Editoriales / Aleatoria.

Sólo desveladas y frustraciones nos ha dejado Tokio 2020

LA RAYA DEL TIGRE

RUBÉN CÁRDENAS, , actualizada 05:34 🕚
Sólo desveladas y frustraciones nos ha dejado Tokio 2020

Con el sexto lugar de Rommel Pacheco en su actuación de despedida de las Olimpiadas, por un honroso que resulte ser, muchas de nuestras esperanzas de medalla se desvanecen. La realidad es que Tokio 2020 ha revelado las peores deficiencias del deporte mexicano, que aparecen en unas disciplinas más que en otras, pero ninguna se salva. Y no es que antes fuera muy distinto, sólo que nos gusta ser optimistas y esperar lo mejor cada vez, sobre todo en una justa olímpica con tantos obstáculos para su realización.

Así pues, hemos sido testigos del más pobre desempeño de una delegación mexicana en Juegos Olímpicos de la era reciente. Desde la Olimpiada en Atlanta, en 1996, en que una medalla de bronce en los 20 kilómetros de marcha fue de los mayores logros, a México no le había ido tan mal como ahora en Japón, donde el deporte nacional no ha despuntado ni en lo que tradicionalmente es especialidad de nuestros atletas.

Hasta hoy, México lleva únicamente tres medallas de bronce, todas a manos de mujeres, excepto la de tiro con arco, disciplina en que se compitió en forma mixta con la pareja conformada por Alejandra Valencia y Luis Álvarez. Los otros dos bronces fueron conseguidos por la dupla Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez en clavados sincronizados de 10 metros y por Aremi Fuentes en halterofilia.

De modo que la alegre expectativa de las autoridades del deporte, según lo expresaron, era obtener 10 medallas en Tokio y así superar a nuestra máxima cosecha de nueve en los Olímpicos de México 1968 (3 oros, 3 platas y 3 bronces), pero todo queda en un simple deseo nacionalista, pues el pronóstico no estuvo basado en un plan eficiente en cuanto a cubrir con éxito la etapa de preparación de los atletas, repartir bien los recursos, entre otras quejas recurrentes.

Y por eso, en gran parte, se han ido extinguiendo las posibilidades de medalla en disciplinas como gimnasia, tiro con arco, clavados y hasta en el futbol varonil, aunque el once nacional intentará ir por la medalla de bronce. Alguna expectativa queda todavía en clavados varonil y femenil en 10 metros, así como en otros deportes en los que participarán nuestros atletas, pero sin posibilidad de subir al podio.

Por increíble que parezca, México está siendo superado por naciones como Venezuela, Ecuador, Perú, República Dominicana, entre otros. Ni la pena vale ocuparnos de la comparación con países asiáticos, por ejemplo, cuya ventaja en calidad deportiva -muy probablemente resultado de los planes que se ponen en marcha y recursos que se le destinan- es abismal sobre nuestro país y, de hecho, parecen ser imbatibles.

Lo que vale la pena es sumarnos a las miles de voces que se siguen levantando para exigir mejores condiciones para el desarrollo del deporte profesional en nuestro país, considerando que es un modelo agotado desde hace varias décadas y nadie lo quiere cambiar, llegue el gobierno que llegue. Eso sí, cada presidente suele invitar a la delegación a Los Pinos -o Palacio Nacional- para recibirla con honores, pero antes se les negaron los recursos, o se les dieron a cuentagotas, para ir bien preparados a representarnos.

Sabido es que uno de los factores más dañinos para el florecimiento del deporte son las mafias de los clubes o las asociaciones deportivas, pues solamente favorecen a quien les interesa y dejan a otros talentos fuera, reparten los recursos a discreción y afectan a quienes tienen capacidad de sobra, pero no están en las preferencias del momento, obligan a participar a los atletas en condiciones muy adversas frente a sus rivales, entre un largo etcétera de malas prácticas; ejemplos hay miles a través de la historia de las competencias de élite en nuestro país.

Y todo sigue igual, incluso peor, pese a la llegada del gobierno de la Cuarta Transformación y de la presencia de una campeona olímpica al frente de la Comisión Nacional del Deporte. No olvidamos que Ana Gabriela Guevara es la más importante figura femenina del atletismo mexicano en la historia, como campeona mundial en la especialidad de los 400 metros planos y medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Sidney en el año 2000.

Por su trayectoria tan deslumbrante y experiencia competitiva, por las múltiples vicisitudes que pasó para alcanzar la gloria deportiva, se esperaba que Ana Guevara pusiera orden en las instituciones deportivas y pudiera alcanzar un mejor nivel el deporte nacional, pero no se han visto cambios positivos y esta era, precisamente, la mejor oportunidad para demostrar empatía hacia sus colegas de diversas disciplinas.

Al contrario, los escándalos de corrupción en la Conade, malos tratos a deportistas de élite e infortunios en competencias internacionales, han sido sistemáticos durante su administración y todo esto se refleja en las pistas de atletismo, las plataformas de clavados, los campos de juego, donde poco nos han favorecido, esta vez menos que nunca, los resultados.

En pocas palabras, la Conade, el Comité Olímpico Mexicano, las federaciones deportivas, las asociaciones y a cada una de las instancias deportivas han fallado, no funcionan ya. Los escasos triunfos se deben al esfuerzo personal de los deportistas, sus familias y sus entrenadores, en tanto que los dirigentes de estas instituciones se allegan jugosas ganancias y reconocimientos inmerecidos.

Debe admitirse que hemos dado un paso atrás en el deporte, cuando no es talento lo que nos falta. La marcha, el boxeo, el taekwondo, clavados, el tiro con arco de los últimos años, todo ha ido en franca reversa y eso provoca frustración, más en momentos que el deporte es una ventana a la esperanza y que estos juegos fueron tan atípicos. Tokio nos ha dejado puras decepciones y una que otra desvelada también. No es Justo.

COLMILLOS Y GARRAS

BAJÓ AYER A 21 la incidencia de nuevos casos positivos de Covid-19 en relación a los últimos días, en que no descendía de 200 esa cifra. Sin embargo, esto no significa que ya estemos fuera del riesgo de retroceso en las actividades sociales y económicas... EN LOS ESPACIOS que permiten las lluvias, las dependencias correspondientes siguen realizando trabajos de bacheo y recarpeteo en diversas zonas de la ciudad. Ayer el alcalde Jorge Salum estuvo presente en el arranque de trabajos de mantenimiento del monumento a Cuauhtémoc y la vialidad adjunta... Y RESULTA QUE este lunes acudieron a vacunarse mil personas no programadas, lo cual propició desorden y retrasos. La recomendación es que acudan a vacunarse solamente quienes están convocados oficialmente al módulo de la Fenadu.

Twitter @rubencardenas10

Sólo desveladas y frustraciones nos ha dejado Tokio 2020
Sólo desveladas y frustraciones nos ha dejado Tokio 2020

Editoriales, LA RAYA DEL TIGRE

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales