Tecnología / Aleatoria.

Advierten peligro en apps para dejar las drogas

Estarían filtrando datos de los usuarios con terceros

EL UNIVERSAL, , actualizada 09:37 🕚
Advierten peligro en apps para dejar las drogas

En las tiendas de aplicaciones se pueden encontrar herramientas para prácticamente cualquier problema. Entre las opciones están las apps que prometen ser una ayuda para quienes están pasando por un problema de drogas, lo que significa que tienen acceso a información muy sensible de sus usuarios. El problema es que algunas están filtrando datos sin autorización haciendo vulnerables a las personas que han confiado en sus sistemas.

De acuerdo con una publicación en Techcrunch, varias aplicaciones diseñadas para ayudar a las personas a dejar las drogas y que son ampliamente utilizadas en diversos países, están accediendo y compartiendo datos confidenciales de usuarios con terceros.

Un informe del Laboratorio de seguridad digital de ExpressVPN, compilado en conjunto con el Opioid Policy Institute y la Defensive Lab Agency en Estados Unidos, encontró que algunas de las aplicaciones que luchan contra las adicciones recopilan y comparten información confidencial.

El informe estudió 10 aplicaciones de tratamiento contra las drogas disponibles en Android: Bicycle Health, Boulder Care, Confidant Health, DynamiCare Health, Kaden Health, Loosid, Pear Reset-O, PursueCare, Sober Grid y Workit Health. Estas aplicaciones se han instalado al menos 180 mil veces y han recibido más de 300 millones en fondos de grupos de inversión y el gobierno de Estados Unidos.

El problema es que la investigación encontró que la mayoría de las aplicaciones accedían a identificadores únicos sobre el dispositivo del usuario y, en algunos casos, compartían esos datos con terceros.

A detalle, de las 10 aplicaciones estudiadas, siete acceden al ID de publicidad de Android, un identificador generado por el usuario que se puede vincular a otra información para poder saber exactamente quién es la persona. Además, cinco de las aplicaciones también acceden al número de teléfono de los dispositivos; tres acceden a los números IMEI e IMSI únicos del celular, que también se pueden utilizar para identificar de forma única el dispositivo de una persona; y dos acceden a la lista de aplicaciones instaladas de los usuarios, que, según los investigadores, se pueden utilizar para crear una "huella digital" de un usuario para realizar un seguimiento de sus actividades.

Muchas de las aplicaciones examinadas también obtienen información de ubicación de alguna forma, por ejemplo, cuando se correlacionan con los identificadores únicos, por lo que tienen la capacidad de vigilar a una persona, saber cuáles son sus hábitos diarios, comportamientos y con quién interactúan.

Uno de los métodos que están utilizando las aplicaciones para hacer dicho rastreo es a través de Bluetooth. Siete de las aplicaciones solicitan permiso para realizar conexiones Bluetooth, lo que, según los investigadores, es particularmente preocupante debido al hecho de que se puede usar para rastrear a los usuarios en ubicaciones del mundo real. "Bluetooth puede hacer lo que yo llamo seguimiento de proximidad, por lo que si estás en el supermercado, sabe cuánto tiempo estás en un pasillo determinado o qué tan cerca estás de otra persona", dijo a TechCrunch Sean O'Brien, investigador principal de el laboratorio de seguridad digital de ExpressVPN.

Aunque el investigador aclaró que el uso de rastreadores no siempre puede considerarse maliciosos y que incluso algunos desarrolladores ni siquiera son conscientes de su existencia cuando se trata de información tan personal, como una adicción, es importante estar alerta. "Me preocupa que la información de las personas que han estado en tratamiento puedan afectar eventualmente temas como su seguro médico o el conseguir un empleo".

Lo grave de que suceda ahora

Por supuesto la violación a la privacidad de las personas es reprobable en cualquier momento, pero la situación de emergencia sanitaria que se vive en todo el mundo hace aún más grave la situación.

Lo que sucede es que, como resultado de la pandemia por COVID-19, en todo el mundo se están dando esfuerzos por impulsar los servicios y aplicaciones de telesalud, especialmente en los casos que no se consideran prioritarios, como el tratamiento en contra de las adicciones.

De hecho, precisamente por lo anterior es que las apps que ofrecen ayuda a personas con un problema de adicción han ganado popularidad. Incluso, muchas de ellas han recibido el apoyo de instituciones de gobierno y empresas privadas por verlas como una solución ante recortes de presupuesto.

El problema es que los especialistas consideran que este tipo de faltas a la privacidad puede llevar a las personas a desconfiar de los servicios médicos virtuales que seguirán siendo necesarios. De hecho, tanto en el caso del tratamiento contra las adicciones, como con otros servicios de salud digital, la confidencialidad sigue siendo una de las principales preocupaciones que las personas mencionan para no ingresar al tratamiento.

Advierten peligro en apps para dejar las drogas
Las apps para combatir las adicciones, se han vuelto bastante populares y por lo mismo, se han convertido en blanco de ciberataques (ESPECIAL)

Tecnología, Tecnología, APPS, DROGAS

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Tecnología