Kiosko / Aleatoria.

Es difícil vivir sin él: Gaby Crassus

EL SIGLO DE DURANGO, , actualizada 10:38 🕚

Tras cumplirse dos meses del fallecimiento del actor Rodrigo Mejía, su esposa, Gaby Crassus, compartió lo difícil que ha sido para ella no tenerlo a él ni a su suegro, quien también murió por COVID.

"Lo más difícil no fue decirle adiós, sino vivir sin ti", narró visiblemente emocionada durante su entrevista para el programa Mimi Contigo.

"Jamás imaginé que algo así nos podría pasar, Rodrigo era un hombre sano, tenía 46 años, él no tenía ninguna condición, no había razón para que le pegara así (...) De repente, de la noche a la mañana, en cuestión de horas, se vino abajo. Él dio positivo el 9 de enero, sábado y el otro sábado, estábamos en el hospital. Los niños no volvieron a ver a su papá".

Crassus, reconoció que cuando dejó a Mejía en la clínica, nunca se imaginó que no lo volvería a ver, sumándole la pérdida de su suegro por la misma causa y en el mismo mes.

"No sólo era mi suegro, se fue mi papá, porque ellos son mi familia, a parte, mi suegro era la luz de mis ojos, yo fui la niña de la casa por mucho tiempo, en la casa sólo eran Rodrigo y mi cuñado".

Gaby también tuvo que lidiar con la pérdida de su madre, quien partió en febrero a consecuencia de otras condiciones.

"Me da pánico porque digo, ya no tengo mamá, no tengo papá, no tengo hermanos soy hija única, y se me fue mi esposo".

Sin embargo, Gaby Crassus se encuentra motivada por sus dos hijos, quienes la mantienen fuerte y viva.

"Me sigo sintiendo así como esta película de La vida es bella, así me siento que, aunque me está derrumbando el mundo a pedazos, yo tengo que hacer que ellos vean una vida bonita, que tengan esperanza, que tengan seguridad, que sepan que todo va a estar bien , aunque en estos momentos no lo esté. Por ellos estoy aquí, por ellos yo estoy de pie", confesó.

Kiosko, Rodrigo Mejía

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Kiosko