Nacional / Aleatoria.

De pacientes a voluntarios

AGENCIAS, , actualizada 09:41 🕚
De pacientes a voluntarios

Conocieron a la Cruz Roja Mexicana como pacientes. El miedo de no saber cómo reaccionar ante un accidente los motivó a capacitarse, y ahora son ellos quienes toman los botiquines y las camillas para brindar ayuda.

A Jorge Alejandro González se le ha visto usar una cruz roja en el pecho por siete años. Le ha tocado ayudar a víctimas del sismo del 19 de septiembre de 2019, y ya perdió la cuenta de los accidentados, pero también se dice orgulloso de haber ayudado a salvar decenas de vidas.

Él es abogado y conductor en una aplicación de transporte. También le gusta andar en motocicleta, y fue un accidente en este vehículo lo que lo llevó a conocer la labor de la corporación y unirse a ella.

"Yo llegué de pura suerte. Los bikers que hay en Ciudad de México reciben capacitaciones porque existen riesgos, me han atendido también, tomé la capacitación y me quedé. Un accidente te abre los ojos a que tienes que estar preparado y con eso puedes ayudar a los demás. Como dice el dicho 'haz el bien sin mirar a quién'", afirma el hombre de 45 años.

Confiesa que al saber que podría estar frente a un caso por COVID-19, tuvo miedo, pero se informó y continuó con la atención.

"Nos ha implicado cuidarnos todavía más y todavía tratar de sensibilizar a más gente para que comprenda la magnitud de esta pandemia. Apoyar a la Cruz Roja, al final de cuentas es apoyar a cualquier humano", expone.

"Se sienten muchos sentimientos encontrados, desesperación, miedo, angustia, incertidumbre, pero con base a todo lo que nos han ido enseñando y hemos ido aprendiendo conforme a los casos que ha habido anteriores de desastres naturales, nos ha ido ayudando a ir sabiendo a cómo reaccionar", agrega.

Juan Carlos Herrera, alias "Capitán América", cuenta que el piquete de una avispa en el ojo marcó el inicio de su voluntariado.

Él también presidente de la organización de motociclistas Súper Bikers, asegura que le emocionó saber la existencia de una organización altruista por lo que se unió.

"Muchos de nosotros (motociclistas) somos voluntarios. Uno de nosotros se accidentó y antes de conocer todo esto fue a un hospital privado, le cobraron una millonada. En la Cruz Roja a otro de nosotros le cobraron 50 pesos, ¡50 pesos! Dije, 'tenemos que ayudar' Siempre que la Cruz Roja nos llama, aquí estamos", indica tras repartir cubrebocas y gel antibacterial en el primer cuadro de la Ciudad de México.

En tanto, Adriana Peña, presidenta de Motociclistas Unidos, señala que debido a que son un grupo de alto riesgo aprendieron primeros auxilios y crearon un grupo de emergencias para coordinar apoyos para la Cruz Roja.

"Muchísimo del motociclismo nacional estamos siempre al lado de la Cruz Roja o cualquier servicio de urgencia capacitándonos. Muchos amigos son motociclistas y paramédicos al mismo tiempo. Por la necesidad que tenemos como usuarios de la vía, el riesgo de un accidente es muy alto (...) Nos llamamos hermanos y externamos nuestra hermandad como lenguaje cotidiano también a la sociedad".

De pacientes a voluntarios
El miedo de no saber cómo reaccionar ante un accidente los motivó a capacitarse.

Nacional, cruz roja mexicana

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nacional