Editoriales / Aleatoria.

El jolgorio político y la tragedia de las niñas y niños indígenas

Vida pública

JESÚS MENA VÁZQUEZ, , actualizada 08:42 🕚
El jolgorio político y la tragedia de las niñas y niños indígenas

Desde hace un par de semanas he venido publicando en este espacio comentarios respecto a la inminente designación de candidatas y candidatas a los diferentes puestos de elección popular que estarán en juego el 5 de junio de 2022, en los que se renovarán ayuntamientos y también se elegirá a quien gobierne el estado durante los siguientes seis años.

Ante este escenario se han visto muchos movimientos de diferentes actores que militan en los distintos partidos políticos, el escenario político muestra la efervescencia que existe por la próxima contienda electoral, sin embargo, la realidad nos obliga a ver de frente los problemas que siguen ahí, aunque no sean temas de la conversación política en estos tiempos de definiciones.

La pobreza y vulnerabilidad que día con día viven los habitantes de la zona indígena del estado, esa que quienes vivimos en las ciudades no alcanzamos a percibir y de la que los gobernantes y políticos quieren desentenderse, esperando que la siguiente persona en el cargo atienda el problema, acaba de cobrar otra víctima.

Si la práctica de administrar los problemas en lugar de resolverlos fuera un deporte, los políticos mexicanos seguramente estarían en el medallero olímpico. La desnutrición, principalmente de menores de edad, en la zona indígena de Durango es un problema que lleva décadas y se recrudece en las crisis económicas, en las que los ya de por sí mermados ingresos que reciben esas familias se reducen aún más.

Hace unos días se publicó en las páginas de El Siglo de Durango la lamentable noticia de que un bebé de siete meses que habitaba en la zona indígena del estado falleció por desnutrición, ya que la madre, seguramente sin contar con la alimentación adecuada, no pudo proveerle de leche materna al menor de edad.

Desde hace años se han publicado en El Siglo de Durango noticias acerca de la muerte por desnutrición de niñas y niños indígenas. Desde hace años personas de la sociedad civil que trabajan en comunidades indígenas han denunciado los niveles de pobreza extrema y vulnerabilidad en la que viven sus habitantes.

Nada de esto es nuevo para los funcionarios de cualquiera de los tres niveles de gobierno, independientemente de que sean electos o designados, todos están enterados de la situación por la que pasan los pueblos indígenas del estado desde hace décadas. También saben perfectamente que las crisis económicas recrudecen los efectos de la pobreza y vulnerabilidad en la que ya de por sí viven, aunado a que en los últimos años la inseguridad y la violencia provocada por el crimen organizado hace aún más difícil la vida en la región.

Aun teniendo conocimiento de esta situación, cada nivel de gobierno, en el ámbito de su competencia, ha decidido no realizar intervenciones concretas para atacar el problema de la desnutrición infantil en la zona indígena y cada cierto tiempo los medios de comunicación vuelven a publicar notas acerca de la muerte de otro (u otra) menor de edad por desnutrición. Los fallecimientos que llegan a las páginas de los medios de comunicación seguramente son los menos, seguramente la cifra negra de menores de edad muertos por desnutrición en la zona indígena del estado es mayor.

La tragedia de morir por desnutrición antes de tener conciencia de lo que sucede atenta contra el derecho humano más elemental que debería velar el estado mexicano: el derecho a la vida.

En estas épocas de jolgorio político, todos los aspirantes a un cargo de elección popular, más aún quienes aspiran a la máxima magistratura del estado deberían preguntarse para que quieren ocupar el cargo. Hechos tan lamentables como la muerte de un bebe por desnutrición ponen de manifiesto la falta de capacidad de los tres niveles de gobierno para cuidar los más elementales derechos humanos de sus ciudadanos.

Twitter:@jesusmenav

El jolgorio político y la tragedia de las niñas y niños indígenas
El jolgorio político y la tragedia de las niñas y niños indígenas

Editoriales, VIDA PÚBLICA

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales