Editoriales / Aleatoria.

Mirador

ARMANDO FUENTES AGUIRRE (CATÓN), , actualizada 07:10 🕚
Mirador

Por acuerdo de Diosito, que cumplieron San Pedro, la Virgen de la Cueva y San Isidro Labrador, ayer llovieron en mi solar nativo todas las lluvias que no habían llovido. Como dijo cierto meteorólogo: "Ayer cayó la lluvia que desde hace tres meses venía yo pronosticando".

Los fundadores de Saltillo tuvieron el buen tino de recostar a la ciudad en el declive suave de una loma. Así no sufrimos las inundaciones que periódicamente convierten en océano algunas poblaciones. Sólo cuando la necedad humana pone estorbo a las corrientes que bajan de la altura se producen en mi ciudad esas acuáticas calamidades. "El agua tiene memoria, licenciado -me dice don Abundio-. Por donde una vez pasó, otra volverá a pasar".

Pasó el agua por el frente de mi casa y volví a ser el niño que echaba en la corriente barquitos de papel, y navegaba en ellos hasta China o más allá.

La lluvia es la misma lluvia que entonces vi caer.

Todo se va, y regresa todo.

El agua tiene memoria. El corazón también.

¡Hasta mañana!...

Mirador
Mirador

Editoriales, MIRADOR

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales