Editoriales / Aleatoria.

'Fake news', peligro mortal

NOTA AL MARGEN

CITLALLI ZOÉ SÁNCHEZ, , actualizada 07:23 🕚
'Fake news', peligro mortal

El audio comenzó a circular vía WhatsApp de celular en celular. "Les suplico que tengan mucho cuidado. Hace tres días robaron a un niño aquí en el municipio de Ocozingo. Por favor familia, tengan cuidado con los niños, se los suplico. Ahí si pueden pasarle el aviso a los demás. A este niño le quitaron sus órganos y lo dejaron tirado ahí, miren. Por favorcito cuiden bien a sus hijos, y cuando vean que estén subiendo niños arriba de carros, que griten los niños, ayúdenlos por favor. No permitan que esto pase familia. Reenvíen el audio porque esto sí es verdad. Sí es verdad que acaban de cerrar ahorita el paso aquí en "La Gallera" porque al parecer la camioneta que se llevó a los niños, aún no sale de Cuamila, entonces la andan buscando".

Alertados por el audio, los habitantes de la comunidad de Papatlazolco en Huachinango, Puebla, cayeron en una histeria colectiva que terminó en el linchamiento del joven abogado Daniel Picazo, a quien acusaron infundadamente de ser un secuestrador de niños.

Este tristísimo caso es un motivo más para alertar sobre las "fake news" o noticias falsas que abundan por las redes sociales y cuyo principal objetivo es desestabilizar, amedrentar, aterrorizar, provocar rencillas y enconos o afectar a cierto personaje político, entre otros oscuros fines.

Dado el alcance de la actual tecnología, difundir información falsa, sesgada o alterada, es muy riesgoso pues puede impactar negativamente en una comunidad entera, en la salud, en la economía, en la seguridad, o fomentar (y querer justificar) un asesinato, como lo fue el caso de Daniel.

De acuerdo a algunos analistas, una "fake news" se difunde seis veces más rápido que una real, y la vía más ineludible es precisamente, WhatsApp.

Como país estamos inmersos en una fuerte crisis de inseguridad. La violencia se desborda, el miedo crece. Aunado a lo anterior, la situación económica se complica y las familias resienten la pérdida de su poder adquisitivo. Por si fuera poco, la pandemia de Covid-19 continúa, el duelo por los seres queridos que fallecieron a causa de la enfermedad es reciente y cada día vemos el anuncio de nuevas enfermedades.

Nos encontramos en un estado de vulnerabilidad para ser engañados o manipulados con las "fake news" y, si bien, en la actualidad existen organismos que enfocan sus esfuerzos en verificar los datos para en su momento desmentirlos, es indispensable que como parte de la población tomemos medidas para romper la cadena de desinformación.

Tome en cuenta que las noticias falsas por lo general utilizan un contenido con alta carga emocional o ideológica (ya sea religiosa, política, entre otras), por eso es tan fácil que se propaguen sin control alguno. De allí que cuando se reciba un mensaje de dudosa procedencia es indispensable que nos tomemos un tiempo para reflexionar si es o no real o vale la pena compartirlo.

Ponga atención a las fechas, la fuente que se cita, cheque los titulares, si son muy alarmistas o dramáticos es probable que no sea verdad, verifique la ortografía, formato y gramática. Si es un enlace, coteje la URL. En el caso de los videos o fotografías, recuerde que ahora es relativamente sencillo editarlas o alterarlas. Si es una noticia real, es muy probable que esté en varios medios de comunicación formales, puede visitar otros portales para corroborarlo.

Estamos inmersos en la infomedia, definida como la sobreabundancia de contenidos, muchos de estos falsos o engañosos, por eso debemos ser precavidos.

Las redes sociales son parte de nuestra vida, nos permiten estar en contacto permanente con las personas alrededor del mundo, además, ahora se puede conocer lo que sucede en tiempo real mediante los celulares y contribuir o apoyar diferentes causas de manera digital. Su uso implica una enorme responsabilidad, es un arma de doble filo, aunque la mayoría de las personas no está consciente de eso.

PUNTO Y APARTE.- En próximas semanas, se hará la inauguración del primer Jardín Etnobiológico Estatal de Durango (JEED), un proyecto que fue financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El jardín etnobiológico tiene como propósito divulgar la interconexión que hay entre los pueblos y su ecosistema, en especial su vegetación. Para este proyecto se trabajó por varios meses con comunidades indígenas tepehuanas, recopilando su conocimiento.

El espacio del Jardín está ubicado por la zona de la alberca Olímpica 450, abarca 2.9 hectáreas y contempla un programa de educación medio ambiental para todas las edades. Sin embargo, es una pena que aún no abran sus puertas formalmente y ya fueron víctimas de la inseguridad, pues les hicieron un hoyo en uno de sus ventanales. Por suerte, no les robaron material ni equipo.

Esperemos que, una vez en operaciones, la ciudadanía lo valore y lo cuide, pues el medioambiente es un asunto de la mayor importancia. Resulta urgente la divulgación del conocimiento en esta materia.

Nos leemos en Twitter: @citlazoe

'Fake news', peligro mortal
'Fake news', peligro mortal

Editoriales, Nota al margen

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Es tendencia

Noticias recientes

Más notas de Editoriales