Editoriales / Aleatoria.

¿Y los derechos de niños migrantes "no acompañados"?

Enriqueta Cabrera, , actualizada 04:32 🕚
¿Y los derechos de  niños migrantes

Muy grave debe ser lo que ocurre en los lugares de origen de donde provienen miles de niños "no acompañados" que cruzan territorio mexicano para llegar a Estados Unidos: sin duda, existen problemas sociales extremos para que las familias tomen las riesgosas decisiones que conllevan las migraciones de niños y niñas "no acompañados". Hay dramas humanos y familiares en el origen, que se prolongan en el peligroso, doloroso e incierto tránsito para llegar a Estados Unidos.

La migración infantil y de adolescentes no deja de crecer, si se considera que, conforme a la estadística de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, el número de niñas y niños que arriban solos a ese país se ha multiplicado más de cinco veces entre octubre de 2017 y abril de 2022. De una cifra superior a los 2 mil "encuentros" mensuales: los últimos datos registran más de 12 mil casos.

La niñez migrante no acompañada es la población en movimiento desde México y en tránsito por nuestro país, bajo las situaciones más vulnerables y dramáticas. Desde la perspectiva del marco jurídico vigente, en particular, la niñez migrante no acompañada, en su conjunto queda tajantemente expropiada de sus derechos.

"El promedio mensual de arribos a la frontera sur de Estados Unidos, entre enero y abril de 2022, es de más de 4,500 niñas y niños en el caso de Guatemala". A todo ello hay que agregar que entre la niñez migrante hay explotación por organizaciones criminales y redes de complicidad que lo instrumentan y se nutren del flujo migrante. De manera que lo crudo y rudo puede convertirse también en ataques de gran crueldad para la niñez migrante.

"Los niños y niñas migrantes viven situaciones que debieran ser atendidas con urgencia, sobre todo porque se trata de niños o niñas no acompañados. ¿Acaso no es urgente y prioritaria la atención a la niñez migrante? ¿o simplemente se suma lo que no se observa y por lo mismo no se atiende ni se asumen responsabilidades que corresponden? Se trata de algo muy serio y muy delicado que no puede simplemente dejarse pasar", afirma contundente.

"Lo que hace falta se llama voluntad política. Es relativamente sencillo identificar los lugares precisos de origen de los flujos migrantes para, sobre esa base, implementar las acciones de protección y prevención necesarias. Sólo se requiere voluntad y el compromiso genuino que no siempre existen, a pesar de que lo requieren niñas y niños que seguramente no tuvieron en su horizonte migrar y menos en esas condiciones, dramáticas y traumáticas.

"México y Guatemala tienen la mayor responsabilidad en la construcción de soluciones efectivas que protejan a la niñez migrante. La falta de recursos no puede encubrir la inacción: los rostros de las niñas y niños tallados por las heridas de la migración no pueden ser soslayados por los gobiernos". La responsabilidad de México es aún mayor, por la protección a los niños y niñas que atraviesan territorio nacional. ¿Quién los protege y cómo en su seguridad?

(Agradecimiento al Doctor Tonatiuh Guillén, profesor e investigador del PUED de la UNAM, quien fue Comisionado del Instituto Nacional de Migración).

¿Y los derechos de  niños migrantes
¿Y los derechos de niños migrantes "no acompañados"?

Editoriales

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Es tendencia

Noticias recientes

Más notas de Editoriales