Nosotros / Aleatoria.

Hidratación saludable

Bienestar y Nutrición

DAPHNIA VELÁZQUEZ ALDANA, , actualizada 09:07 🕚
Hidratación saludable

El agua es el principal componente del cuerpo humano y es esencial para la digestión, absorción, correcto funcionamiento del aparato circulatorio y eliminación de desechos. Es el medio de transporte de nutrientes y sustancias corporales y regula la temperatura corporal. Al nacer, estamos compuestos por 75% de agua y en la edad adulta cerca del 60%.

El agua que bebemos y la que consumimos en los alimentos debe asegurar nuestra correcta hidratación, ya que influye directamente sobre nuestra salud y bienestar. Una ingesta inadecuada de líquidos puede tener relación con: litiasis renal, infecciones urinarias, cáncer de vejiga, estreñimiento, enfermedades dentales y confusión mental.

Las recomendaciones para una hidratación saludable incluyen:

*Tomar bebidas entre comidas y durante las comidas.

*Elegir agua sobre el resto de las bebidas.

*Evitar las bebidas azucaradas y refrescos.

*Aumentar el consumo de verdura, fruta y ensaladas.

*No esperarse a tener sed para ingerir líquidos.

*Tener una botella de agua siempre a la mano.

*Consumir las bebidas a temperatura moderada, ya que si están muy frías o calientes se suele beber menos.

*Niños y adultos mayores son más propensos a deshidratarse.

*Elegir el tipo de bebida de acuerdo con el nivel de actividad física y aumentar el consumo antes, durante y después del ejercicio.

*Si buscas perder peso, consume agua o bebidas sin calorías.

*Aumentar la ingesta de líquidos en época de calor.

*10 vasos de agua al día es una buena referencia.

El organismo no cuenta con grandes reservas de agua, por lo que es necesario el aporte continuo de líquidos. Como término medio se considera de 30 a 35 ml por kilogramo de peso, en condiciones normales de temperatura y actividad física.

El estrés, la actividad física extenuante, el ejercicio, el aumento de la temperatura ambiental, la fiebre, vómito y/o diarrea, las quemaduras y la diabetes no controlada aumentan las necesidades de líquido. Por encima de los 37°C de temperatura ambiental, se recomienda aumentar 300 ml por cada grado extra.

Al presentarse problemas digestivos (vomito y/o diarrea), se recomienda incrementar la ingesta diaria en 600 ml, una bebida con electrolitos también resulta buena opción.

Una correcta hidratación incluye agua como bebida por excelencia ya que representa la forma ideal de reponer nuestras pérdidas hídricas.

El consumo de bebidas azucaradas se ha relacionado con la obesidad y otras enfermedades crónicas y resulta evidente que deben consumirse en cantidad mínima, especialmente en niños.

El agua que tomamos en conjunto con la contenida en los alimentos debe garantizar nuestra hidratación a cualquier edad o circunstancia de vida.

Hidratación saludable
Hidratación saludable

Nosotros, Bienestar y nutrición

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros