Nosotros / Aleatoria.

Temor ante una tercera ola de Covid-19

Padres e hijos

IGNACIO ESPINOZA GODOY, , actualizada 09:33 🕚
Temor ante una tercera ola de Covid-19

Ante lo que ya se puede considerar una tercera ola de Covid-19 en nuestro país, lo cierto es que, a pesar de que se está registrando un incremento importante de casos de esas enfermedad, sobre todo en estados muy específicos donde la ocupación hospitalaria refleja un aumento significativo, un sector muy importante de la población parece estar muy apático e indiferente hacia esta pandemia que ya ha dejado más de trescientos mil fallecimientos por el virus SARS-CoV-2 y en medio de un panorama que no es nada alentador en caso de que la situación se agrave.

Recordemos que, hace poco más de dos semanas, el subsecretario federal de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, reconoció que, efectivamente, una tercera ola de Covid-19 ya comenzó a percibirse en estados muy específicos, como son los casos de Baja California Sur, Campeche, Sinaloa y la Ciudad de México, entre otros, por lo que, precisamente, autoridades federales comenzaron a reforzar la campaña nacional de vacunación entre los sectores de la población donde se ha detectado una mayor incidencia del citado virus, lo anterior con el fin de combatir los efectos de la pandemia en esas entidades y prevenir su propagación hacia localidades vecinas.

De igual forma, conviene enfatizar que, de acuerdo con análisis realizados por autoridades de Salud, la mayoría de los enfermos que han solicitado atención por Covid-19 en los hospitales públicos son personas cuyas edades oscilan entre los 20 y los 40 años de edad, un sector significativo de la población que se caracteriza por su alta movilidad y que no ha dejado de acudir a reuniones y concentraciones masivas, principalmente a fiestas y a sitios de diversión como son los bares y restaurantes en los que en ocasiones se rebasa el aforo permitido por la normatividad de los tres órdenes de Gobierno.

Además, es pertinente hacer la observación de que las personas incluidas en el mencionado sector, al menos en lo que se refiere al estado de Durango, aún no están vacunadas contra Covid-19, un factor que ha influido para que se incremente la cifra de contagios de dicha enfermedad no sólo en nuestra entidad, sino en las demás donde se ha detectado que ya se puede considerar que una tercera ola de la referida pandemia está más que confirmada y la que se espera que no se propague con la inmunización que se ha programado para diversas zonas del país.

No obstante, también habría que tomar en cuenta que, además, se ha corroborado que algunas de las personas recibidas para su atención en hospitales, luego de comprobarse su contagio de Covid-19, también pertenecen al sector de más de 50 años de edad que, a pesar de que tuvieron la oportunidad de vacunarse, se negaron a ser inoculadas por diversas razones, desde su negación a la existencia del virus, hasta motivos de carácter religioso e incluso de indiferencia por creer que difícilmente podrían ser víctimas de esa enfermedad, hasta que se comprueba que resultaron infectadas.

Con base en reportes emitidos por autoridades estatales y federales, se ha comprobado que, aproximadamente, un 20 por ciento de las personas que ya deberían haber sido vacunadas se han negado y resistido a ser inmunizadas. De manera desafortunada, ese porcentaje de la población es el que ha terminado en los hospitales, con el riesgo de contagiar a quienes les rodean, desde la familia, hasta con quienes conviven diariamente, ya sea en los centros de trabajo o en otros sitios donde es frecuente el contacto con otras personas que no han sido inoculadas con alguno de los biológicos que han llegado a nuestro país.

Si bien, es cierto que las personas que ya han sido vacunadas aún corren el riesgo de enfermarse de Covid-19, hasta ahora, la mayor parte de los casos de infección que se atienden actualmente en los hospitales del sector salud son de pacientes que aún no han sido inmunizados, ya sea porque se pasó el tiempo para que lo hicieran, o bien, porque aún no se les incluye en los sectores que próximamente serán atendidos, debido a la programación que llevan a cabo, coordinadamente, los gobiernos estatales y el Federal a través de la Secretaría de Salud.

Lo realmente importante, luego de realizar un análisis y un repaso de lo que ha ocurrido en el país con relación a lo que ya se considera una tercera ola de Covid-19, es que la población tome conciencia de que la pandemia aún no ha sido controlada ni mucho menos está a punto de concluir, de ahí que, ahora más que nunca, debemos redoblar las medidas de prevención que, hasta el hartazgo, las autoridades de Salud nos han recalcado, como el uso del cubrebocas, el lavado frecuente de manos, respetar la sana distancia de, mínimo, un metro y medio, además de no acudir a lugares de elevada concentración masiva de personas.

Finalmente, y aunque parece disco rayado, el llamado reiterado es a continuar cuidándonos de esa enfermedad, ya que, al menos en el estado de Durango, se puede observar cómo alrededor de la mitad de la población ya hace caso omiso a esas recomendaciones y se ha rebelado a acatar esas medidas que han salvado miles de vidas cuando se respetan con la responsabilidad que se debe asumir, toda vez que la pandemia, con su tercera ola, podría propagarse por todo el país, con las consecuencias que ya todos hemos conocido y que no queremos que se repitan.

Temor ante una tercera ola de Covid-19
Temor ante una tercera ola de Covid-19

Nosotros, Padres e hijos

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros