Editoriales / Aleatoria.

Frivolizada política mexicana (I)

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI, , actualizada 07:12 🕚
Frivolizada política mexicana (I)

Toda la semana el eco en la mesas de café y en todos los espacios de análisis político ha sido por supuesto el resultado de las elecciones del pasado domingo 6 de julio donde estuvo en juego la renovación de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, la renovación de las alcaldías de la Ciudad de México y elecciones de diputaciones locales en su caso y presidencias municipales en 30 estados de la república.

El dato más esperado a nivel nacional era si el presidente Andrés Manuel López Obrador retendría para sí la mayoría calificada (334 curules) en la Cámara Baja o al menos la mayoría absoluta (251 diputados ) de la mano de su partido Morena y de sus aliados: Partido Verde, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social.

El resultado por todos conocido y concordante con lo que previeron las encuestas es que el Presidente y el movimiento que representan siguen siendo mayoría clara en el país. Evidentemente el resultado para Morena no podía ser tan favorable como en el 2018 ya que el personaje que le da razón de ser a ese instituto político no está en la boleta.

Es cierto que el aplastante dominio que AMLO tuvo ha tenido en la Cámara Baja habrá de modificarse a partir del próximo primero de septiembre, disminuyendo sensiblemente el número de diputados a su favor con los que contará. En la actualidad y con las reglas electorales del 2018, Morena y los suyos tenían la mayoría calificada de la misma, es decir, dos terceras partes de los 500 diputados. Ahora con el resultado del domingo pasado, de un grupo afín de aproximadamente 340 diputados, el Presidente y los suyos tendrán 298 legisladores.

Naturalmente no tiene ya el Presidente la mayoría calificada que se requeriría para modificar la Constitución, lo que los opositores al régimen tratan de hacer creer que significa una victoria para sus causas. Pero esto no es tan cierto. Y no es tan cierto puesto que para realmente modificar la Constitución se requiere la mayoría calificada de los diputados, misma que acaban de perder, pero también se necesita la mayoría calificada en el Senado y esa no se ha tenido desde que AMLO asumió la Presidencia. Además de en su caso de requerirse una reforma a la Constitución junto con la mayoría calificada de ambas cámaras, se necesita el aval de 17 Congresos locales por método de mayoría simple.

Esto quiere decir que el Presidente no tenía la manera tan simple de modificar la Constitución ya que se contaba con el contrapeso de la Cámara de Senadores. Que desde septiembre tampoco la tenga con los diputados, ciertamente le complica el escenario para en caso modificar la carta magna, pero ahora tampoco lo tenía en automático.

Luego del resultado de la composición de la Cámara de Diputados, está el resultado de las 15 gubernaturas y claro que el Presidente y los suyos salieron airosos. Lograron retener Baja California, estado de gran importancia y agregaron a sus huestes Sonora, Sinaloa, Nayarit, Zacatecas, Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, Campeche, Colima y Baja California Sur. El electorado les dijo que no en Nuevo León, San Luis Potosí, Chihuahua y Querétaro, estados que son claramente de los desarrollados en el país, pero aún así es claro que el resultado es 11 a 4. Sería necedad no reconocer que el movimiento de López Obrador todavía es mayoría clara.

Luego se pueden comentar los incidentes estatales y hasta locales. En el portentoso estado de Nuevo León han elegido a un joven de 33 años de edad que proyectó a su electorado la perfecta imagen del "fifí", ese que tanto detesta el Presidente. Es cierto que Samuel García Sepúlveda tiene su trayectoria universitaria. Graduado a nivel licenciatura, maestría y doctorado por el Tec de Monterrey, no se puede decir que el señor no tenga preparación. Pero su comportamiento público y el apoyo de su esposa de su posición de influencer no ha hecho más que frivolizar la política.

Caso peor es lo ocurrido en Guerrero, donde las autoridades electorales le retiraron la candidatura a Félix Salgado Macedonio por una omisión en sus gastos de precampaña. El tema es que antes de esto Salgado era el elegido por López Obrador para ser gobernador de ese estado sureño; no obstante, Félix Salgado ha sido señalado por distintas mujeres como un depredador sexual. Aun así y en el retiro de su candidatura, la misma fue transferida a la hija del acusado violador, Evelyn Salgado, quien con 39 años de edad cuenta con una estrecha experiencia política y lo peor de todo es que los guerrerenses democráticamente la han elegido gobernadora. ¿Qué se puede entonces esperar? Por espacio falta comentar lo sucedido en Coahuila con la elección de sus siete distritos federales y sus 38 alcaldías, así como los 4 distritos federales de Durango y la renovación de su Congreso local, donde también hubo incidencias que contribuyeron a la ya de por sí frivolizada política mexicana.

Frivolizada política mexicana (I)
Frivolizada política mexicana (I)

Editoriales, No hagas cosas buenas...

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales