Editoriales / Aleatoria.

¡Fuera máscaras!

José Santiago Healy, , actualizada 07:38 🕚
¡Fuera máscaras!

Si usted es de aquellos ciudadanos que todavía duda de la intención del presidente López Obrador de implantar en México un sistema socialista al estilo de Venezuela, Nicaragua y Cuba, más vale que despierte de su letargo y se ponga en alerta.

La reciente gira del primer mandatario por países centroamericanos, pero en especial por la isla caribeña, arrojó indicios de lo que ya no es posible ocultar en nuestro país.

Paso a paso la llamada Cuarta Transformación avanza en su propósito de controlar la voluntad de los mexicanos a través de los programas de subsidios para jóvenes, ancianos y las clases populares.

Al mismo tiempo López Obrador ha otorgado al Ejército Mexicano y a la Marina canonjías y responsabilidades nunca vistas en la historia de México con la evidente intención de mantenerlos de su lado y evitar un futuro golpe de estado. Bajo el lenguaje presidencial, diríamos que generales y almirantes están bien "maizados". El gobierno morenista ha emprendido una guerra frontal en contra de los medios independientes con el ánimo de socavar su credibilidad y minar de paso su integridad física.

Suman once los periodistas asesinados a lo largo de este año, cantidad por demás alarmante e inusitada en la historia reciente. De agravarse esta hostilidad no faltará mucho tiempo para que periodistas de prestigio tengan que emigrar al extranjero por su seguridad como ocurrió en su momento en Venezuela y Cuba.

Una acción más que revela el autoritarismo de López Obrador es su obstinación en desmantelar el Instituto Nacional Electoral para suplirlo con un grupo de consejeros a modo que simpaticen con Morena y con la continuidad de la Cuarta Transformación.

Todo lo anterior sucede cuando el país afronta uno de los momentos más complicados del presente siglo: crímenes sin ton ni son, economía postrada, inflación al alza, escasez de empleos, inversiones estancadas y un desánimo en amplios sectores de la sociedad mexicana. Ahora López Obrador aprovecha su viaje a Cuba para redoblar su oposición a una Cumbre de las Américas sin la presencia de los dictadores Daniel Ortega, Nicolás Maduro y Miguel Díaz Canel, presidentes de Nicaragua, Venezuela y Cuba, respectivamente.

Cuando las invitaciones a la reunión a celebrarse del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, California, ni siquiera se han distribuido, López Obrador exige al presidente Joe Biden que incluya a todos los mandatarios de América y amaga con no asistir si se excluye a sus colegas gobernantes.

En tanto el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, sostuvo que su país no planea invitar a la cumbre a los países que "falten al respeto a la democracia", posición que Estados Unidos sigue tradicionalmente por respeto a la ciudadanía norteamericana que no tolera los abusos contra los derechos humanos y contra el régimen de libertades. Pero Nichols explicó que la decisión final no ha sido tomada y que será la Casa Blanca la que finalmente decida al respecto. En la última cumbre celebrada en el 2018 en Perú no fue invitado Nicolás Maduro de Venezuela mientras que en el 2015 en Panamá fueron invitados los dirigentes de todos los países del continente.

Todo indica, pues, que López Obrador intenta formar un bloque latinoamericano de izquierda y meterse en las patas de los caballos con resultados imprevisibles y por demás riesgosos.

Para colmo el tabasqueño llegó de Cuba con la novedad de que traerá a México 500 médicos especialistas cubanos ante una aparente falta de personal en nuestro país y convino además con la isla caribeña un contrato de vacunas Abdala para aplicarse a niños menores de 12 años.

El doctor Fernando Gabilondo Navarro, ex director del Instituto Nacional de Nutrición, criticó la llegada de doctores cubanos cuando en nuestro país existen más de 52 mil médicos sin empleo y sostuvo que aplicar vacunas Abdala a menores será un crimen porque no están debidamente certificadas.

¿Así o más claro? ¿Ahora si se entiende a dónde quiere llevar AMLO a México?

Noticia final...

Esta semana aumentó a once el número de periodistas asesinados en México durante el 2022. Luis Enrique Ramírez, columnista político del diario El Debate de Culiacán, Sinaloa; Yesenia Mollindo, directora del portal El Veraz; y Sheila Johana García, reportera del mismo medio, se sumaron a la escalada de violencia que viven los trabajadores de los medios de comunicación en nuestro país. ¿Y las investigaciones oficiales y los culpables de tales crímenes?

Comentarios a [email protected]

¡Fuera máscaras!
¡Fuera máscaras!

Editoriales, JOSÉ SANTIAGO HEALY

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Es tendencia

Noticias recientes

Más notas de Editoriales