negro capítulo en la historia de la empresa más grande de Monclova y que actualmente vive unos de sus peores días, producto claro de circunstancias mundiales de propio mercado del acero y de la economía global, pero también de las acciones que en su tiempo tomó Alonso Ancira y que han llevado a la empresa motora de toda una región al borde del precipicio, que actualmente esta produciendo en el punto más bajo de su historia reciente y con cientos de millones de deudas a proveedores, de los cuales muchos han quebrado por lo mismo; y sin terminarse de transferir el mando al grupo de empresarios encabezados por el regiomontano Julio Villarreal de Villacero, no se ve la luz al final de túnel, mientras más y más familias padecen esta desesperante situación.

Se celebra entonces que el proceso contra Ancira avance, y por supuesto debe procurarse y desearse que todo se lleve a cabo bajo debido proceso, observando y preservando todas las garantías a las que tiene derecho el imputado para que al final se tenga un desenlace justo y de acuerdo a derecho, pero por otra parte el Gobierno federal haga lo necesario para destrabar el embrollo en el que tiene sumido a AHMSA y le permita a la misma reactivarse para que pueda salir del pasmo y evitar que se sigan destruyendo más fuentes de empleo y el patrimonio de cientos de empresas que tienen una relación con la que fue la acerera de Ancira.

Editoriales, No hagas cosas buenas...

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales