Editoriales / Aleatoria.

Habilidades blandas

Diálogo

YAMIL DARWICH, , actualizada 07:23 🕚
Habilidades blandas

Es posible que usted esté orgulloso por la graduación de preparatoria de algún ser querido; felicidades, son privilegiados -padres/hijos- entre millones de mexicanos que no alcanzan, al menos, cursar la educación secundaria.

Pasado el festejo, corresponde tomar la decisión sobre cuál universidad elegirán para que estudie el chamaco; desde luego que hay imponderables, caso de la oferta académica y cuál institución se le acomoda, según sus posibilidades económicas, pensando en algunas particulares.

También participan otros factores secundarios, caso de las distancias, el medio de transporte con que cuenta y -pocas veces contemplado- la seguridad que la institución ofrece. La ubicación geográfica también es de tomarse en cuenta para decidir.

Lo verdaderamente importante, ocasionalmente lo dejamos de percibir por falta de información o la influencia de familiares que nos aconsejan, según su experiencia.

En La Laguna, tenemos decenas de instituciones; algunas de muy alta calidad, que compiten en el medio nacional e internacional; otras, ´medianeras´, que únicamente cumplen con instruir y no educan; otras más, cobran poco, pero no ofrecen futuro.

Le advierto: tenga cuidado con los promotores de todas ellas -buenas y malas- nunca le dirán las deficiencias que viven, a menos que usted pregunte y, para ello, necesita estar informado.

Existen criterios para evaluar a las universidades: van desde su construcción, servicios básicos, laboratorios y/o talleres con su capacidad para desarrollar competencias profesionales, instalaciones deportivas y alternativas de formación artístico/cultural -también poco preguntado- y si cuentan con personal capacitado para el servicio. Muchas de ellas tienen espacios deportivos y culturales improvisados, sin profesores que vigilen el buen aprendizaje.

Es importante investigar sobre el profesorado: su formación académica, experiencia profesional, frente al aula, edades y sobre todo su calidad humana. Pregunte y busque evidencias de lo que le ofrecen, piense que usted es "el cliente" y tiene derecho a saber, ya que de ello dependerá la calidad profesional del graduado.

Anteriormente, los universitarios hablábamos de "competencias y habilidades", refiriéndonos a los conocimientos desarrollados para servir en cada medio profesional y, además, su posible inserción en el medio social y productivo. Los expertos hacen grandes desgloses de todas ellas en las evaluaciones que hacen para calificarlas.

Hoy día se habla de las "habilidades blandas", también llamadas "habilidades del siglo XXI" y que van más allá del simple conocimiento técnico/profesional; buscan desarrollar en los universitarios disposiciones e intereses para su inclusión positiva y participativa en el medio social. Formación integral.

Son muy importantes las emociones de sujetos que serán sometidos a fuertes presiones y requerirán del temperamento adecuado. Recuerde que la personalidad se construye en los primeros años de la vida, aunque sabemos que podemos "moldearla" con apoyo profesional y orientación para resolver problemas. Le llaman talleres emocionales, sociales, de sensibilidad, desarrollo humano, etc.

Para tener éxito en el siglo XXI, es necesario saber "qué, cómo y con qué hacer las cosas", pero importantemente deben incluir el ¿para qué? y en eso ayudan los cursos en cuestiones como: desarrollo de capacidades de liderazgo; pensamiento crítico; influencia positiva social y profesional; creatividad; habilidades y destrezas para solucionar problemas; toma de decisiones; aprendizaje activo y autodidacta; innovación; saber definir y desarrollar proyectos productivos; tener disposición e iniciativa para involucrarse positivamente en los problemas de su comunidad; conciencia de responsabilidad social; visión proyectiva; resiliencia; flexibilidad, cultura general, etc., todos orientados a formar personas de bien. ¿Los ofrecen?

Aprender un segundo y mejor aún un tercer idioma es imprescindible para el profesional del presente siglo. No tener tal requisito es pasar a un segundo plano al buscar trabajo. ¿Tienen Centro de Idiomas?; le recomiendo mandarín.

Es difícil investigar para quien no está inmerso en educación, pero hay algunos "tips" importantes:

Pregunte si tiene reconocimiento de ANUIES, le dará seguridad. Existen otras organizaciones secundarias, algunas manipuladas con intereses corporativos.

Pida que le muestren las instalaciones y pregunte ¿quién, qué y cómo? atienden los servicios.

No dude en abordar a algunos maestros y estudiantes; sus respuestas le darán mucha luz, incluido el lenguaje que utilizan; observe el corporal, su vestuario y ese contacto que establecen con la mirada, de frente y que dice mucho.

Pregunte por costos extraordinarios -la letra chiquita de los embaucadores- y compare precios. Algunos servicios, mayormente los extraordinarios, requieren de un pago extra, pero nunca deberán ser obligatorios para el estudiante. Por ejemplo: poder hacer uso de alberca o gimnasio, pero solamente si los quiere utilizar y es posible incluirlos en su presupuesto familiar.

Los costos deben ser adecuados a sus posibilidades; piense que siempre existirán otros como libros, compra de materiales -medicina y arquitectura son ejemplos- viajes de estudio, transporte, etc. Considérelos antes de tomar la decisión que luego abandonaría por impagable.

Si usted está buscando escuela, le recomiendo pregunte, investigue con otros que saben y considere éste "Diálogo" como una opinión más. ¿Acepta?

[email protected]

Habilidades blandas
Habilidades blandas

Editoriales, Dialogo

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Es tendencia

Noticias recientes

Más notas de Editoriales